Amores y desamores de Nelson Ascencio en el periodismo

1 de julio del 2019

KienyKe.com conversó con el periodista que cumple 30 años de carrera.

Nelson Ascencio

Su pasión por el periodismo, estar con los protagonistas del deporte y su perfeccionismo han hecho que Nelson Ascencio sea un referente informartivo en el mundo del deporte y el cubrimiento de los atletas nacionales.

Su padre quería que fuera médico o militar, pero Nelson se habia enamorado de los deportes y del periodismo, así que buscó cómo profesionalizarse. En 1987 ingresó al Colegio Superior de Telecomunicaciones y allí se graduó como Locutor y Productor de Radio y Televisión.

En 1988, en la Fundación Universitaria INPAHU, terminó sus estudios de periodismo para comenzar a trabajar ejercer. En este 2019 cumple 30 años de carrera, 25 de ellos en Caracol Televisión y el Gol Caracol.

Nelson cuenta que una de las cosas más  difíciles de ejercer su profesión ha sido el manejo del tiempo en cuanto a su familia se refiere.

“Ellos ya se acostumbraron a que mi oficina es el estadio, que los eventos importantes pasan los fines de semana. Nunca estoy para un cumpleaños y los domingos siempre se estará en función del fútbol para estar enterado y no dejarse chiviar. Después de 30 años no les gusta lo que hago por los sacrificios, saben lo que he sufrido para llegar a donde estoy, pero tenía que tomar una determinación y la familia tuvo que aprender y los trato de compensar. Termino un evento y me voy de vacaciones con ellos para retribuir esa paciencia”, contó a KienyKe.com Nelson Ascencio.

Lea también: La fuerza de Esteban Chaves para pedalear en la dificultad

En esos 30 años ha sido testigo de triunfos de la Selección Colombia en Copas América, Mundiales, Sudamericanos. Ha vivido de cerca alegrías nacionales en el Tour de Francia, Giro de Italia, Vuelta a España, así como en los Juegos Panamericanos, entre otros eventos en los que vive junto a los deportistas

Pero también su carrera le ha entregado momentos de dolor como el siniestro del avión con los jugadores de Chapecoense y el terremoto de Armenia.

En sus diferentes cubrimientos, el país que más lo ha impactado, por su cultura y riqueza, fue Rusia.

Ascencio comentó que su percepción de esta nación cambió por completo al haber ido a la plaza roja y encontrarse con esa mezcla de la historia del país caucásico y la actualidad del mercado mundial.

Habla de la competencia que hay a través de redes sociales, pero dice que la enfrenta actualizándose y demostrando todo lo que ha aprendido y que lo sigue haciendo en medio de la inmediatez digital.

“No me preocupa la competencia que hay en redes sociales yo trato de mantenerme actualizado: hago cursos de televisión, cursos de periodismo deportivo y doy clases. A mi me preocupa es la incompetencia por los que quieren llegar solamente porque están apadrinados o por una cara bonita. Muchos pueden llegar pero pocos mantenerse”, dijo el periodista deportivo.

Sobre la forma en la que ejerce su trabajo y sobre la ética profesional dice:

“Para mi el periodismo ha cambiado mucho con relación a los años 60 y 70, el periodista criticaba el juego y el deportista. Desde Caracol se respeta la intimidad del deportista. Hay que aprender a respetar al deportista, porque detrás del atleta hay una familia y aveces ellos no saben aceptar una crítica en cambio el deportista sí. Hay que conocer esa parte humana y saber en qué momento criticar, muchas veces uno no sabe que los jugadores salen a la cancha con problemas familiares, que un hijo está enfermo… en varias ocasiones el periodista no sabe lo que pasa y puede juzgar de más”.

El perfeccionismo de Nelson es bien conocido hasta por su director Javier Hernández Bonnet. El periodista le confesó a Kienyke.com que se lamenta mucho cuando comete un error después de haber un trabajo previo.

“’Usted se lacera’. Eso me dice mi director y puedo pasar dos o tres días amargado para ver en qué me equivoqué. A mi me cuesta mucho superar eso y sigo pensando cómo llegué a la primera. Los errores no se pueden cometer.

Es profesor universitario y a sus alumnos quiere dejarles un mensaje a sus estudiantes,  que también dirige a sus compañeros de trabajo: “Con dedicación y sacrificio se logran los sueños y las metas”.

El objetivo de Nelson era llegar a la televisión y mantenerse al aire con notas exitosas, que llamen la atención y que informen. Lo logró. Lleva 30 años haciéndolo.

Lea también: Yoreli Rincón, sinónimo de lucha, goles y amor

“El periodismo no es una moda, es un pasión. Lo primero que hay que hacer es periodismo, la persona que escribe en Twitter es un tuitero hay que establecer esas diferencias, por eso el periodismo se debe llevar en el corazón y hacer sacrificios se vive 24/7”, confesó Nelson Ascencio a KienyKe.com.

La pasión que tiene por los deportes inició con el amor por el Deportes Tolima; ese amor lo llevó a hacer un libro en homenaje a su equipo del alma, ’60 añosUna historia escrita en vinotinto y oro’.

Nelson un periodista que no descansa. Dice que quiere dejar en alto el buen oficio de informar con respeto, credibilidad y dejar también un ejemplo a quienes quieran igual  que él, vivir y ser testigo de hechos noticiosos sin perder la imparcialidad y compromiso.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO