La banda Pop del dictador

11 de noviembre del 2017

Kim Jomg-un tiene una banda de pop a su servicio

La banda Pop del dictador

Corea del Norte es una especie de cajita hermética muy bien cerrada. Lo que pasa allá a veces cabría más en la categoría de mito urbano. Desde siempre han intentado, y así lo reconocen, “mantenerse aislados de las nocivas ideologías de occidente”. Hay algunas cosas, sin embargo, que han logrado permear ese muro en apariencia infranqueable: la música es una de esas cosas. Kin Jong-Un, el dictador, tiene a su servicio un increíblemente talentoso grupo de Rock, formado solo por mujeres. Se llama ‘Moranbong Band’.

No es rock precisamente lo que hacen. Se podrían calificar mejor en la categoría de Pop. Sus letras están más que nada dedicadas a la propaganda del régimen. “Él (Kim Jong-un) es el cielo en el que confiar. Él es el sostén. Siempre encontrándose a sí mismo entre nosotros nos da esperanza y fuerza renovada”, dice una de las letras. “Nos movemos adelante, manteniendo nuestra mene y nuestro cuerpo en alto… el Socialismo que nuestro partido lidera nos lleva con fuerza hacía el futuro”.

Sin embargo, también han hecho versiones de música clásica –Mozart, Beethoven–, o temas propios instrumentales, e incluso algunos temas de películas que ha hecho su enemigo declarado: Estados Unidos. El tema de Rocky es uno de ellos.

La banda está formada por 20 mujeres. Once se dedican a la parte instrumental –violines, chelos, piano, vientos, teclados, guitarra, bajo, batería­–. Las restantes son las encargadas de la parte vocal. Todas fueron elegidas personalmente por el Kim Jong-un. Además la mayoría de ellas hacen parte de las fuerzas militares de su país.

Los pocos visitantes que han logrado ir a Corea de Norte dicen que cuando hay una presentación del grupo, el país casi que se paraliza: la gente deja sus trabajos y cierra sus negocios para verlas actuar en televisión. El impacto que generan no es para menos: todas son mujeres bellas, esbeltas, elegantes. Tocan con una precisión increíble sus instrumentos, en vivo siempre, a diferencia de otras bandas femeninas que hacen play back. El talento de las chichas de Moranbong Band se debe al exigente ritmo de educación musical en Corea del Norte. Eso también les ha permitido jugar con diversos tipos de estilos y con montajes que orquestalmente podrían llegar a ser muy complicados de lograr.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO