Sigue el paro judicial y surge cuarto sindicato

Sigue el paro judicial y surge cuarto sindicato

11 de febrero del 2016

El paro judicial se mantiene en Bogotá y Nariño, pero la situación se volvió tan rutinaria que ya no es noticia ni sale en los periódicos. Y hay algo peor, se creó un cuarto sindicato que desautorizó los acuerdos realizados por el líder sindical Fredy Machado, quien venía siendo el interlocutor del gobierno.

Lo que está pasando es lo siguiente, según explica Machado, el presidente de Asonal Judicial:

-Los tres sindicatos firmamos un acuerdo, nos tragamos el sapo de tantas divisiones y firmamos un acuerdo. Un grupo, en Bogotá, cuando recibió la noticia de ese acuerdo, muy prevenidos y tienen razón por la desconfianza hacia el Consejo Superior de la Judicatura, no lo aceptó porque el grito de batalla era que nos revocaran los centros de servicio, que los quitaran, que no le tocaran la planta de personal a los juzgados y como nosotros sabíamos que en esta pelea no iba a ceder el Consejo, cedimos porque una negociación es ceder y nos sentamos a la mesa, previa suspensión del acuerdo, a hacer una re-ingeniería de lo que sería el modelo de gestión para ver si cambiábamos el centro de servicio o lo reducíamos a la mínima expresión.

Los compañeros de Bogotá no lo aceptaron y crearon un nuevo sindicato. Por eso en Bogotá continúa la parálisis, porque no se aceptó el acuerdo de los tres sindicatos y porque aparece un nuevo sindicato.

Pero si uno se pone en el papel de los jueces entiende que los jueces civiles este año van a entrar a la oralidad, es un compromiso muy grande, no se tiene la infraestructura, la capacitación no estuvo a la altura, están congestionados porque la descongestión se acabó y van a empezar congestionados con el sistema antiguo y en la oralidad.

Toda esta tensión que existe implica que el usuario debe entender que no estamos peleando por un peso, por una prestación o por un salario, es por el servicio que le vamos a prestar, porque decíamos que si el juzgado se complica con mil procesos, que se pierde el expediente y a veces no hay atención, cómo será un centro de servicios que es un elefante blanco al que mucho hemos cuestionado.

Dónde hay paro

Sigue Machado:

Está parado Bogotá y están parados también en el sur los señores de Nariño porque ellos dicen que tampoco están capacitados y si en Bogotá no hay las salas de audiencias ni la infraestructura, te imaginas en Nariño.

Ahora, el país judicial está sufriendo, están sufriendo los litigantes y están sufriendo también los usuarios pero, repito, los tres sindicatos entendimos que en este pulso tan duro con el Consejo había que hacer un alto y había que creerles en esa mesa, negociar y decir ‘no me toques los empleados, no me toques tampoco, por así decirlo.

Lo que tiene que ver con el modelo del juzgado tradicional, algo que sea como una oficina de apoyo, para recibir memorales, para tener un contador que haga liquidaciones, para llevar archivos, las estadísticas, pero sigue el juzgado tradicional.

Crisis interminable con un cuarto sindicato

Es cierto, pero el trasfondo es que es un sindicato donde hay abogados especializados, con maestría, y cuando se fue a socializar el acuerdo de los tres sindicatos, cuando los tres sindicatos firmamos el acuerdo como que hubo una mala socialización y se entendió que se había vendido el movimiento, pero no es vender porque si tú sabes que una guerra es larga y vas a querer ganarla en la primera batalla no está bien. Si tú sabes que a los jueces nos han capacitado en negociación y nos han dicho que si estamos sentados donde no hay solución, no hay alternativa, no ofrecen ninguna otra alternativa, eso nunca va a terminar.

Lo que hicimos los tres sindicatos fue decir: primero, que venga el ministro y sea garante, lo mismo que un defensor, tenemos un garante; suspendan el acuerdo, lo suspendieron; ahora, saquen un acuerdo donde documenten que hemos llegado a esta negociación, sacaron el acuerdo, y dimos un plazo, el 29 de febrero, nos sentamos en la mesa a negociar.

¿Dónde debemos dar la fuerza los sindicatos? En esa negociación. Y decirle al Consejo que el modelo que ellos traen, que es el modelo de los centros de servicio ha fracasado, ha fracasado en penal, ha fracasado en disminución de penas, ha fracasado porque el juzgado es una gerencia, la ley estatutaria de la justicia dice que el juzgado es la célula básica de la administración de justicia y en ninguna parte habla de los centros de servicio y el Consejo trata de crear este ente, que no ha dado resultado, que ha fracasado y no va a ninguna parte.

¿Por qué estamos en paro los empleados? Para defender el servicio porque el que va a defender el peso de las críticas de los usuarios y de los abogados es el juez en la jurisdicción civil y de familia, esa es la verdadera dimensión del problema.

paro Nacional asonal

¿Entonces con quién negocia el gobierno?

Lo que pasa es que hay desconfianza hacia los acuerdos.

Por ejemplo, lo que siempre decimos, los magistrados ganan 25 millones de pesos y esa cifra, que debería estar cercana para que no haya tanta discriminación a ellos se les niveló y a nosotros no y todavía no se ha cerrado.

Tienen tantas negociaciones equivocadas por parte del Gobierno, tanta injusticia, que el Consejo de Estado falló en favor de los jueces una demanda donde nos dice ‘liquídenlos bien’ y cree que se ha aplicado, eso hace dos años.

Nos están liquidando mal y no nos han pagado el retroactivo. Han sido tantas las inexactitudes del Gobierno en las negociaciones que muchos de los compañeros judiciales desconfían. Cuando se habla de mesa de negociación todo el mundo dice que ahí no hay solución, eso es lo que pasa realmente.

Desautorizado Asonal

-Es verdad, puede entenderse como una desautorización, pero yo no puedo reunir ‘unamismos’- Yo quisiera tener toda esa potestad, sin embargo hay voces disidentes que, entiendo, son respetuosas pero la invitación a ellos es a que se unan a la mesa para entonces sí, toda la fuerza y todas las fuerzas estén en la negociación y esperar, si es necesario, volver a estar en la batalla, más adelante.

Si hay algún incumplimiento se haría porque suele suceder que después de firmar los acuerdos y levantar el paro el gobierno nos abandona, también la prensa, nos abandona todo el mundo y el Gobierno hace y deshace con nosotros, esa es otra cosa que los judiciales entienden y por eso dicen que cedimos y por eso ese grupo de Bogotá no acepta los acuerdos.

En realidad creo que estando de garantes el Ministro de Justicia y la Defensoría del Pueblo sentados en una mesa tienen que escucharnos las razones que le estamos dando al ciudadano y les damos a ustedes, la prensa, que los centros de servicio fracasaron, esa es la verdad.