Nosotros no tenemos tocayo

19 de enero del 2012

Aguardiente Zambrano, Teamo Amador o Papasito Luis. Estos son algunos de los nombres más raros que existen. Véalos con sus respectivas cédulas de ciudadanía.

Nosotros no tenemos tocayo

Todos recibimos nuestro nombre recién nacidos, cuando somos unos indefensos seres sin entendimiento. Desde el momento en que nos registran como ciudadanos, comenzamos a ser reconocidos como Pedro, María, Antonio, etc. Pero hay personas cuyo nombre les transforma la vida, son gente que se vuelve inolvidable, sujetos como Disney Landia Rodríguez, Papasito Luis Yois o Teamo Amador Moreno. Es más fácil, como reza el adagio popular, hallar una aguja en un pajar, que encontrarles un tocayo.

¿Cómo le fueron a poner ese nombre? Esa es la pregunta que todos se hacen luego de conocer a Autoridad Portuaria Gómez, Alka Seltzer Gutiérrez o Alí Baba Granados. Hay lugares donde es fácil hallar personas llamadas así. En Manabí, provincia de Ecuador, un pueblo llamado Choné tiene entre sus pobladores a Adolfo Hitler Flores. Este hombre está lejos de tener la atemorizante figura del líder Nazi que aterrorizó al mundo. Flores es un hombre calvo, moreno y regordete que hoy cuenta 71 años. Para completar, su hermano menor fue bautizado, acaso en un impulso de patriotismo, como Querido Ecuador Flores. Choné tiene bien ganada su fama. Para la muestra, este listado de nombres: Unidad Nacional Centeno, Conflicto Internacional Loor y Puro Aguardiente Zambrano.

Los ciudadanos de Chone (Ecuador) tienen fama por sus peculiares nombres. 

Este jueves en Colombia, a través de Twitter, se ha discutido el tema de los nombres raros. Ha aparecido un Michael Jackson que trabaja en un banco, un Batman Roberto y un Ecce Homo Calimán. Así, se advierte una tendencia entre los padres de rendir un homenaje a sus ídolos bautizando como ellos a sus hijos. Este también es el caso de Numinto Automán, Elton Jhon y Walt Disney.

El periodista Daniel Samper publicó en El Tiempo una columna sobre este tema. En la nota, Samper escribe una lista de nombres casi imposibles de pronunciar. Como él dice, éstos parecen ser fruto de “ciertos rompecabezas”: Wilber Yobabiurian, Yerlys Vicmy o Mariyuri Diyursai.

Los personajes públicos no se salvan. Marbelle fue bautizada por su mamá Maureen Belky, al ex concejal Venus Albeiro Silva lo nombraron así en los años sesenta, los tiempos de la era espacial, y Diva Jessurum se llama como su madre, Diva del Río. Pero entre la farándula de Hollywood también se da este fenómeno, la hija de la actriz Gwyneth Paltrow se llama Apple (Manzana), y la de Beyonce, Blue Ivy (Hiedra azul).

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO