“Si fuera colombiano…yo también votaría por el sí” Vargas Llosa

18 de septiembre del 2016

El Nobel peruano apoya el Sí con su mejor arma: las letras.

“Si fuera colombiano…yo también votaría por el sí” Vargas Llosa

Otro líder, otro intelectual, otra voz importante que se le suma al SÍ por el plebiscito para refrendar los acuerdos logrados en La Habana entre Farc y Gobierno. Ahora es el Nobel de literatura Mario Vargas Llosa, que sin ser colombiano, dice en una columna que si fuera colombiano, y pudiera votar, también votaría por el sí.

Lea también: Pirry desmiente montajes por el No al plebiscito que han hecho con su imagen.

Vargas Llosa confiesa en su artículo de opinión escrito para El País de España que él, hasta hace poco, agradecía no tener que votar el plebiscito para la refrendación de los diálogos. Dice que analizando la situación hasta hace poco de tiempo habría sido un colombiano indeciso.

Lea aquí: Famosos hablan de si apoyan o no el plebiscito.

Pero el escritor peruano que hoy le dice SÍ al proceso con convicción, dice que la seguridad para apoyar como extranjero los acuerdos de paz que se lograron en Cuba se la dio un colega suyo que sí puede votar porque es colombiano y víctima de la violencia, el escritor y columnista antioqueño Héctor Abad Faciolince.

El Nobel en su columna que escribe para El País de España, que tituló “El precio de la paz”, dice que el artículo de Faciolince “es una de esas rarezas que ayudan a ver claro donde todo parecía borroso” y asegura que la impresión que ese texto ha causado en él, lo acompañará por mucho tiempo.

El peruano no asegura que el acuerdo funcione pero dice que. “La única manera de saberlo es poniéndolo en marcha, haciendo todo lo posible para que lo acordado en La Habana, por difícil que sea para las víctimas y sus familias, abra una era de paz y convivencia entre los colombianos”, y pone como ejemplo procesos de paz como el que se hizo en Irlanda del Norte, en donde “los antiguos feroces enemigos de ayer, ahora, en vez de balas y bombas, intercambian razones y descubren que, gracias a esa convivencia que parecía imposible, la vida es más vivible y… se ha abierto una era de progreso material para el país…” El escritor también habla delos procesos de paz que se firmaron en El Salvador y en Guatemala, donde desde entonces salvadoreños y guatemaltecos viven en paz.

“El aire del tiempo ya no está para las aventuras guerrilleras que, en los años sesenta, solo sirvieron para llenar América Latina de dictaduras militares sanguinarias y corrompidas hasta los tuétanos. Empeñarse en imitar el modelo cubano, la romántica revolución de los barbudos, sirvió para que millares de jóvenes latinoamericanos se sacrificaran inútilmente y para que la violencia —y la pobreza, por supuesto— se extendiera y causara más estragos que la que los países latinoamericanos arrastraban desde hacía siglos”, dice el Nobel peruano.

Vargas Llosa es optimista y dice en su columna que estos acuerdos pueden llegar acompañados de un desarrollo económico que tal vez podrían verse en corto plazo, aduciendo que pese a la violencia política que vive el país, Colombia es uno de los países que tiene una de las economías más prósperas en América Latina, donde la guerra civil no ha desmantelado el Estado de derecho y la legalidad.

Lea aquí la columna completa del Nobel Vargas Llosa.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO