Pese a disculpa, algunas Madres de Soacha demandarán a Uribe

Pese a disculpa, algunas Madres de Soacha demandarán a Uribe

19 de mayo del 2017

Acatando el ultimátum que le dio la Corte Suprema de Justicia para conciliar, el senador Álvaro Uribe Vélez estuvo cara a cara con algunas de las Madres de Soacha. Cuatro fueron las mujeres que lo miraron fijamente para escuchar las palabras que tanto habían pedido desde hace casi dos años, cuando él se refirió a que los llamados falsos positivos, sus hijos, muertos en ejecuciones extrajudiciales, eran delincuentes. 

“En reunión con las madres de Soacha varias me expresaron que sus hijos estaban infortunadamente involucrados en actividades ilegales, lo cual no excusa para asesinarlos, pero la hipótesis no fue examinada por la justicia”, escribió el expresidente en su cuenta de Twitter el 25 de junio de 2015.

Después de seis audiencias, algunas incumplidas, Luz Marina Bernal Parra, María Ubilerma Sanabria López, Lucero Carmona Martínez y María Doris Tejada Castañeda recibieron una pizca de alivio en medio de tantos años de dolor, en los que también consideraron que esas palabras del exmandatario las revictimizaban.

La conciliación de Uribe con las Madres de Soacha

“Acepto retractarme del mensaje de Twitter de 25 de Junio de 2015, y de las palabras que lo antecedieron y que pronuncié como Presidente de la República. Acepto que este tweet ofende a las Madres de Soacha y afecta la memoria de sus hijos asesinados. Me retracto además porque lo que escribí no me consta en nada diferente a lo que escuché”, leyó Uribe.

La idea del encuentro era solo una: no seguir con un proceso penal contra el senador por los delitos de injuria y calumnia. En este orden de ideas, la petición de las querellantes también era que sus hijos asesinados, entre ellos un joven con discapacidad mental y un menor de edad, fueran recordados y respetados.

“A continuación se mencionan los respectivos nombres: Fair Leonardo Porras Bernal, Jaime Estiven Valencia Sanabria, Omar Leonardo Triana Carmona, Oscar Alexander Morales Tejada, y los demás que hubieren sido víctimas de las mismas circunstancias. Repito, mis mensajes sobre el tema, incluido el respectivo tweet, nunca han tenido la intención de promover impunidad sobre crímenes cometidos, algunos ya calificados como de lesa humanidad. Como lo dije en calidad de Presidente de la República, al salir de la sede de las Naciones Unidas en Bogotá, después de la reunión con un testigo protegido, hoy lo repito, estos crímenes requieren las más severas sanciones a los responsables, sean de la Fuerza Pública, del Gobierno o civiles”, añadió.

¿Fue suficiente? Luz Marina Bernal, una de las líderes de las 21 familias de las víctimas, la calificó como una retractación “a medias”, teniendo en cuenta que también querían que Álvaro Uribe reconociera que la víctimas de los falsos positivos habían sido asesinados a sangre fría por miembros de las Fuerzas Militares.

“El daño tanto físico como psicológico que nos causó no tiene reparación”, aseguró.

Las otras Madres de Soacha que quieren seguir el proceso penal

Si a las mujeres que estuvieron en el acto no las dejó del todo tranquilas las excusas del expresidente, otras, que no estuvieron en la audiencia, no le prestaron mayor importancia a la conciliación ofrecida por el exmandatario. Fue el caso de Carmenza Gómez, quien rechazó el hecho de que las asistentes se tomaran la vocería de todas las Madres de Soacha.

Según dijo en diálogo con Kienyke.com, a ella y otras familias no las tuvieron en cuenta para la conciliación. Fue más allá y anunció que junto a otras mujeres adelantarán acciones contra las voceras y para continuar con el proceso penal por calumnia e injuria contra Álvaro Uribe.

“Están utilizando el nombre de las Madres de Soacha pero están actuando solas, a nosotras no nos consultaron absolutamente nada y ahora somos nosotras las que vamos a demandar”.

Para Carmenza, el gesto del senador del Centro Democrático no repara, no alivia. Como lo ha exigido en otras oportunidades, quiere un acto de puertas abiertas, solemne y en memoria de las víctimas.

“Nos vamos a reunir para ver que decisiones tomamos, queremos un perdón real. Lo que él debería hacer es pedir perdón en un acto publico, no simplemente un ‘me retracto'”.