En memoria de Alexander Ossa, el barón rojo colombiano

Alexander Ossa

En memoria de Alexander Ossa, el barón rojo colombiano

31 de marzo del 2018

El Mayor Edward Alexander Ossa Ceballos fue uno de esos héroes anónimos que dedican su vida a cuidar y vigilar la seguridad de los colombianos. Él eligió hacerlo desde el cielo y a eso dedicó hasta el último momento de su vida, cuando una enfermedad lo obligó a retirarse de la Fuerza Aérea Colombiana.

Un Héroe en Apuros es el nombre de la campaña que reveló la identidad del Mayor Alexander Ossa y su trayectoria dentro de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) con el fin de conseguir fondos para poder pagar el tratamiento médico que adelantaba en un hospital de Estados Unidos tras la detección de un cáncer de riñón.

Según relató el excompañero de Ossa e impulsor de la campaña, Edwin Segura, en diálogo con Kienyke.com, desde hacía bastante tiempo se sabía de la deficiencia renal del Mayor, pero los médicos no habían determinado la causa. De hecho, Alexander Ossa había sido retirado de la Fuerza Aérea en 2017 por las afectaciones de salud que le impedían mantenerse apto en el servicio.

Tras la baja, sus compañeros hablaban esporádicamente con el Mayor. “Uno se entera de la vida de los amigos pero nunca de su situación real”, dijo Edwin Segura. Él se enteró el 22 de mayo, gracias a un compañero que les informó a través de un grupo de chat sobre la situación del comandante, les dijo que Ossa estaba acompañado por su esposa en Estados Unidos y le había sido diagnosticado un cáncer en fase 4 de 5, por lo que fue remitido a cuidados paliativos.

Sin embargo, el tratamiento había empezado en octubre de 2017, cuando la familia del mayor Ossa decidió viajar e iniciar las labores médicas, pero por su calidad de migrantes no podían adquirir el seguro médico y la cuenta se iba engrosando diariamente.

Una sola de las facturas por los servicios médicos tenía el valor de 52.000 dólares, unos 145 millones de pesos. Por esa situación, Edwin Segura, sus compañeros y familiares iniciaron acciones para recaudar fondos, ayudar a la familia y alertar al consulado y el ministerio de Defensa de la situación del Mayor.

El destino era seguro pero no se esperaba tan pronto, Alexander Ossa falleció el 27 de marzo. Quedó su esposa y su hija, que aún está en gestación, amparadas por la pensión de las fuerzas armadas y desconsoladas por la pérdida del padre.

Pero la campaña está cerca de resolver el apuro económico, gracias a los aportes de miles de personas, la meta de 60.000 está a 2.453 dólares de ser alcanzada, con eso se podrán pagar las facturas del tratamiento médico que recibió Alexander Ossa.

Spider, el piloto del KFIR c12

Alexander Ossa nació el 1 de agosto de 1977. Entró a la Fuerza Aérea y fue ubicado en el curso N° 72, tal vez un número de la suerte, porque allí conoció a quienes le ayudarían a resolver los problemas del final de su vida.

Se graduó y dedicó más de 20 años a esa institución y a la protección de la ciudadanía en operaciones de orden público. Llegó a pasar más de 3.600 horas de su vida surcando las nubes del territorio colombiano. En esa ardua carrera piloteó los aviones de combate AC-47 (Fantasma), AT-27 (Tucano), A-29 (Súper Tucano), OV-10 y Miragge 5. Hasta que finalmente, por sus méritos y más de 12 condecoraciones, le fue entregado el mando de uno de los mayores arsenales del Fuerza Aérea, el KFIR C12.

Para facilitar la comunicación en vuelo, los pilotos se nombran con apodos, según sus gustos, conocimientos o apariencia, como el caso de Alexander Ossa, quien ganó el sobrenombre de Spider. Según contó su amigo Edwin Segura, por su apariencia con el superhéroe Spiderman.

“¡A mi familia! Gracias por las oraciones y manifestaciones de cariño y apoyo. Es hora de descansar en gracia de Dios”, fue el mensaje de despida de Ossa, “a mis amigos y conocidos, es voluntad de Dios seguir otro camino, esta vez desde el lado del todo poderoso. Gracias por sus mensajes, SPIDER OUT”. 

“Spider querido, gracias por ayudarnos a llegar a la victoria militar, cientos de pilotos han sido tocados en la mente y el corazón por el poderío de Spider, usted nos llena de orgullo, usted es un piloto de mostrar, el Barón Rojo Colombiano, quiero como comandante de las Fuerzas Militares expresarle mi orgullo y decirle que su marca nos enorgullece y nos va a guiar por siempre”, dijo Alberto José Mejía Ferrero.

La campaña aún continúa para poder lograr la meta para el pago del tratamiento del mayor Alexander Ossa, si usted desea donar a esta causa, puede hacerlo a través de la página www.gofundme.com/un-heroe-en-apuros y ayudar a que la familia de un héroe salga de apuros.