María Juliana Ruíz, la compañera de vida de Duque

17 de junio del 2018

María Juliana acompaña a Duque desde hace más de 15 años.

María Juliana Ruíz, la compañera de vida de Duque

María Juliana Ruíz es la mujer que desde hace más de 15 años camina de la mano del candidato presidencial Iván Duque, la madre sus hijos, la persona que lo llevó a vivir las más grandes aventuras y posiblemente será la primera dama de Colombia.

Es hija única, formada con los valores de una familia amorosa y de un colegio femenino de religiosas de Bogotá, en el que destacó no solo como una gran estudiante, sino como una mujer generosa y trabajadora.

Su historia con Iván Duque empezó desde que eran muy jóvenes: tenían 15 años, y se habían cruzado en un par de ocasiones por amigos en común. Pero no fue sino cuando de forma casual, esperando el bus en el mismo paradero, él se acercó, mientras María Juliana leía un libro que ella no recuerda cuál era pero él sí y empezaron a conversar. Un acto aparentemente simple que quedó grabado en la memoria de los dos hasta el presente.

Foto: Cortesía

Semanas más tarde se vieron en una fiesta, a la que Juliana no quería ir porque no acostumbraba a acudir a dichos eventos pero su madre insistió fuera. De esa noche, más que celebración, recuerda la conversación de largas horas que poco a poco los enganchó. Tanto así que al llegar a su casa le dijo a su madre que había conocido al padre de sus hijos. Su madre le pidió que no dijera palabras ociosas, sin saber que hasta el día de hoy sería su yerno.

Poco tiempo después iniciaron su relación y desde ese día María Juliana acompañó a Iván en las diferentes facetas de su vida. Una de ellas, fue en su juventud cuando tenía su banda de rock, en la que era vocalista.

La relación tuvo varias pausas en el camino, pero la conexión que tenían los llevó a crecer juntos. Al finalizar la carrera de Derecho en la Universidad Javeriana, época que Juliana asegura que gozó al máximo, viajó a París donde estudió y tuvo varios trabajos. Fue mesera, dictó clases de salsa ya que es una apasionada por el baile y la música, entre otros oficios.

Ha sabido aprovechar sus experiencias internacionales en lugares como la OEA, donde trabajó por más de once años, labor que supo nutrir con su creatividad innata y su sensibilidad por el compromiso social. Apalanca la consecución de resultados positivos con su formación en leyes, su habilidad para resolver problemas, y su capacidad para pensar estratégicamente y planificar a largo plazo.

Foto: Cortesía

María Juliana describe a Iván Duque como un hombre detallista que la conquistó con canciones y regalos en los momentos menos esperados, además de su sentido del humor “fino y picante”. Así se robó su corazón hasta que el 15 de febrero de 2003 se casaron en Washington, tres meses después de que Iván pidiera su mano en matrimonio. “Vivimos allá durante 13 años y construimos una familia cinco años después cuando nació Luciana que ahora cumplió 11, Matías 7 y Eliosa 6”.

Durante el proceso de campaña, María Juliana ha sido una admiradora de las cualidades que tiene su esposo para liderar el país. “Iván es un ser humano transparente, entretenido, con un capacidad intelectual muy grande, pero no deja de ser sencillo y bueno. Siempre he sido consciente del hombre con el que me casé y sé de las cualidades que tiene para ser Presidente en Colombia”.

La campaña no fue solo de Iván Duque. María Juliana lo acompañó en los recorridos que realizó en toda Colombia. Como primera dama, su mayor interés es enfocarse en la primera infancia, la educación y seguridad de los niños del país: “Tengo esa voluntad y deseo ser efectiva y ejecutar en favor y beneficio de los colombianos. El abuso y los temas de los niños me conmueven mucho, aún no entiendo cómo una persona puede hacerles daño. Si tuviera la oportunidad me gustaría aportar desde allí, desde la niñez y educación”.

Es una mujer sensible, carismática y trabajadora que anhela, de la mano de Duque llegar a la Casa de Nariño para ser la próxima pareja presidencial.

Vea la entrevista completa aquí:

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO