La Casa de Antioquia con rostro de mujer

26 de noviembre del 2017

Conozca quién dirige este sitio tan importante para los antioqueños.

Lucy Osorno Casa de Antioquia

Foto: Laura Salomón / Kienyke.com

Si hay una región de Colombia que tiene gran representación en la capital de la República es Antioquia. Se estima que en Bogotá residen más de un millón de antioqueños que se desempeñan en diferentes actividades como el deporte, la actuación, la política, trabajos comunes, entre otros.

En todo el corazón de la ciudad, existe un lugar llamado ‘La Casa de Antioquia’, que es el sitio donde se reúne toda la información de los antioqueños residentes en Bogotá y se organizan encuentros que buscan mostrar lo mejor de esta región tan pujante.

Como en toda casa antioqueña, quien lleva las riendas de este lugar es una mujer, y no es para menos, ya que en la cultura paisa las mujeres son las ‘matronas’ que se encargan de dirigir y verificar que todo esté saliendo bien. Lucy Osorno, una medellinense que a costa de esfuerzo y sacrificio logró abrirse un espacio en el sector público hace más de 16 años, ella es quien le da vida a este sitio tan emblemático.

Esta mujer carismática, sonriente y conversadora, es abogada de profesión. Desde temprana edad sintió gran pasión por ayudar a las personas desde la parte legar, y por esto, desde que tiene uso de razón recuerda tener una empresa de asesorías jurídicas. Rápidamente su nombre empezó a sonar en el sector público y personalidades como Óscar Iván Zuluaga y el expresidente Álvaro Uribe, la invitaron a participar en la arena política.

“En 2005 cuando se estaba fundando el Partido de la U, los doctores Óscar Iván, Juan Manuel Santos y Álvaro Uribe, me invitaron a participar en su campaña gracias a mi liderazgo. Hice parte de la lista como aspirante a la Cámara por el departamento de Antioquia, fue una experiencia que me enriqueció como persona”.

Su aspiración a la Cámara marcó un antes y un después en su carrera política, ya que compitió con un tío que pertenecía a otro partido y con el que tenía grandes diferencias ideológicas, sin embargo, siempre lo quiso como un padre. Como era de esperarse, las elecciones dividieron a la familia, a tal punto que aquella relación tan cercana que habían construido, de la nada desapareció.

Foto: Laura Salomon / Kienyke.com

“Es muy duro que te dejes de hablar con la persona que más quieres por mucho tiempo por un tema como la política, esto me maduró muchísimo y me enseñó a que no se puede perder a un familiar por diferencias de pensamiento. Afortunadamente pudimos recuperar la relación, pero la verdad costó bastante”, recuerda con nostalgia la directora de la Casa de Antioquia.

Osorno ha ocupado cargos importantes como gerente de Radio Televisión Nacional de Colombia – RTVC-, Cónsul General de Colombia en Madrid, donde incluso fue reconocida con la Cruz Blanca Medalla al Mérito, una de las distinciones más importantes de la Policía española. También se desempeñó como Coordinadora de Alianzas Estratégicas de la campaña de reelección del Presidente Juan Manuel Santos, Consultora Jurídica y Empresarial en distintas áreas de empresas como Genfar S.A., Fedco, Universidad de Santander, Universidad Uniciencia, entre otras.

La actual directora de la Casa de Antioquia, asegura que todo este se debe a su disciplina y estudio, pues para ella es fundamental no dejar nada al azar y prepararse constantemente.

A pesar de que ella cuenta con una amplia experiencia en el sector público y privado, su mensaje es contundente “Al país le falta ser más abierto en la parte femenina”. Considera que el machismo se ha ido perdiendo poco a poco, sin embargo, todavía hace falta abrir más la participación y ser más equitativos en cuanto a derechos.

“Es importante que las mujeres se empoderen, y la mejor forma de empoderarse es a través de la educación”.

Sobre el voto de confianza depositado por el Gobernador de Antioquia, Luis Pérez, al nombrarla como directora de la Casa de Antioquia en Bogotá, Osorno asegura con una enorme sonrisa dibujada en su rostro, sentirse agradecida con él, pues lleva bastante tiempo en la ciudad, y ser una de las máximas representantes de los antioqueños en la capital es un reto enorme.

“Llevo muchísimos años viviendo en Bogotá, pero mantengo la esencia antioqueña, creo que es una buena mezcla para hacer gestión… Mi relación con el gobernador es excelente, siento gran cariño y respeto por él tanto como profesional y persona”.

Es imposible hablar con una mujer de tanta experiencia en diferentes sectores y no preguntarle su opinión sobre la polarización que vive en estos momentos el país. Sobre este tema afirma que este no es algo exclusivo de Colombia, sino que en todas las partes del mundo hay diferencias políticas, religiosas e incluso por temas deportivos.

“Polarización siempre va a haber, lo importante es saber respetar las diferencias, no discriminar por ideologías o pensamientos. Es fundamental tener la capacidad de sentarse con amigos y familiares con diferencias conceptuales, debatir con ellos y saber que a pesar de las discrepancias la relación sigue firme, sin duda que lo que pasó con mi tío me enseñó a ver el mundo de otra manera… Además, que pereza tener amigos que siempre estén de acuerdo con uno”, puntualiza entre risas la encargada de darle vida a la Casa de Antioquia.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO