El hombre de la carreta literaria ya es bachiller

14 de diciembre del 2017

Martín Murillo va por Cartagena fomentando el gusto por la lectura

El hombre de la carreta literaria ya es bachiller

Martin Murillo es un hombre moreno, alto y delgado. Va por las calles de Cartagena con una carreta llena de libros. Dice que su profesión es PPL 724/365, que significa “Prestador y Promotor de lectura los 7 días de la semana, los 24 horas del día, los 375 días del año”.

A partir del 2003 emprendió su tarea: llevar libros a todos lados. Entonces era vendedor ambulante. “La lectura es como la mamá de uno: siempre está ahí presente. Siempre te va a querer. Siempre te va a recibir a la hora que sea, donde sea”.

Todo lo que gana como vendedor ambulante lo dedica al objetivo de promover la lectura. Durante largas horas, la Carreta se estaciona en el Parque Bolívar y presta libros al que lo pida: estudiantes, turistas, transeúntes, niños, adultos, hombres, mujeres.

Una tarea tan importante, tan desproporcionada y valiente, como toda tarea de esa clase, y en Colombia, se ve cada día frente a retos de todo tipo. En noviembre, por ejemplo, le robaron más de 100 libros mientras iba en una camioneta para un colegio en Cartagena. “Espero que les sirva para algo porque lo que se llevan es conocimiento” –dijo en aquella ocasión.

Pero no todo son problemas. Detrás de cada paso que da Martín con su carreta, hay muchas personas dispuestas a apoyarlo. Y como reconocimiento a su tarea, el Colegio Olga Gonzáles Arraut le otorgó el título de Bachiller honoris causa.

Foto: Cortesía Reinado Nacional de Belleza

Se le reconoce “su cultivado espíritu de superación personal y a los significativos aportes a la niñez y juventud de Cartagena y del departamento de Bolívar, como promotor de lectura”.

Para la institución, “Martín es un ejemplo de valor y disciplina para superar las adversidades. A pesar de haber cursado solamente los estudios de primaria, desde muy niño desarrolló la afición por la lectura, hasta convertirla en toda una pasión”.

Destacan el esfuerzo que Martín hizo por superarse a través de la lectura. Desde sus días de vendedor ambulante siempre tuvo un libro en la mano, que leía en sus ratos libres lo que lo impulsó, y con el apoyo de la Fundación Gabriel García Márquez y el Concurso Nacional de Belleza “cambió su mercancía por una carreta de libros que comenzó a empujar por calles y plazas de Cartagena; de manera escalonada pasó a promover la lectura en colegios de la ciudad y del departamento, luego a atender invitaciones en diferentes ciudades del país y después a asistir a Ferias de libros en diferentes países”.

Las directivas del colegio decidieron “exaltar la experiencia de Martín Murillo cuyas actividades están en sintonía con el proyecto Escuela-biblioteca, que orienta su misión formadora incentivando la lectura entre sus 1.200 estudiantes en tres jornadas. El contacto de los niños y jóvenes con los libros se da en cada pasillo del colegio, y la promoción de la lectura trasciende a la comunidad mediante una estrategia denominada ‘el picó lector’, a la que se ha integrado activamente Martín, a quien su pasión por los libros le hizo merecedor del primer título de bachiller Honoris Causa que otorga la institución”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO