Urbanizar en la reserva tiene en el ojo del huracán al alcalde

Urbanizar en la reserva tiene en el ojo del huracán al alcalde

29 de enero del 2016

La propuesta del Alcalde Enrique Peñalosa de urbanizar una porción de la reserva Thomas van der Hammen cayó como un baldado de agua helada sobre los sectores ecologistas de la ciudad y el país. El mandatario local defendió con vehemencia su postura a través de Twitter y está dispuesto a argumentar ante el concejo de la ciudad por qué es conveniente que el POT incluya el proyecto. Sin embargo llamar “potreros ordinarios” a un sector de la reserva desató la ira de los críticos del alcalde, que le invitaron a recordar que él ya había desistido, en su primera administración, de construir en la Van der Hammen.

Lea también: Si hacen la ALO Bogotá no tendría su “Central Park” La administración Petro fue una defensora de la reserva argumentando que “esta importante área conforma 4 veces la extensión del Central Park en Nueva York y es un punto clave que permite la conexión entre los cerros orientales y el río Bogotá, creando un corredor de biodiversidad invaluable”. Pero el actual alcalde insiste en que construir en ese lugar es una buena opción, y argumenta que no hay estudios que desmotiven su decisión:

Uno de los opositores a Peñalosa en este asunto es el exministro del Medio Ambiente Manuel Rodríguez. En entrevista con Todelar, mostró su extrañeza por la propuesta del alcalde, pues durante su primera administración un estudio le demostró que no era conveniente construir en la reserva. En ese entonces el mandatario local declinó su intención de ampliar la ciudad en la reserva y sorprende que ahora insista en el mismo tema, explicó el exministro.

Rodríguez dijo que “Peñalosa sigue siendo muy arrogante” en sus decisiones y propuestas, en especial las de orden ecológico.

Según el exministro, “preocupa que el alcalde, que repite en el cargo, desconozca antecedentes, parece que aplica la misma medicina de sus antecesores, venir como gran Adán desconociendo todo el proceso de la reserva  y no reconozca que fue derrotado en sus intenciones de urbanizar el norte e Bogotá”.

Manuel-Rodriguez-Becerra

Manuel Rodríguez, exministro del Medio Ambiente.

Rodríguez dijo que “el tema del crecimiento urbanístico no se va a resolver en las (1.400) hectáreas de la reserva, es un argumento peregrino. Bogotá tiene que buscar nuevas formas de crecimiento, por ejemplo el margen occidental del río Bogotá, a solo 20 minutos del centro de la ciudad, es una alternativa que requiere concertación con Mosquera,

El exministro concluyó su diatriba contra el alcalde diciendo que Peñalosa “ha estado engañando a la opinión diciendo que nunca ha habido estudios sobre la reserva y que eso es un potrero.”

Por su parte, la representante a la Cámara por Bogotá, Angélica Lozano, en diálogo con KienyKe.com, calificó de “lamentable” la posición del alcalde, la cual echa para atrás una reserva ecológica que durante años ha constituido la ciudad.

Lozano fue enfática en decir que el medio ambiente “no es una moda ni un chisme” y que la reserva es vital porque revitaliza la ciudad, sirve de amortiguador ambiental para Bogotá. “Me extraña (la propuesta del alcalde), se está pensando a corto plazo olvidando a las generaciones que en 30 o 50 tendremos no tendremos reserva”.

angelica lozano -OK

Angélica Lozano, representante a la Cámara por Bogotá.

A la pregunta de KienyKe.com sobre cómo conciliar el asunto ecológico con la necesidad de construir viviendas, Lozano dijo: “Hay cantidad de barrios de un solo piso en Bogotá, que son centrales, done existe una red de servicios públicos donde se puede construir en vez de promover la construcción a la loca, es necesario crecer con sensatez.”

Las críticas no paran ahí. En Twitter varios usuarios de la red social atacan la propuesta del alcalde.

Además, El Espectador, en su editorial del 28 de enero escribe sobre la reserva Van der Hammen y la administración Peñalosa: “El Gobierno y la administración distrital parecen querer alejarse de los compromisos serios con el medioambiente.”

El diario recuerda que según los objetivos propuestos por la cumbre ecológica mundial de París de diciembre pasado es vital el respeto al medio ambiente, la editorial del capitalino concluye: “En esa batalla (la de la conservación ambiental), que por cierto empezamos tarde y vamos perdiendo, reservas como la Van der Hammen son aliados necesarios. Sería útil considerar otras opciones antes de decidir acabarla con el solo argumento de que sus terrenos no están en el estado ideal de conservación.” Por su parte, el exalcalde Gustavo Petro trinó: