¿Qué tienen en común Grace Kelly y Meghan Markle?

24 de febrero del 2018

Meghan Markle y Grace Kelly son grandes celebridades estadounidenses, pero ¿qué hay más allá?

Meghan Markle

Meghan Markle es la prometida del príncipe Harry y Grace Kelly fue el icono del cine de los años 50, pero ¿qué hay más allá?

Hace algún tiempo, cuando se hablaba de que la realeza jamás podría comprometerse con algún plebeyo se generaba un ruido negativo desde diferentes perspectivas. ¿Qué tanto ha cambiado esto? Como ejemplo, el año pasado, una de las parejas más sonadas en los medios internacionales anunció su compromiso. El príncipe Harry de Gales y la actriz Meghan Markle anunciaron su boda el próximo mayo. A la prometida del príncipe le han llegado diferentes mensajes en tono racista porque algún porcentaje de los fanáticos de la monarquía piensa que ella no merece estar con el hijo menor de la difunta Lady Diana.

Siendo Meghan la protagonista vulnerable de esta historia, es necesario hacer un breve repaso por la historia de las monarquías europeas. Por ejemplo, Alberto II de Mónaco se casó con la nadadora profesional Charlene Wittstock; Felipe VI de España lo hizo con la periodista divorciada Letizia Ortiz, y aún más cercano, el hermano de Harry, William, en 2011 contrajo nupcias con la historiadora de arte Kate Middleton.

Pero si se quiere generar un archivo de coincidencias, la historia de Meghan Markle se conecta a la de dos celebridades con las que comparte el país de origen. La primera, Wallis Simpson, una periodista con la que se casó Eduardo VIII del Reino Unido, quien abdicó al trono causando mucho controversia en su pueblo. Años después, la estilizada rubia y musa del director de cine de culto Alfred Hitchcock, Grace Kelly, protagonista en películas como Rear Window o To Catch a Thief, quien conquistó al príncipe Rainiero III de Mónaco y a toda la prensa de cada rincón del planeta, pero que trágicamente murió en un accidente de carro en 1982.

Kelly tiene algo en común con Meghan Markle más allá de ser estadounidenses: ambas tienen la formación en actuación y las dos se robaron el corazón de un miembro de la realeza en Europa.

Teniendo esto en cuenta, recientemente, el hijo de Grace Kelly, Alberto de Mónaco, ha comentado sobre esta curiosidad ante el medio de entretenimiento People, diciendo, “el único consejo que puedo ofrecer es la expresión británica: Keep calm and carry on (mantén la calma y continúa)”.

De esta manera, ya que ambas tienen una trayectoria profesional y vida personal similar, Alberto continúa: “Ser una actriz, en cierto modo, te prepara un poco para los ataques, pero nadie realmente puede hacerlo a un ritmo constante. Especialmente ahora que la tecnología ha cambiado tanto. Es difícil para cualquiera sobrellevarlo”.

Finalmente, agrega un pensamiento que su madre tenía presente, él recuerda, “pero también hay que enfrentarse a la prensa en algunos momentos. Cuando nos íbamos de vacaciones en familia, les ofrecíamos una hora durante la primera mañana para que los fotógrafos nos tomaran fotos. A cambio, nos dejarían seguir con nuestras vidas durante las vacaciones”.

Y es que Grace Kelly no la tuvo tan fácil, el historiador Jay Jorgenson, autor del libro Grace Kelly: Hollywood Dream Girl, comentó a la prensa que, como tal, Rainier y ella, no tenían tanto tiempo juntos como hubieran querido. Para conocerse, fueron muy pocas las veces que se encontraron, el contacto, por lo general, se daba a través de cartas. Y cuando fue la boda, llamada “del siglo”, el peso mediático era tan fuerte que era muy poco el tiempo a solas a compartir.

Asimismo, Jorgensen habla sobre el comportamiento que la realeza esperaba de Kelly, a lo que comenta: “Pienso que se esperaba de ella que siempre estuviera en su lugar. Ese no era el estilo de Grace, pero ella era lo suficiente inteligente para saber que solo tendría que esperar. Ella tenía que encontrar la manera de ayudar a la gente de Mónaco en la manera que ella quería. Tuvo que aprender a ser diplomática con las personas que tomaban las decisiones en Mónaco”.

A pesar de que Morgan Markle obtendrá un título menor comparado con el de Grace, son bastante altas las expectativas y responsabilidades que ella tendrá que tomar desde que diga el “sí, acepto” el próximo 19 de mayo en la Capilla de Saint George en el Castillo de Windsor.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO