El síndrome que le quitó la visión a Santrich

El síndrome que le quitó la visión a Santrich

17 de mayo del 2019

‘Jesús Santrich’, después de ser capturado en el barrio Modelia de Bogotá, por efectivos del CTI de la Fiscalía, Interpol y agentes de la DEA, en medio de una investigación por conspiración para enviar cocaína a Estados Unidos, permaneció ocho días en el búnker de la Fiscalía y el 17 de abril fue trasladado a la penitenciaría La Picota en el sur de la ciudad, donde lleva recluido un poco más de un año.

En la celda No. 26 del pabellón de alta seguridad de la Picota permanece Santrich, el hombre de la Farc que usa gafas de sol día y noche. Desde allí espera que los guardias de la cárcel le indiquen que ya puede salir a la calle, porque el pasado 15 de mayo la Jurisdicción Especial para Paz (JEP) ordenó su libertad, tras no tener pruebas que determinen su participación en los hechos investigados por la DEA y sobre todo en no tener como probar que el supuesto delito se haya cometido por el exinsurgente luego de la firma del Acuerdo de Paz logrado entre la extinta guerrilla de las Farc y el Gobierno del Presidente Juan Manuel Santos.

Dos días después de emitida la orden por parte de la JEP, la liberación de Zeuxis Pausias Hernández Solarte, nombre de pila de ‘Jesús Santrich’, esta no se ha dado. Desde adentro del penal se conoció que el hombre de 52 años, que ingresó a las filas de la guerrilla de las Farc en 1991, cuando tenía 25 años, estaba herido y que su vida corría peligro. Luego, otras fuentes dijeron que se había autolesionado en un intento de suicidio y luego otras voces indicaron que sí estaba herido pero que sus lesiones no eran de gravedad.

Santrich quien padece un tipo especial de ceguera, hizo parte del frente 19 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) que operaba en el departamento de Sucre. En su vida de insurgente siempre estuvo ligado a las estructuras guerrilleras del Caribe. Duró 25 años en la ilegalidad.

¿Por qué Jesús Santrich padece ceguera?

Jesús Santrich, tiene una visión casi nula. No es ciego totalmente. Según el mismo se lo contó a KienyKe.com en una entrevista, la vista la fue perdiendo paulatinamente, a raíz de una enfermedad genética llamada Síndrome de Leber, que afecta los nervios ópticos, y que la adquirió en su adolescencia.

Cuando era un niño en su pueblo natal, Tuluviejo (Sucre), veía igual que todos. Su visión era perfecta. Pero al llegar a los 14 años el Síndrome de Leber empezó a atacarlo y el uso de las gafas fue necesario. Aunque las gafas ayudaron a ver un poco mejor, la vista se fue perdiendo poco a poco.

Cuando ya estaba en la Universidad del Atlántico, a donde llegó muy joven, a los 16 años, a estudiar derecho y licenciatura en Ciencias Sociales, el campo visual en ambos ojos se fue cerrando.

Cuenta que para el año 2005 ya había perdido el 100 % de la vista en el ojo derecho. y hoy en día, en el ojo izquierdo, tiene un punto de luz, pero según lo dice, no tiene nada de imagen, lo único que alcanza a percibir es un pequeño ‘puntico’ luz.

Para leer archivos en el computador o en el celular usa aplicaciones especiales que leen dichos documentos. También usa un dispositivo para invidentes llamado AuxDeco que le sirve para identificar la geometría de los objetos que lo rodean y su distancia.

Este hombre, nació el 30 de julio de 1966 en el municipio Tuluviejo. Hijo de docentes universitarios, ambos especialistas en filosofía. Uno en filosofía latinoamericana y otro en teología. Él estudió derecho y licenciatura en Ciencias Sociales y luego se especializó en historia.

La vinculación de Hernández Solarte a la izquierda radical llegó desde muy joven. Antes de terminar el bachillerato ya pertenecía en la Juventud Comunista  (Juco), luego, mientras adelantaba pregrado y postgrado, militaba en el Partido Comunista, que fue base sólida de la Unión Patriótica (UP), partido al que también perteneció  antes de convertirse en Jesús Santrich. Entró a las Farc a los 25 años, en la que permaneció por otros 25.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO