La herencia millonaria de Nikolas Cruz

23 de febrero del 2018

Su fortuna está en un fondo fiduciario, a la espera de que un juez decida.

La herencia millonaria de Nikolas Cruz

Nikolas Cruz tenía la vida arreglada. O, por lo menos, no habría tenido que preocuparse durante algún tiempo por dinero. Bien administrados 800.000 dólares sirven para no pasar trabajo por un buen tiempo, incluso sin trabajar. Y aunque en su caso no se especifica si los tenía que compartir con su hermano adoptivo Zachary, lo cierto es que es muy poco probable que pueda usar ese recurso, a menos que sea para pagar a sus abogados.

Resulta que la madre de Nikolas y Zachary Cruz murió el pasado noviembre por una neumonía, complicación que llegó después de una larga enfermedad, y dejó a sus hijos una suma importante de dinero en un fondo fiduciario, que administraría hasta la mayoría de edad de sus hijos su amiga Roxanne Deschamps. Con ella además se quedaron los hermanos hasta que empezaron los problemas por las armas que tenía Nikolas, y lo echó de su casa.

Otros amigos de Lynda Cruz, la madre de Nikolas y Zachary, recibieron a los jóvenes. Kimberly y James Senas, la pareja con la que vivió Nikolas hasta ese miércoles 14 de febrero cuando decidió abrir fuego contra los estudiantes y profesores de su antiguo colegio Marjory Stoneman Douglas – del que precisamente había sido expulsado por comportamiento violento-, lo recibieron de inmediato.

Ahora Roxanne Deschamps quiere administrar el dinero de Lynda Cruz. Al día siguiente de la masacre se presentó ante las autoridades y dijo que ella tenía por escrito instrucciones de su amiga -la madre de los jóvenes Cruz- para administrar su dinero hasta que cumplieran sus 22 años; es decir, por lo menos hasta septiembre de 2020, que es cuando Nikolas cumplirá los 22.

En medio de todo, ahora una jueza del condado de Broward tiene que decidir si con ese dinero que heredará Cruz podrá pagar a un abogado privado para que lo defienda o si continúa usando los servicios de los abogados de oficio a los que tiene derecho por ley, pero que son pagados con los impuestos de los contribuyentes. El problema es que el dinero lo heredaría a sus 22 años, por lo que no lo tiene ahora; pero si pudiera tener acceso a él desde ya seguramente le obligarán a pagar por su propia defensa.

Un juez del condado Broward ordenó este jueves que Nikolas Cruz debe tener acceso en la cárcel a sus abogados asesores en el caso civil que está pendiente sobre la administración de la herencia que le dejó su madre. “La Oficina del Defensor Público del condado Broward no deberá interferir con el derecho a consultar un abogado de Nikolas Cruz en el caso pendiente de las sucesiones”, indica la orden firmada por el juez Charles M. Greene.

La decisión del juez se da luego de que la firma de abogados de Audra J. Simovitch presentó ante la Corte un acuerdo del 13 de diciembre del 2017 —casi dos meses antes de la masacre realizada por el joven de 19 años— en la que Cruz los contrataba para representarlo en el tema de su herencia.

Analizan si Nikolas Cruz debe ser condenado a pena de muerte o cadena perpetua

“Era solo un niño levemente problemático que había perdido a su madre… Mantuvo todo esto en secreto”, dijo el abogado de la familia Senas que vivió con Cruz hasta el 14 de febrero pasado.

El debate ahora será si le aplican la inyección letal -que es legal en el estado de Florida desde 1972- o si le dan cadena perpetua. Para esta última posibilidad trabaja la defensa de Nikolas Cruz. Y por eso el día de su arresto la estrategia que usaron sus abogados -de oficio- fue que admitiera la culpabilidad de la masacre a cambio de que los fiscales se comprometieran a no pedir la pena de muerte.

Aunque no es una estrategia común ni muy usada, lo que quieren es llegar a un acuerdo con el fiscal para salvarle la vida. Porque admitir públicamente la culpa no es lo común, en especial cuando hay 17 cargos de homicidio premeditado (y 17 cadenas perpetuas; también una por cada muerte). Pero si al final la negociación de ese acuerdo no se da, esa estrategia puede acabar con la defensa de Cruz.

Howard Finkelstein, defensor público de Broward con mucha experiencia y que negoció los cargos, dice que es realista y que por eso propuso que se autoculpara: “Aquí se sabe quién lo hizo. Hay 120 testigos que lo vieron, que lo conocen. ¿Qué voy a decir, que tengo un testigo secreto que va a identificar al asesino real, quien estaba escondido adentro con las armas? Esto no es un juego, los jurados son personas de carne y hueso que ven las cosas como son”, dijo a medios estadounidenses en su momento.

Explicó que la negociación incluye 17 cadenas perpetuas seguidas sin libertad de fianza, lo que mantendría a Cruz en la cárcel de por vida, y le ahorraría a la comunidad un juicio que demoraría años, sin mencionar la cantidad de tiempo que tardarían las muchas apelaciones.

Además que tiene que salvarle la vida, de la pena de muerte: “Ese es mi trabajo, salvarle la vida”. Para lograrlo, el equipo de la defensa ha presentado a Cruz como alguien a quien ha perseguido la tragedia. Sus padres biológicos murieron cuando era un niño de dos años y su hermano (biológico también) era de meses. Sus padres adoptivos Roger y Lynda Cruz se encargaron de su educación hasta que en 2104 Roger Cruz murió por una enfermedad del corazón y en noviembre del año pasado su madre falleciera.

Los jóvenes quedaron a cargo de Roxanne Deschamps, amiga de la madre, pero luego de muchas discusiones, aparentemente por las armas de Nikolas, este se fue a casa de otros amigos de la familia. Zachary se quedó con Roxanne.

El día de la masacre, Zachary aparentemente fue sacado de la casa rodante donde vivía y llevado detenido a un centro de salud mental. La ley Baker permite hacer este tipo de detenciones hasta por 12 horas en casos como este. Como Zachary es menor -cumplirá 18 años el próximo miércoles- los medios ni la policía han publicado su nombre, como protección.

La Ley Baker

Esta ley permite recoger y trasladar a una persona a una unidad de estabilización en casos de crisis para someterla a un examen psiquiátrico involuntario. Se basa en criterios de comportamiento que indican que la persona pudiera representar un peligro para sí misma o para otros. Si la persona cumple con estos parámetros, el juez firma una orden de admisión de emergencia.

Las copias certificadas de la orden se le dan al solicitante con la instrucción de que entregue la orden a la agencia del orden público que tenga jurisdicción en su área. Esta orden autoriza a la agencia para llevar a la persona a un centro de recepción para que sea evaluado.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO