Mis experiencias paranormales con Mario Mendoza

17 de septiembre del 2018

Por Armando Martí.

Mis experiencias paranormales con Mario Mendoza

Foto: Cortesía Armando Martí El software Trascendenz/Q que inspiró uno de los capítulos del libro Paranormal Colombia del asombroso escritor Mario Mendoza.

Los ojos del escritor Mario Mendoza son de un color verde oliva y cambian según sus estados de ánimo, eso fue lo que percibí la primera vez que lo conocí personalmente, durante una entrevista que me concedió hace algunos años. Desde entonces supe que además de una inteligencia aguda y brillante, poseía otra cualidad que quizá él no se había dado cuenta y yo la capté en un instante: era un psíquico y tenía desarrollada una percepción increíble de los fenómenos inconscientes que junto con su sensibilidad, le permitía “‘escanear” a cualquier persona que estuviera a su alrededor y de esta forma poder describir los móviles mentales de los personajes de sus magistrales novelas publicadas por la exitosa editorial Planeta como Satanás, Diario del fin del mundo, La melancolía de los feos y El libro de las revelaciones, entre otras. Conversamos durante varias horas y le expliqué mis experiencias, teorías e hipótesis, sobre la existencia de la PES (Percepción Extrasensorial).

Meses más tarde tuve la inmensa alegría de recibir una llamada de Mario Mendoza, explicándome un posible proyecto literario que después de algunas entrevistas que realizó en mi oficina y laboratorio de programación mental, fueron plasmados bajo el título de Paranormal Colombia (Al filo de lo real) de la editorial Planeta, obra de la cual tuve el honor de presidir desde el primer capítulo denominado TRASCENDEZ/Q.

Hoy he querido ampliar la información que le suministré a este queridísimo amigo e investigador del comportamiento y la psique humana, y que quizá como él mismo lo afirma le inspiró a realizar esta inmersión personal en el mundo de la física cuántica, las facultades extrasensoriales, la mente multidimensional y los fenómenos paranormales, incursionando en un nuevo género literario colombiano exento de narcotráfico, guerrilla, corrupción, política y violencia, entre otras realidades cargadas de excesivo pesimismo.

Foto: Armando Martí.

Al comienzo de la evolución humana, los cambios de hábitos y aprendizajes ocurrían muy despacio, pues transcurrían miles de años antes de asimilar y adquirir nuevos pensamientos. El hombre es la única especie que se reconoce a sí misma sin huir o atacar, ya que, al mirarse a un espejo puede darse cuenta quién es y lo mejor aún, es capaz de transformar y erradicar prácticas nocivas, para reemplazarlas por otras que lo beneficien en su bienestar integral a nivel físico, emocional y mental.

Este “soplo inteligente” se empezó a desarrollar desde los inicios del hombre con la aparición genética del Córtex, cuya función es la de estructurar el pensamiento, haciéndonos idóneos para modificar nuestra propia evolución. Se calcula que hace más de trescientos mil años, el lóbulo frontal abrió el camino del autoconocimiento y el pensamiento abstracto. La neuropsicología ha explicado que poseemos dos lóbulos cerebrales: el izquierdo (pensamiento lineal relacionado con leer, escribir, analizar, deducir, comprender) y el lóbulo cerebral derecho que se emplea en tareas referentes al arte, la música, la visualización del futuro y la intuición.

Desde la perspectiva de los genetistas, la sobrevivencia como especie “débil”, se debe a la inteligencia y capacidad de adaptación (resiliencia) que a través del ensayo-error consolidaron los sentidos para reconocer el mundo (vista, oído, olfato, gusto y tacto), pero tiempo después, la naturaleza se encargó de desarrollar otro sentido igual de importante a los demás para ampliar la percepción del hombre: la PES (Percepción Extrasensorial), que le ayudaría a superar la mayoría de sus problemas y peligros.

¿Qué es el sexto sentido?

El sexto sentido o nuevo sentido se utilizó por primera vez en el siglo IV a.C con el filósofo griego Leucipo y su discípulo Demócrito, quienes desarrollaron la idea de una partícula llamada átomo, la cual podía reproducirse, expandirse e incluso alterarse. El poder psíquico como los otros dones del individuo, es un receptor de información muy sofisticado que abarca principalmente tres fenómenos:

  1. La telepatía que es el conocimiento o percepción de “lectura” del pensamiento a distancia, junto con las impresiones del emisor y sus estados de ánimo
  2. La clarividencia es la percepción consciente de un hecho en el tiempo que podría estar ocurriendo en el pasado, presente o futuro
  3. Precognición que es la capacidad de prever y anunciar con anticipación un hecho que no ha ocurrido todavía.

Es así como una de las características de la energía psíquica es que puede ser refractada, polarizada y combinada con otras energías, creando efectos similares al magnetismo, la electricidad, el calor y la radiación luminosa, partiendo de que todo en el universo está interconectado. Lo que para los hindúes y yoguis de la India es energía Prana (pensamiento, sensación y visión), para los cristianos desde tiempos bíblicos la percepción extrasensorial es concebida como la inspiración sagrada a través del Espíritu Santo y los astrónomos la llaman energía cósmica.

Trascendenz/Q

Foto: Cortesía Armando Martí El actor de Hollywood Thomas Edward Sizemore, después de una sesión en el software Trascendenz/Q.

Con base a estos principios esenciales, hace más de 8 años diseñé mi propio software llamado Trascendenz/Q, un programa cibernético/cuántico que junto a mi equipo de investigadores integrado por médicos, psicólogos, terapeutas y sanadores ensamblé con el propósito de reprogramar la mente hacia hábitos y comportamientos más sanos, así como también, para potencializar las habilidades contenidas en el inconsciente y subconsciente que puedan generar nuevas redes neuronales, alcanzando las metas y objetivos personales.

Este entrenamiento además contiene herramientas interiores para superar obstáculos, que impiden el éxito y la felicidad plena de la vida como lo son el temor, la baja autoestima, los traumas del pasado y el desconocimiento de sí mismo. Por otra parte, el sistema ha sido estructurado de forma cuidadosa frente a cada tipo de necesidad personal, generando patrones de conducta que producen cambios conscientes en los hábitos y actitudes negativas, transformándolas en generadores de motivación para alcanzar el bienestar personal, familiar y social.

De esta forma se logran las metas esperadas a través del software Trascendenz/Q y su contenido de imágenes, afirmaciones sanadoras, cromoterapia, pulsos y sonidos de onda cuántica y diferentes pantallas programadas, las cuales generan un estímulo a nivel físico (cuerpo), mental (emocional – consciente e inconsciente), neuronal (límbico, amígdala emocional y glándula pineal), que una vez intervenidas en forma armónica, producen un cambio significativo no sólo en el comportamiento sino también en la forma de pensar y sentir, al entender el por qué y el para qué, de lo que quieren ser, hacer y tener en sus vidas.

Foto: Cortesía Armando Martí Certificación de la Superintendencia de Industria y Comercio avalando el software Trascendenz/Q

La experiencia y la intuición (percepciones y sensaciones) son dos elementos esenciales del ser humano que le permiten a la hora de pensar, reflexionar y comunicar sus pensamientos, generar posibilidades creativas dando el paso hacia la construcción de nuevas realidades, ante las necesidades y cuestionamientos más intrínsecos como generales del mundo. Este entramado de complejidades ocurre en la mente: un banco de almacenamiento no sólo de información sino también de recuerdos, destrezas y habilidades naturales de las personas, el cual hemos querido ampliar y conocer con mayor precisión a través de la tecnología, que cada vez crece de manera exponencial, adentrándose en las maravillosas redes neuronales del cerebro.

Razón por la cual hoy en día, se ha podido extender las investigaciones desde la física cuántica hasta la psicotrónica, para desarrollar herramientas electrónicas con la capacidad de potencializar y expandir la mente humana, a escenarios multidimensionales. Esto se logra al combinar técnicas avanzadas de disciplina mental, meditación (concentración) y ejercicio diario, con el fin de estimular las áreas prefrontales del cerebro especialmente la del superconsciente, con el fin de implementar un protocolo responsable, eficiente y directo conocido como tecnología neurodigital, es decir, la activación de la triada consciencia, energía y materia, que al interactuar, se obtiene como resultado (feedback) un cuarto elemento: la información.

Ante este nuevo panorama entre la fantasía y la realidad, se diseñaron modelos estructurales para ensamblar equipos lo suficientemente potentes y coherentes en sus sistemas operativos, que pueden emitir estas novedosas ideas en imágenes, palabras, sonidos y frecuencias, pues donde existe movimiento hay acción y donde hay acción existe alguna forma de energía. Esta es la esencia de la psicotrónica, una ciencia independiente que trata holísticamente con las interacciones del hombre, el medio ambiente (interno y externo) y los procesos de energía conocidos como enlaces, en otras palabras fenómenos informativos.

De esta manera, la psicotrónica surge como una ciencia independiente al concepto filosófico/psicológico de la parapsicología que se divide en tres categorías: interacciones lejanas dentro de la materia viva, interacciones lejanas entre la materia viva y la no viva e interacciones lejanas entre la materia viva y el campo informacional del ambiente.

Lo anterior puede ser monitoreado mediante la estimulación electromagnética, como lo ha venido realizando la NASA a través de su programa SIGINT que utiliza estimulación electromagnética no ionizada para el monitoreo neuronal remoto (RNM) y lo enlaza por medio de dispositivos eléctricos patentados, que analizan la actividad eléctrica de humanos, plantas y animales a distancia.

