Mayer Mizrachi, el creador de startup Criptext

31 de julio del 2018

Desde niño Mayer Mizrachi, el panameño que ha llegado a las portadas y publicaciones más famosas en el área de negocios y tecnología por la aplicación Criptext, tuvo fascinación por las interacciones electrónicas y se aferró más a ellas cuando le diagnosticaron vasculitis, una enfermedad que le impidió realizar actividades de un chico de su […]

Mayer Mizrachi, el creador de startup Criptext

Lauren Kallen

Desde niño Mayer Mizrachi, el panameño que ha llegado a las portadas y publicaciones más famosas en el área de negocios y tecnología por la aplicación Criptext, tuvo fascinación por las interacciones electrónicas y se aferró más a ellas cuando le diagnosticaron vasculitis, una enfermedad que le impidió realizar actividades de un chico de su edad.

“Diría que todo comenzó con el Super Nintendo, luego la fascinación se convirtió en pasión cuando empezaron mis problemas de salud. Severas dificultades creciendo, me privaron de hacer actividades físicas normales, porque básicamente no tenía sistema inmune y el óseo era muy débil”.

Fue en ese momento difícil cuando el panameño se interesó más en la tecnología y a su vez comenzó un recorrido por diferentes tratamientos y estudios a los 11 años.

Cuando Mayer alcanzó su mayoría de edad fue dado de alta, pero a su vez también diagnosticado con un problema neurológico, que le causaba convulsiones, por la que los médicos llegaron a la conclusión de que cada diez años su condición evolucionaba.

Sin perder el tiempo, se graduó en Finanzas y Economía en la American University, y realizó una maestría en Finanzas, obteniendo la máxima calificación.

En el año 2013, nació Criptext como una aplicación de mensajería encriptada cuando no existían plataformas seguras.

“Contratamos nuestra aplicación al Estado de Panamá exclusivamente y eso nos restringió de hacerle cambios o distribuir masivamente el software. Por esa razón, en 2014 nos reenfocamos en correos encriptados. Resultaba que el mundo entero estaba moviéndose para Gmail, inclusive las empresas y se nos ocurrió crear la primera herramienta que te permitiera enviar correos encriptados desde Gmail. En 2015 levantamos $500.000 de capital semilla en Nueva York y finalmente lanzamos Criptext for Gmail”.

No todo fueron éxitos, en diciembre de 2015, mientras se disponía a pasar unas vacaciones en Colombia, llegó directamente a ser un huésped en el centro penitenciario La Picota en Bogotá, en el que permaneció seis meses.

Entre las experiencias que pudo destacar mientras estuvo preso en Colombia, fue que Forbes escribió una publicación sobre él y Criptext, la cual fue leída mas de 100.000 veces alrededor del mundo.

“Un inversionista altamente reconocido en Silicon Valley leyó la publicación un año después y me contactó. Hoy en día esa persona es mi inversionista. No hay mal que por bien no venga”, resaltó Mizrachi.

Seis meses después de estar en La Picota, Mayer salió de la cárcel, situación que causó dudas e hizo que se denunciara penalmente al director de la prisión colombiana, Fabio Becerra por supuesto prevaricato en el caso.

A su vez la Cancillería colombiana reaccionó a través de un comunicado en donde se investigarían las razones por las cuales Mizrachi recobró su libertad, sin ser puesto a disposición de Migración Colombia.

“Correspondía al Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) dejarlo en libertad y ponerlo a disposición de la Unidad Administrativa Especial Migración Colombia en cuanto se había informado previamente, por parte de esa Unidad al INPEC, que contra el señor Mizrachi estaba vigente una orden de expulsión del territorio nacional”.

Luego de ser extraditado, Mizrachi Matalón conserva obligatoriamente como medida cautelar el impedimento de salida del país desde 2016.

Recientemente la Fiscalía General de Cuentas determinó, a través de una investigación que contó con la práctica de peritajes correspondientes, que no existe lesión patrimonial en los contratos celebrados entre la empresa Innovative Venture, S.A. y la Autoridad de Innovación Gubernamental (AIG).

A pesar de la vista fiscal firmada por el fiscal General de Cuentas, Guido Rodríguez, contradice la solicitud del Ministerio Público, quien solicitó el llamado a juicio por el presunto delito contra la administración pública para Edgar Rodríguez, ex director nacional de la AIG; Eduardo Jaén, ex administrador; Adonay Ortega y Eduardo Briceño, funcionarios de la entidad, y Mayer Mizrachi, CEO de Criptext.

La audiencia preliminar que se celebra hoy 30 de julio, a las 9:00 a.m., en el Juzgado Décimo Tercero. A pesar de los obstáculos que se le han presentado el panameño se considera extremadamente optimista. “Mejor ser cola de león que cabeza de ratón”, es la frase con la que se identifica.

En un día normal en la vida de Mayer, nos cuenta que comienza con su computadora que además duerme a su lado.

“Desde el momento en que me levanto verifico mis emails, los emails de soporte al cliente y luego procedo con llamadas junto a mi equipo. Cada director de plataforma conversa conmigo y el CTO para discutir avances, dificultades y proponer soluciones”.

“De allí en adelante hago malabares entre los abogados de Nueva York quienes verifican todos nuestros acuerdos de privacidad y términos de usuario, manejar el equipo de mercadeo y relaciones públicas en Israel, conversar con algunos de los startups en las que he invertido para dar apoyo y finalmente volver a conversar con los miembros del equipo que requieran mi atención”.

Recientemente la idea de Criptext evolucionó. Cuando consiguieron un millón de dólares de inversores de Silicon Valley y desde entonces han estado desarrollando el servicio de email más seguro y privado.

“En la noche es cuando más trabajo. Es el único momento en la que el celular no molesta y tengo la tranquilidad para enfocarme en hacer trabajo. Finalizando la noche la computadora se acuesta en la cama conmigo para iniciar nuevamente 6 horas después una jornada nueva”.

El nuevo Criptext, ha demorado más, a pesar de que poseen mayor experiencia y recursos. “Hasta la fecha hemos invertido casi 10 meses en desarrollo y proyectamos lanzar en agosto”, explicó Mayer.

Según el panameño, la carrera del emprendedor esta llena de sacrificios, y esto ha hecho que deje a un lado sus intereses de tener novia, casarse y tener una familia.

“Dado que Criptext es todavía una compañía en su infancia y no genera ingresos yo opto por una vida sin salario, ni lujos. En el mundo de startups echamos 3 pasos para atrás para echar 100 pasos para adelante”.

Mayer Mizrachi espera en diez años poder liderar el movimiento de startups en Latinoamérica y facilitar un puente hacia Silicon Valley para los nuevos emprendedores de la región.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO