En menos de un año a la Fuerza Pública se le han caído cuatro helicópteros

En menos de un año a la Fuerza Pública se le han caído cuatro helicópteros

14 de marzo del 2016

Este fin de semana se registró la caída de un helicóptero Huey de la Policía en Norte de Santander con lo que suman cuatro las aeronaves de la Fuerza Pública que se han caído en menos de un año.

El accidente del domingo pasado se produjo cuando el helicóptero de la policía iba a responder a un hostigamiento, al parecer perpetrado por el ELN en San Calixto.

Lea también, En promedio una vez al mes se mete la guardia venezolana a Colombia.

En el accidente resultaron muertos cuatro uniformados, incluido el piloto del helicóptero, un capitán de la Policía. Según informó la misma institución, dos aeronaves fueron trasladadas desde Cúcuta al sitio del hostigamiento, pero cuando se encontraban sobrevolando el sur de la población de Concepción tuvieron que retornar por el mal tiempo, perdiéndose toda comunicación con uno de los helicópteros.

Sin embargo, este suceso recuerda otros similares ocurridos el año pasado. En la mayoría de los casos se atribuyó los siniestros al estado del tiempo, sobre todo por presencia de nubes. Sólo en uno de los accidentes se aceptó como causa el accionar de un grupo armado.

Los accidentes han dejado 28 uniformados muertos, entre policías y militares, y seis heridos. En algunos de estos casos se debatió si en realidad se trataba del mal estado del clima la causa principal del accidente.

Black Hawk

Helicóptero Black Hawk de la Fuerza Aérea Colombiana.

El incidente que dejó más víctimas ocurrió el cuatro de agosto del 2015, 16 policías murieron y dos más resultaron heridos cuando el helicóptero en el que se transportaban se precipitó a tierra en zona rural del municipio de Carepa, Antioquia.

La aeronave se desplomó cuando se encontraba efectuando una operación contra la banda delincuencial de Los Urabeños. En su momento el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, aseguró que la hipótesis más probable del siniestro fue que el helicóptero haya chocado contra una de las laderas de las montañas que tuvo que surcar durante la operación. La falla se habría originado por el mal tiempo.

En su momento, integrantes del Centro Democrático denunciaron que el helicóptero había sido impactado desde tierra.

De igual manera, el 22 de junio del año pasado se registró el único caso oficial en el que un helicóptero fue atacado, cuando cuatro militares murieron y dos más resultaron heridos al aterrizar un helicóptero de la Segunda División del Ejército en un campo minado de las Farc, en zona rural del municipio de Teorama en Norte de Santander.

La aeronave, un Black Hawk UH-60, se encontraba realizando operaciones de patrullaje en la reparación del oleoducto Caño Limón Coveñas, que había sido volado por las Farc, cuando ocurrió la tragedia. Según informaron voceros castrenses, tras registrarse la explosión del helicóptero los uniformados fueron recibidos con ráfagas de fusil.

Asimismo otro helicóptero Black Hawk UH 60 del Ejército se precipitó a tierra el 10 de mayo del año pasado en zona rural del municipio de La Uribe en el Meta, donde cuatro uniformados perdieron la vida y otros dos resultaron heridos.

Según informaron las respectivas autoridades, el helicóptero se encontraba abasteciendo a unidades de la Brigada Móvil Número 2 en ese sector del país. Los hechos de este siniestro tampoco fueron resueltos.