Nacieron nueve lechuzas huerfanas en el Metropolitano

Nacieron nueve lechuzas huerfanas en el Metropolitano

11 de mayo del 2011

Los  aleteos incesantes de la mamá lechuza alertaron a Luis Robledo, administrador del Estadio Metropolitano de Barranquilla, el martes 19 de abril. El animal, semanas atrás, había perdido a su pareja por la patada del jugador de fútbol Luis Moreno. Sin embargo, su media mitad le había dejado como recuerdo nueve huevos en un nido de la tribuna suroriental.

Días después de notar que papá lechuza no llegaba al nido, el ave nocturna comenzó a sacar a sus huevos para trasladarlos hacia otro lado de la tribuna para protegerlos de un nuevo enemigo: un gavilán que los vio solos y los acechaba.

Los huevos, tras el cuidado incesante de la mamá lechuza, por fin salieron del cascarón convertidos en unos hermosos pichones. A los animalitos hoy se los ve aletear por todo el estadio. Jairo Abello, el otro administrador del Estadio, cuenta que Papá Lechuza salía en horas de la noche a los lechos de los arroyos a conseguir presas para sus crías. Era un papá responsable. Ahora son los pichones que deben tomarse el trabajo de llevar comida al nido de su mamá.

Los hinchas aseguran que estos animales le traen buena suerte a su equipo. Pero el agüero dice que esto sólo se cumple si alguna lechuza sale cuando el Junior está en pleno partido. Ahora, con nueve integrantes de la familia Lechuza, el equipo barranquillero tendrá nueve opciones más para ganar.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO