Juan Sebastián Rozo, el joven viceministro que derriba barreras

Laura Salomón / Kienyke.com

Juan Sebastián Rozo, el joven viceministro que derriba barreras

26 de agosto del 2017

Cuando Juan Sebastián Rozo se presenta en uno de los tantos eventos a los que debe asistir, muchas personas no creen que él sea Viceministro General de las TIC. Su  juventud y cercanía con la gente es poco habitual en una persona que ocupa uno de los cargos públicos más importantes del país.

Su vida no ha estado llena de privilegios, sino de trabajo, pasión y dedicación por lo que hace. Llegar a ser Viceministro no fue una tarea fácil, y hacer que su gestión sea reconocida por millones de colombianos, mucho menos.

“Ha sido una experiencia totalmente formadora. He podido explorar el mundo para el que me he preparado: el de las telecomunicaciones y la tecnología. Fue un reto gigantesco, sin duda la labor que más me ha enriquecido de manera profesional, y  también la más gratificante”, asegura Rozo.

A pesar de las tensiones y la exigencia que requiere su cargo, llegar a las regiones,  compartir con la gente, y ver como valoran su trabajo, es lo más emocionante para él y su equipo.

Rozo es abogado de la Universidad Externado, y especialista en Regulación y Gestión de Telecomunicaciones y Nuevas Tecnologías. Se preparó bastante para trabajar en este sector, el cual es una de sus más grandes pasiones.

Juan Sebastián Rozo

Laura Salomón / Kienyke.com

Actúa sin formalidades. Camina tranquilo por la calle. No tiene escoltas ni toda la parafernalia que muchos en su posición usarían. Prefiere ser así, para no generar barreras con los ciudadanos.

“La gente a veces se sorprende un poco, pero esa es la mejor forma de hacer esta labor, sin barreras ni formalismos. El contacto con la gente es fundamental para saber de primera mano cuáles son sus inquietudes, ideas, aportes y necesidades”, anota.

Su juventud le ha permitido tener buena relación con la gente; pero cree firmemente que una buena gestión pública se logra trabajando, estudiando y exigiéndose al máximo.

Sin embargo, hacer las cosas con pasión, es algo que las TIC despiertan en él: “La tecnología y las telecomunicaciones siempre fueron un área que me llamó la atención por el impacto que tienen en las dinámicas sociales. En este mundo cada día hay nuevos desafíos, nuevas cosas que aprender. Es el sector más dinámico en la economía y el más conectado con la ciudadanía”.

Toda su carrera profesional la ha dedicado a las telecomunicaciones y la tecnología. Constantemente estudia las nuevas tendencias en el sector y se actualiza en temas jurídicos, financieros, de infraestructura y los demás que son necesarios para cumplir con lo que se le exige.

Pero todo este trabajo le ha significado dejar de lado muchas cosas valiosas en su vida. Reuniones familiares y con amigos; viajes y cenas son algunas de las cosas que se ha perdido.

“En estos cargos uno debe sacrificar mucho tiempo con la familia y eso no ha sido nada fácil. He perdido momentos importantes, como cumpleaños o algo por ese estilo, porque las responsabilidades como Viceministro son muy grandes. Pero el apoyo de mis familiares ha sido fundamental”.

Cuando las obligaciones laborales se lo permiten no desaprovecha cada oportunidad que tiene para estar con su esposa y sus dos hijos, o ir con su padre al estadio a ver un partido de Santa Fe, el equipo que le mueve las fibras.

Cada vez que habla de su familia o de fútbol no puede evitar la emoción, ni ocultar su sonrisa, lo primero es el motor que lo impulsa día a día y el segundo una de sus grandes pasiones.

Mientras tanto, cumple con sus funciones como Viceministro General TIC con gran entusiasmo. Los resultados de su gestión han sido favorables, y la gente se lo agradece. Esa es hoy su mayor satisfacción.

Su futuro no le afana. Rozo sabe que el ajetreo que tiene este cargo terminará en un año y que luego de este tiempo podrá dedicarle más tiempo a su familia y emprender nuevos desafíos profesionales.