La verdad del regreso de Tito Puccetti a Colombia

La verdad del regreso de Tito Puccetti a Colombia

22 de septiembre del 2018

Tiene 48 años y 10 de ellos los ha vivido en Argentina. Le gusta narrar partidos de fútbol y trasmitir a través de su voz la pasión de un balón y el grito de gol. Tito Puccetti se ha consolidado como uno de los mejores periodistas deportivos del país y la región.

No confía en la información sin rectificación. Aprendió que cada periodista tiene a sus fuentes reales y no se deja llevar por cualquier noticia. Su error en vivo en Caracol TV por una noticia falsa en la que dijo que habían más boletas para un partido entre Colombia y Argentina en el Campín, le dejaron una enseñanza que ha sabido aplicar en el periodismo deportivo.

“Yamit Amad no me echó. No sé por qué, pero fue una gran lección. Tus fuentes son tus fuentes”, puntualizó Tito Puccetti a KienyKe.com.

Sobrio y con apenas un sofá, dos camas y una nevera espera asentarse mejor en su apartamento al norte de Bogotá para comenzar uno de los retos que lo trajo de vuelta a Colombia: franja deportiva en Directv Sports.

Nació en Calamar, Bolívar, pero su niñez y juventud la vivió en Bucaramanga para luego radicarse en Bogotá. Estudió comunicación social y periodismo en la Universidad Javeriana y supo que los deportes y su pasión por el fútbol lo llevarían lejos.

Comenzó siendo reportero y con su profesionalismo y fluidez ante las cámaras lo llevaron a ser parte de Caracol Noticias para ser periodista de todos los eventos futbolísticos en la región. Desde entonces su camino estuvo marcado para conquistar otras audiencias y se fue a Argentina a aprender más y ser conductor de programas de opinión para Surámerica.

“La pasé muy bien en Argentina. En Buenos Aires extrañaba a Bogotá y ahora extraño algo de Argentina. Es una ciudad maravillosa porque reúne muchas cosas que me han gustado mucho”.

Más de 20 años en el periodismo le han hecho cumplir sus sueños profesionales como narrar la final de un mundial y cinco finales de Champions League, su consigna es cada vez hacerlo mejor y sin margen de error.

En su regreso a Colombia tiene ahora el reto de estar al frente ‘De fútbol se habla así’ junto a Adrián Magnoli. Un formato que quieren incursionar en esta cadena televisiva.

“Nunca había hecho un programa con dos personas con la tecnología y formatos para llevar toda la información. Es tratar de llevar el fútbol complicado para dejarlo de la manera más simple. Trabajar con Magnoli es muy querido, se deja llevar y conducir para el programa. Tenemos una relación corta pero muy buena”.

La actualidad del periodismo se resume en el mundo digital y es para allí donde se direccionan las comunicaciones y la información al instante. Es por ello que Tito prefiere rectificar y no dejarse llevar por las tendencias y recordarles a aquellos que comienzan en el periodismo que se destaquen por su honestidad.

“El periodismo es de valores, solo hay un periodismo y uno se enfoca. Este es el ejercicio de los valores”.

En Colombia quiere llegar a tener una programación entre contenidos colombianos y para la región, además de potenciar el periodismo local. Ese es su sueño y reto para el país que lo vio crecer y le dio la oportunidad de ir a cubrir uno de sus mejores reportajes: el mundial de Alemania 2006.

“Me lo gocé por la manera como trabajé. Fueron 48 días donde desayunaba en un lugar, almorzaba y comía en otro. Fue espectacular, casi no dormía pero lo disfrute mucho” puntualizó Tito.

El día a día de Pucetti es hacer ejercicio regularmente y estar al tanto de cada noticia deportiva. Madruga y trasnocha para no perderse ningún gol o victoria de algún deportista colombiano en el exterior. Es su pasión y la disfruta detrás de un micrófono para gritar gol en partidos determinantes.

Sin embargo, otro sueño que quiere vivir es estar un año en Italia, en Pisa o Luca, la población donde vivió su abuelo y por el que tiene doble nacionalidad. No desconoce sus raíces y le gustaría estar allí con su esposa y familia.

La pasión para narrar parece no agotarse a la hora de producir y generar más contenido, donde pueda medirlo por medio de la interacción con los televidentes, oyentes y usuarios en redes sociales.

Quiere seguir su sueño de impulsar el periodismo deportivo y demostrar que ha cambiado el medio para resaltar más la labor de cada atleta, futbolista o ciclista.