Los vehículos que revolucionarán la movilidad del futuro

25 de septiembre del 2018

La movilidad eléctrica es una alternativa ‘futurista’.

Los vehículos que revolucionarán la movilidad del futuro

Durante años la humanidad ha soñado con el ‘vehículo del futuro’ y a este invento se le exige que revolucione la movilidad mundial. Pensar en su creación es toda una trama de la que los más visionarios han logrado plantear que podrán volar, introducirse en el agua y tendrán diseños cómodos y aerodinámicos nunca antes vistos.

Aunque es incierto tener en detalle las características de un vehículo del futuro, sí es posible tener certeza de cuál es la característica en común de todos los modelos que puedan ser imaginados: abandonar la combustión interna con gasolina, lo que permitirá dejar atrás las emisiones de CO2.

Este reto de abordar la movilidad del futuro y hablar sobre la actualidad y proyección de la movilidad eléctrica en el mundo fue asumido en Medellín, donde se realiza entre el 25 y 26 de septiembre el II Encuentro Internacional de Movilidad Eléctrica, un evento que cuenta con más de 800 participantes nacionales e internacionales.

Desde que se creó el primer automóvil en funcionar con motor de combustión interna con gasolina, en 1885, hasta hoy, han surgido cambios significativos en la movilidad en todo el mundo, entre ellos se destacan elementos como las fuentes de combustión (que buscan reducir los índices de contaminación), la automatización, la comodidad y el dinamismo.

KienyKe.com está presente en este encuentro internacional de movilidad eléctrica donde diferentes expertos y personas relacionadas con el mercado automotriz en el país y en el mundo se reunieron para hablar sobre estos vehículos que lograrán revolucionar la movilidad en el futuro.

2020, clave para la movilidad mundial

Esta fecha, para la que solo faltan 14 meses, será un año definitivo en cuanto a los cambios en movilidad vehicular en todo el planeta. En 2020 entrará en vigor una media de emisiones de CO2, acordada por la Comisión Europea, que representa un esfuerzo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero e incentivar a otros Estados en el mundo para que hagan lo mismo.

Entre los objetivos que tiene la implementación de esta media, se destaca la reducción de, al menos, 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero frente a 1990, lo que ha representado un reto y un incentivo para los fabricantes de vehículos por potencializar la producción de carros y motos eléctricas.

El II Encuentro Internacional de Movilidad Eléctrica tiene en sus premisas la importancia de resaltar que la movilidad mundial vive en la actualidad cambios significativos y su futuro cercano tendrá ‘grandes’ diferencias frente al modelo actual. En este sentido, se destacarán elementos de vehículos eléctricos como ‘más verde’ (ámbito ambiental), la comodidad y la eficiencia.

“La industria automotriz mundial en los próximos diez años cambiará más de lo que ha cambiado en los últimos cien años. Está empezando a crecer la movilidad futura, la movilidad eléctrica, y veremos que en grandes países la movilidad sostenible será mayor que la convencional”, planteó Marco Pastrana De La Cruz, gerente general de Mitsubishi Motors Colombia.

Así podría plantearse un diseño no muy alejado de ese vehículo del futuro, con lo que se define como la movilidad futura, o eléctrica, que nos da pistas sobre los cambios significativos para generar avances progresivos relacionados con temas como contaminación, economización y desarrollo tecnológico.

Movilidad eléctrica, un ‘futuro cercano’

En temas de movilidad hablar de futuro no implica precisamente un tiempo lejano, ya que este ‘futuro’ ya se vive a través de desarrollos tecnológicos en materia de vehículos eléctricos que han representado alternativas en el mercado de motos y carros que no dependen de la combustión de gasolina para funcionar.

Este ‘futuro cercano’ influenciará cambios en torno a los problemas que se viven a diario en las grandes sociedades, brindando sistemas más ‘inteligentes’ y cómodos que le ofrecen a las personas una opción novedosa e incentiva el cuidado del medio ambiente, por lo que se integrarían elementos como los sistemas de recarga en lugares públicos.

“Es importante tener en cuenta que al hablar de vehículos eléctricos e híbridos no solo hablamos de carros, sino también de motos. Los vehículos eléctricos de dos y tres ruedas también son alternativas viables en cuanto a la renovación de la movilidad”, planteó Iván García, gerente de Mercadeo de Movilidad Eléctrica de Auteco.

Precisamente entre los beneficios que los vehículos híbridos, que ahorran combustible, reducen emisiones y generan energía, se resalta que pueden emitir una tercera parte de las emisiones de CO2 si se compara con uno convencional con motor 100% de combustión de gasolina.

Impacto de transformación social

Uno de los aspectos en los que concuerdan los fabricantes de vehículos en el mundo es que estos avances representan una transformación social no solo en cuanto a contaminación, sino también a las rutinas diarias de las personas, ya que cada vez más estos ‘vehículos del futuro’ facilitarán nuestra vida y permitirán que disfrutemos de avances tecnológicos.

“En el ‘futuro’ estos vehículos empezarán a ser más conectados con nuestra forma de vivir. Por ejemplo, proveerán información al taller, tendrán identificación de estaciones de carga con precios diferenciados, ubicación de parqueaderos y aplicaciones adicionales”, resaltó Andrés Fuse, gerente general de Autogermana Colombia, en conversación con Kienyke.com

La reducción de la contaminación también fue un tema en común en la conversación, ya que no es nada ajeno a la realidad de las grandes ciudades en Colombia. Medellín, Bogotá, Cali y Barranquilla se han visto expuestas a altos índices de polución, lo que representa una problemática que puede aportarle a la sociedad desde la reducción de emisiones de CO2.

Según las cifras estimadas de los fabricantes de vehículos eléctricos, para el año 2050 habrá más personas viviendo en las ciudades que el total de las personas que hay hoy en todo el mundo (7.400 millones), lo que representará grandes retos en cuanto a la movilidad sostenible y viable para el alto flujo de personas que habrá en las calles de las grandes urbes.

En el caso de la Unión Europea, para 2050 el objetivo es reducir entre 80 y 95% las emisiones de CO2 frente a los niveles de 1990, lo que representa la necesidad de tener esfuerzos conjuntos de todas las naciones por buscar alternativas amigables con el medio ambiente que le aporten a la consecución de esta meta.

El sueño de muchas personas por tener vehículo propio ahora no se limita a la compra de un carro o moto convencional. Con las nuevas alternativas ‘futuristas’ que se desarrollan a diario, los vehículos del futuro no son tan lejanos ni imposibles con estas opciones de movilidad eléctrica, que en el mercado colombiano oscilan entre los 48 y los 160 millones de pesos en el caso de los carros.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO