¿Por qué se frenó la vivienda en Bogotá?

29 de mayo del 2013

Nunca antes ha sido tan fácil tener casa propia, sin embargo, mientras Medellín construye seis mil hogares para clase media, la capital tiene dos mil quinientos.

Vivienda en Colombia, Kienyke

Solicitar un crédito hipotecario en Colombia no había sido tan fácil como hasta ahora. Actualmente la actividad edificadora se encuentra en un proceso de fortalecimiento de la demanda, todo esto a raíz de las medidas adoptadas por el gobierno para dinamizar la economía nacional.

En este momento la oferta de vivienda es jalonada por programas gubernamentales como el de las 100 mil viviendas de interés prioritario con subsidio pleno y el nuevo plan de 100 mil viviendas que si bien no serán gratuitas, contemplan un fuerte componente de auxilios estatales para las familias con ingresos entre 1 y 2 salarios mínimos legales vigentes.

Por otra parte se tiene el subsidio a la tasa de interés para créditos hipotecarios dirigidos a la los segmentos de vivienda de clase media (con un rango de precios entre 79 y 195 millones de pesos), el cual seguramente tendrá un efecto importante en los indicadores de la viviendas que no son de interés social.

Los gremios de la construcción ven un ambiente positivo, pero les preocupa que Bogotá no está accediendo de manera oportuna a la construcción de vivienda y otorgamiento de créditos.

Sandra Forero, directora de Camacol, le dijo a KienyKe que en la capital hay dificultad debido a la falta de suelo habilitado. Además las limitaciones de acceso a servicios públicos no permiten la generación de nuevos proyectos. A eso se suma la presión demográfica de la ciudad y los factores inherentes del buen momento económico que vive el país. “Una muestra de lo anterior es que los habitantes más pobres de la ciudad se quedaron sin cerca de la mitad de las soluciones habitacionales dispuestas por el gobierno nacional para la Capital de la república”, pues mientras que el ejecutivo había asignado 8.110 soluciones de vivienda, solo se logrará la ejecución de cerca del 50%.

Catastro Distrital dijo que en 2012 se construyeron en Bogotá, 7.2 millones de metros cuadrados correspondientes a 72 torres Colpatria.

El ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, instó al gobierno distrital a establecer un plan de choque que le permita al sector de la construcción diseñar nuevos proyectos para solucionar el déficit de vivienda. “Nunca un gobierno había invertido 8 billones de pesos en subsidios y soluciones de casas y el alcalde Gustavo Petro debe por lo tanto entender que en la capital no hay oferta de vivienda y la muestra es que mientras Medellín accedió a 6 mil hogares de clase media, Bogotá solamente ha permitido la creación de dos mil quinientas soluciones“. Henao agregó que este año la capital perdió 80 mil empleos por no aprovechar los programas de construcción.

Forero, de Camacol, insiste que “la razón para que sea más difícil adquirir vivienda en Bogotá tiene que ver con las políticas del gobierno local. Está pendiente la aprobación del POT para Bogotá que será clave para el desarrollo de la vivienda, sin embargo como se presentó la propuesta ante el Concejo, no hace que el panorama sea alentador”.

El Distrito se defiende

María Mercedes Maldonado, secretaria distrital de Hábitat, reaccionó a las continuas críticas efectuadas al Plan de Ordenamiento Territorial en materia de uso de suelo, afirmando que estas son injustificadas ya que lo único que se pretende hacer es “reglamentar el POT”.

Para la funcionaria en la ciudad sólo el 4% del suelo es de uso exclusivo residencial, por lo que ya existe en la norma. Lo que se quiere es reglamentarla para que en algunas zonas disminuya el uso indiscriminado del suelo.

Gustavo Petro, a través de las redes sociales, responde que la idea de planificación urbana que tiene contemplada para generar cerca de 70 mil viviendas en el periodo que le resta tiene como firme intención apostar a la planificación en zonas como el centro de la ciudad. El  mandatario local dice que una buena planificación no es la que se efectúa para “captar ganancias” y “construir a los pobres vivienda que el río y las lluvias van a anegar” y concluye que es prioridad darle vida al centro de la ciudad con nuevos proyectos de construcción.

Vivienda de interés social, Kienyke

El MinVivienda y el Distrito mantendrán una mesa de negociación permanente con el fin de reactivar la construcción de vivienda en la capital.

Petro recalcó recientemente que no solo se busca construir nuevas casas. También se piensa en reubicar a las familias que están en zonas de alto riesgo de perder su vivienda. “Nosotros pensamos lo contrario, pensamos que la ciudad no se puede expandir porque tocaría hacerlo en zonas de alto riesgo y por eso las familias deben ser reubicadas en viviendas ya existentes.”

La secretaría de planeación distrital, refiriéndose al POT y su incidencia en la construcción y creación de nuevas viviendas, ha dicho que a diferencia de la concepción actual la propuesta define “las acciones de mitigación de los impactos urbanísticos negativos que se puedan generar en el entorno”. También considera el procedimiento y las condiciones “urbanísticas que deben cumplir dichos usos para poder ubicarse en las diferentes zonas de la ciudad”.

¿Cuáles son las ciudades donde es más fácil comprar vivienda?

La Directora de Camacol dice que “las regiones en general presentan un buen comportamiento. La Costa Atlántica, el Eje Cafetero, Valle del Cauca, Villavicencio, Cundinamarca  y en general el resto de las regiones presentan buenas expectativas y buenos comportamientos en los indicadores líderes”.

El presidente de Fedelonjas, César Augusto Llano, va en la misma línea de Camacol y le contó a Kienyke que a excepción de Bogotá y Bucaramanga, todas las ciudades tienen estructuras de precios muy acordes a su condición económica. “Bucaramanga es una ciudad que comienza a presentar problemas ya que hubo un crecimiento del 23% del valor con referencia al año pasado, eso ya es alto, pero es una ciudad que tiene una oferta de servicios y que también ha venido concentrando gran parte de las inversiones venezolanas”.

La tasa de interés que ilusiona a los colombianos

La vivienda para clase media es la que goza de tasas competitivas. La vivienda de interés social carece de eta ventaja y por ello tuve en 2012 un comportamiento negativo cercano al 19%. Desde que se estableció el Plan de Impulso a la Producción y el Empleo (PIPE), el gobierno logró algo histórico: conciliar con las entidades bancarias sobre una tasa referencia que en promedio llega al 7%, cuando hasta hace meses rondaba el 9.5%; el compromiso del presidente Juan Manuel Santos es destinar recursos cercanos a los $430 mil millones de pesos para subsidiar a cerca de 32 mil familias. Hasta la fecha ya han sido entregados 1.037 créditos.

Además de una tasa favorable, las políticas de vivienda permiten un subsidio, de parte del gobierno, en los primeros siete años del crédito, y otro subsidio por otros ocho años por parte de la entidad bancaria.

Con las tasas promovidas por el gobierno el ahorro se favorece y las cuotas son menores. Esta gráfica explica estas ventajas y cómo quedan las cuotas iniciales, entre otros elementos, para una vivienda de 79 millones y 197 millones.

Infografía vivienda, Colombia, Kienyke

Desde que la iniciativa obtuvo el compromiso de los bancos, entidades gubernamentales como el ministerio de Hacienda consideran que al finalizar el 2013, las ventas de casas en los estratos medios (de 79 a 195 millones de pesos) crecerán hasta en un 30 %.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, dice que: “Hoy se está hablando de tasas del 7% por parte de la banca colombiana, a 15 años, esto significa una disminución muy considerable de las cuotas mensuales que hace que muchas familias ahora puedan comprar su vivienda, cuando antes no le cabían esas cuotas en los presupuestos familiares”.

@cahurtadokyk

Lea también

Colombia, invitado a ingresar al club de los países ricos. 

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO