La pelea que nunca dejó que ‘Quico’ hiciera las paces con El Chavo

La pelea que nunca dejó que ‘Quico’ hiciera las paces con El Chavo

28 de Diciembre del 2014

Ojos saltones y cachetes inflados le dieron fama al actor Carlos Villagrán, a quien Hispanoamérica reconoció siempre como ‘Quico’.

Pero detrás del éxito de su personaje hubo algunas historias de envidias y rencores que, aunque poco ventiladas, estuvieron a punto de nublar a uno de los personajes más emblemáticos de la televisión latina.

Lea también: Momentos dorados de la vida de Chespirito

Durante ocho años, Villagrán encarnó a uno de los personajes más populares de la vecindad del ‘Chavo del 8’, pero incursionar de manera independiente utilizando a ‘Quico’, el personaje que le dio celebridad, le costó al actor un veto casi continental en las cadenas de televisión latinoamericana.

Esto provocó una de las batallas más fuertes contra el mítico Roberto Gómez Bolaños, Chespirito. Hubo un enfrentamiento entre los dos por los derechos creativos de ‘Quico’, y cada cual argumentaba ser su dueño legítimo de esa marca.

Los mitos sobre la separación de Chespirito y una enfermedad  que ha afectado a sus seres más queridos son algunos de los secretos de la vida de  Carlos Villagrán.

Villagrán Eslava nació el 12 de enero de 1944 en Santiago de Querétaro, México. Es el segundo de cuatro hermanos y el primero en seguir el oficio de su padre: la fotografía.

En 1967 obtuvo su primer trabajo como reportero gráfico en el periódico El Heraldo de México y,  aprovechando su credencial como fotógrafo de prensa, comenzó a frecuentar los estudios de Telesistema, adentrándose más a otro ambiente en el que se daría cuenta de cuál sería su vocación: la comedia y  la actuación.

Su debut en la actuación  fue como extra sin diálogo: un banquero, un policía, y un ladrón fueron sus primeros personajes. Después de emigrar a otra empresa de televisión, surgiría su primer personaje cómico: ‘Pirolo’, en el programa El Show de los Millonarios.

Kiko Carlos Villagran

Surgiría así un personaje que le daría popularidad a Carlos Villagrán, y le llamaría la atención a un joven escritor llamado Roberto Gómez Bolaños, Chespirito.

Lea también: Chespirto y su amor por el fútbol

Pero eso sucedió más tarde. Luego de ‘Pirolo’, Villagrán interpretó otro personaje en un programa llamado El Club De Shory: una vieja llamada ‘Lola Mento’. El programa lo realizaba el   productor Rubén Aguirre (quien posteriormente sería el Profesor Jirafales). Debido a los gestos exagerados y graciosos de Villagrán,  Roberto Gómez Bolaños le propuso que interpretara un personaje en el que estaba pensando, y con el que ganaría muchos reconocimientos y padecimientos.

Con cuatro personajes: Quico, La Chilindrina, El Chavo y Don Ramón  empezaría uno de los programas más visto en la televisión mundial. Luego ingresarían al elenco Florinda Mesa, Rubén Aguirre, Édgar Vivar y la española Angelines Fernández.

Aunque Gómez Bolaños esbozó al personaje ‘Quico’, el actor Carlos Villagrán le dio sus propias características: la vestimenta, las expresiones físicas y la manera de hablar. Previamente Carlos ya había interpretado el personaje de un niño en una obra de teatro.

A partir de entonces, los personajes de la vecindad se convirtieron en auténticos ídolos, y ‘Quico’ uno de los más reconocidos; incluso dicen que más que el Chavo. Fue allí cuando comenzaron las rivalidades entre Villagrán y Chespirito.

La batalla de Quico

En 1978 luego de grabar dos programas en Acapulco, Carlos Villagrán dejo de ser parte del elenco.

‘Quico’ no se aguantó a la chusma y se fue a vivir con una tía adinerada, fue lo que argumentaron en uno de los capítulos para desaparecer al personaje.

Los rumores se incrementaron desde entonces. Se comentaba que Carlos salió del elenco por problemas con el director: indisciplina,  arrogancia y no acatar órdenes. Otros aseguraron que la salida del actor hacía parte de un plan de Carlos Villagrán, pues quería probar suerte en solitario. Algunos más hablaban de una supuesta relación sentimental con Florinda Mesa, pareja de Roberto Gómez, lo que había provocado los celos de Chespirtio,  y así otra causa de salida de ‘Quico’ del elenco.

La versión que mantuvo Roberto Gómez fue que una cadena de televisión le hizo a Villagrán una propuesta en donde ‘Quico’ seria estelar, y además le pagaban mucho mejor. Televisa y Roberto Gómez no lo detendrían, solo que Villagrán no podía usar el nombre del personaje.

En  grandes titulares se publicaba la noticia de la salida de Carlos Villagrán de Chespirito, y a la vez se anunciaba en un cabaret un show de ‘Quico’. Luego vendría una larga disputa que nunca se solucionó entre los dos artistas por el uso del nombre del personaje. Villagrán aseguró a la prensa que después de su salida del ‘Chavo’, Gómez le advirtió que no podía usar ese nombre en sus proyectos personales, porque era exclusivamente de él.

Lea también: Álbum íntimo de la vida de Chespirito, contado por él mismo

A pesar de su salida, las directivas de Televisa le propusieron a Villagrán hacer un programa sin ser ‘Quico’ pero bajo la supervisión de Roberto Gómez. El actor se negó y desató la ira de Emilio Azcárraga Milmo, empresario de Televisa, quien ordenó el veto en todas las cadenas de televisión de Latinoamérica, según la versión de Villagrán.

Entonces empezó el viacrucis para el comediante, quien incluso se perdió por un tiempo de la farándula mexicana. El actor trató de probar suerte con pequeñas giras por Suramérica, aunque –de acuerdo a él mismo- fue víctima de sabotajes o bloqueos en algunos programas de televisión.

Después de varios años, y de haber recorrido casi todo el continente, fue en Venezuela donde encontró a una empresa de televisión independiente, la cual le abrió las puertas y en donde se quedó, interpretando al niño vestido de marinerito con cambios muy notorios en su vestuario, y cuyo nombre sería ‘Kiko’.

Una corbata amarilla en vez de blanca; pantalones con tres rayas en vez de dos; cambio en el color del gorro. Iniciaba el nuevo proyecto en casa nueva; el paisaje estaba aclarándose y Villagrán volvía a encarnar al cachetudo, sin darse cuenta que el éxito que esperaba sería insuficiente, pues no estaba acompañado de todos sus amigos de la vecindad; la chusma que garantizó el triunfo de su nombre.

Sus nuevos proyectos, y la polémica generada por la propiedad de los derechos de ‘Quico’, creó el mito de que Carlos Villagrán ganaba mucho dinero utilizando al personaje, y que había iniciado una demanda  legal en contra Roberto Gómez Bolaños.

Pero Villagrán no tenía el musculo económico para iniciar el litigio. Se dedicó a las presentaciones y a tratar de obtener éxito en sus presentaciones en solitario.

Kiko

Ramón Valdés y Carlos Villagrán protagonizaron la serie “Ah Qué Kiko”.

En 1987 estelariza junto a Ramón Valdés, ‘Don Ramón’,  la emisión del programa “Ah Que Kiko”, y Chespirito ya no pudo evitar que Carlos utilizara al personaje, ya que su nombre original fue parcialmente modificado, lo que legalmente no infringía ninguna ley de derechos de autor.

Villagrán volvió a sufrir un golpe del destino cuando el 9 de agosto de 1988 falleció su compañero de set, Ramón Valdés, solo unos meses después de iniciado el programa. El proyecto fracasó al poco tiempo.

Luego de la cancelación de la serie, Carlos Villagrán es llamado para trabajar en circos, consiguiendo otra forma de sobrevivir: haciendo giras por diferentes países y esporádicamente en todo tipo de escenarios.

Lea también: ¿Quién fue Roberto Gómez Bolaños, Chespirito?

Y en un circo de Perú, Carlos Villagrán viviría una de las experiencias más aterradoras de su vida cuando un tigre atacó a una de sus pequeñas admiradoras, causándole  graves heridas. Esto desprestigió su show.

Además de la lucha por sostener el reconocimiento, y el duro trabajo de este, su vida personal está envuelta en duras batallas contra una enfermedad congénita que afecta a sus seres más queridos. Dos de sus nietas padecieron esa mal formación en la columna vertebral, que le causó la muerte a una de ellas.

El drama vivido por el fallecimiento de su nieta reveló el lado desconocido del actor como hombre de familia. Su vida sentimental no fue ordinaria: después de tres relaciones diferentes, procreó a siete hijos.

En el 2010 Villagrán anunció su retiro debido a su edad, pero antes de bajar el telón estaría dispuesto a rencontrarse con Chesperito agradeciéndole  a su maestro por todos lo aprendido, y por haberle dado la oportunidad de inmortalizar a ‘Quico’, hecho que por las disputas legales nunca fue del todo posible.