Estos son algunos ejemplos de la clasificación y uso de los instrumentos psicotrónicos que de forma secreta se utilizan para ampliar las vibraciones y ondas energéticas del pensamiento, potencializando su enorme fuerza concentrada en “cambiar la actitud del oponente” y lograr el control del poder sobre diferentes objetivos materiales y psíquicos, como son: US 3951134 (dispositivo y método para monitorear y alterar las ondas cerebrales a distancia); US 5507291 (método y dispositivo para determinar desde una distancia el estado emocional de una persona); US 548142 (dispositivo para monitorear el campo magnético de un cuerpo); US 3837331 (método para controlar el sistema neuronal de un cuerpo vivo); US 5213562 (método para modificar los estados mentales, emocionales y físicos); US 3835833 (método para obtener los efectos neurofisiológicos esperados); US 5356368 (método y dispositivo para inducir los estados de consciencia deseados).

Es importante tener en cuenta que todo movimiento de la mente es información, al haber millones de interacciones simultáneas se produce un patrón de programación, el cual puede ser activado mediante la introspección y la calma, que va apaciguando lenta pero progresivamente el movimiento de la mente hasta lograr estados de feedback lo suficientemente claros que se puede digitalizar los pensamientos, analizando objetivamente la información proveniente del proceso subjetivo del conocimiento humano. Lo anterior se puede interpretar como si el cerebro fuera una computadora que almacena y emite resultados a una muy alta velocidad de información.

Foto: Cortesía Armando Martí El reconocido actor colombiano Manolo Cardona, después de una exitosa intervención a través del software Trascendez/Q.

Volviendo a la idea básica, aquel que pueda tener control sobre su mente tiene acceso a un vasto universo de posibilidades. Bajo este principio en la actualidad se han diseñado con éxito máquinas que permiten entre las capacidades digitales y cerebrales, crear interfaces potentes para tener control sobre los dones psíquicos del ser humano; la clave está en reconfigurar digitalmente un cuerpo humano, con todas sus funciones vitales orgánicas, haciendo un seguimiento a las zonas cerebrales y sus interconexiones, incorporando los sistemas nerviosos simpático y parasimpático, el sistema glandular, el ritmo cardíaco, respiratorio y biorritmo, con el fin de generar un cambio de patrón en las ondas cerebrales.

Finalmente, me gustaría compartir con ustedes el resumen de algunas conversaciones con Mario Mendoza, quien en las últimas páginas (51- 52) del capítulo “Trascendenz/Q” escribió lo siguiente: “Lentamente, el programa analiza mi aura, mis centros energéticos o chakras, y Armando me pone unos lentes de colores, baja la intensidad de las luces del consultorio, enciende unos reflectores en el techo, me ajusta una corona electrónica alrededor de la cabeza y empieza la sesión. Él se retira del salón y me deja sumergido en el programa. El asiento me aprieta los músculos, se eleva, me pone casi en posición horizontal, me masajea el cuerpo entero, y siento una descarga eléctrica de baja intensidad en mi frente. Todo es futurista, alucinante, como si estuvieran rodando una película de ciencia ficción y uno fuera el protagonista.

Un rato después Armando entra en el consultorio y me pregunta cómo estuvo la sesión. Le confieso que me quedé ido o dormido, no sé. Él sonríe y me dice que es parte de la terapia. Me siento tranquilo, cómodo, muy relajado. Nos despedimos amigablemente, como siempre. Cuando salgo a la calle tengo la impresión de haberme regresado en el tiempo, de estar caminando por calles viejas junto a personas de un pasado remoto. Este no es mi tiempo, yo vengo del futuro, de un mundo interdimensional, de una realidad virtual en la que soy mucho mejor que esta miserable versión de mi mismo. Yo vengo de un planeta remoto en el que todo es posible: Trascendenz/Q”.

Foto: Cortesía Armando Martí Junto al escritor colombiano Mario Mendoza, después del lanzamiento del exitoso libro Paranormal Colombia (Al filo de lo real).

La historia no termina allí, tan sólo fue el comienzo de un cambio de percepciones interiores y psíquicas del autor. Meses después, experimentamos una extraordinaria aventura en la exploración de otras “dimensiones desconocidas” también por medio de la tecnología cibernética del Trascendenz/Q, en donde obtuvimos interesantes y asombrosas respuestas del mundo espiritual, que fueron plasmadas por la magistral pluma de Mario Mendoza en un texto llamado “Invocaciones: Mis experiencias Paranormales con Armando Martí”, publicado en KienyKe.com leída y narrada por la inigualable voz de Jorge Fernández (Cine Colombia) y editada por Chihuahua Producciones en cabeza de mi hijo el realizador audiovisual Juan Pablo Martí.

Juzgue usted querido lector.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO