Otro enredo judicial para Bernardo Moreno

Otro enredo judicial para Bernardo Moreno

6 de enero del 2012

Un anónimo que llegó a la Fiscalía a mediados del 2009 empieza solo ahora a tener consecuencias. El documento señala a Bernardo Moreno de presionar al entonces director de la Universidad Esap, Guido Echeverry, hoy gobernador electo de Caldas, para que nombrara un recomendado del entonces representante a la Cámara Tony Jozame Amar. El cargo era el de Director Territorial de Caldas de la Esap. Este nombramiento era fundamental para lograr el voto de Jozame y así lograr que pasara en el Congreso la reelección que habilitaría a Álvaro Uribe para repetir período presidencial. Jozame dio su voto pero Echeverry no se prestó para la movida y dijo que convocaría a un concurso de méritos para el nombramiento del director en Caldas. La consecuencia fue inmediata: se le pidió la renuncia y fue removido de su cargo en noviembre de 2004. Su reemplazo se nombró con prontitud.

Pero eso no fue todo. Como parte de las cuotas con las que se aseguró el voto de Jozame, estaba la designación de Martín Julián Orozco para una Notaría en Manizales, a Martha Elena Castro como Asesora de la Dirección Territorial del Sena en Caldas y a Michel Jozame, el hermano del representante, como asesor de Acción Social de la Presidencia. Todos los acuerdos se cumplieron.

Las denuncias contra el representante por Caldas fueron ratificadas por el actual gobernador de Caldas, cuando era director de la Escuela Superior de Administración Pública.

Kien&Ke conoció el testimonio que rindió a mediados de 2009 Guido Echeverry, en el que echa al agua a Moreno:

“Hacia la segunda mitad del primer semestre de 2004 recibí una llamada del Dr. Bernardo Moreno, quien me dijo que había necesidad de cambiar al Director Territorial de Caldas de la Escuela Superior de Administración Pública (Esap), Dr Marco Fidel Chica, yo le dije que ese tema era sensible porque el Director era excelente. Y yo me negué a hacer ese cambio, Moreno siguió haciéndome esa petición en términos más perentorios. Prácticamente impartiéndome la orden de deponer al director. (….) Después me mandan a decir que después del concurso se debía escoger una persona afín al parlamentario Tony Jozame”.

Este parece ser otro capítulo al estilo de la Yidispolítica. Un nuevo caso que le complicaría la situación jurídica a Bernardo Moreno y que configuraría el delito de concusión –que da hasta 10 años de cárcel–, y tráfico de influencias. El proceso fue delegado por la fiscal General, Viviane Morales, al vicefiscal Juan Carlos Forero.