Psicología discursiva en el posconflicto colombiano

12 de agosto del 2018

La psicología, terapia o investigación narrativa y/o discursiva involucra la condición ontológica del ser para crear relatos dispersos, cargados de experiencia y significado. Es la rama que organiza elementos biográficos en un relato compuesto por tiempos en los que el paciente logra comprender su contexto y expone su identidad. Comenzó a hablarse del tema en […]

Psicología discursiva en el posconflicto colombiano

La psicología, terapia o investigación narrativa y/o discursiva involucra la condición ontológica del ser para crear relatos dispersos, cargados de experiencia y significado. Es la rama que organiza elementos biográficos en un relato compuesto por tiempos en los que el paciente logra comprender su contexto y expone su identidad.

Comenzó a hablarse del tema en los años setenta, pero logró una mayor intriga y solides veinte años más tarde, cuando dos trabajadores sociales, Michael White y David Epston, publicarán su obra ‘Medios Narrativos para Fines Terapéuticos‘ en donde exponen estudios de caso, la tradición oral y la narración como unidad de poder y comunicación.

‘Si en nuestra cultura el lenguaje desempeña un papel central en las actividades que definen y modelan a las personas, y si el lenguaje escrito realiza una contribución importante en este sentido, es obligado analizar los documentos modernos y su papel en la redescripción de las personas.’, atestiguan en uno de los capítulos.

Tras un estudio al campo semántico; composiciones retoricas, tiempo, espacio y personajes se determina un significado que será modificado de acuerdo a los procesos de la terapia.

Quién soy, qué me pasó

Los terapeutas han establecido múltiples herramientas para lograr una mayor proximidad en el afrontamiento, configuración y superación de las adversidades desde las construcciones emocionales propias.

Kienyke.com habló con Nadia Moratto Vásquez , Coordinadora de Investigación de la Facultad de Psicología de la Universidad CES y candidata a doctorado en Ciencias sociales de la Universidad Pontificia Bolivariana, para profundizar sobre la psicología discursiva en Colombia.

KYK: ¿En qué momento se tomó el lenguaje como terapia en Colombia?

NM: En Colombia es en este siglo que empezamos a mirar los efectos que tiene la psicología narrativa en psicoterapia. Son diversos enfoques de la psicología social; comienza pensando en la psicología discursiva y narrativa para mirar las historias que cuentan los sujetos a partir de ciertos eventos de la vida cotidiana y cómo desde allí puede pensarse ese sujeto como narrador. Pensar los conflictos en él y en las comunidades.

KYK: ¿Qué busca la psicología narrativa? 

NM: Los seres humanos somos narradores de historias y tenemos la posibilidad de mostrar nuestro mundo interno a partir de nuestras construcciones de experiencias desde el lenguaje. El objetivo es comprender el lugar del discurso en los análisis de la información, dependiendo los objetivos que nosotros tengamos.

Discurso, experiencia y contexto, son elementos fundamentales. El discurso se hace vida a parir de las experiencias humanas .

La narrativa como tal, es el mundo construido y constituido por palabras. Existe una relación con lo que yo hago en la vida cotidiana y cómo yo construyo esa vida cotidiana. Cuando hacemos la terapia buscamos es cómo el sujeto construye y deconstruye su mundo.

KYK: ¿Cuál sería el papel de la narrativa en el posconflicto?

NM: Por ejemplo, en Antioquia hay un grupo de mujeres, El Grupo de Memorias, que mediante una técnica derivada de la terapia discursiva como la educación memorística van contando historias como cuentos y logran narrar el conflicto. Muchos de los relatos son sobre la desaparición de sus seres queridos.

KYK: ¿Se logra el perdón y la reconciliación?

NM: Eso es lo que se pretende. Es un proceso cíclico. Yo construí una historia a partir de la vivencia, de todo lo que hago observo y escucho lo que los demás han hecho. Se debe deconstruir la violencia y lo difícil. Yo no cambio la historia porque yo ya la viví, pero si puedo darle otro sentido, otro cause en un contexto determinado.

KYK: Muchos estudios demuestran que la población que afronta el conflicto en el país reside en zonas rurales, por ende, su acceso a la educación es limitada. ¿Cómo lograr el objetivo de la psicología narrativa en personas iletradas? 

NM: No importa como hable yo, o que tan iletrado sea, porque es mi mundo de lenguaje. El hecho de que un niño solo diga papá y mamá no significa que no hable, porque él habla con el cuerpo, con las emociones, a través del llanto. Es un nivel de lenguaje, pero es uno lenguaje.

 Cada persona tiene una historia y esta construida de palabras, por eso cuando uno cuenta la historias varias veces, aparecen  más elementos.

De ahí que la terapia narrativa no busca que el sujeto hable bien o tenga el mejor discurso, se trabaja a partir del mismo discurso de los sujetos. Por eso es una psicología tomada de la lingüística.

KYK: Entonces, ¿cómo abordar al sujeto?

NM: Al contar una historia se generan emociones y vas abordando al sujeto en relación a sus palabras. La primera premisa es que el problema no es la persona sino el conflicto. Como terapeuta yo sí tengo una intencionalidad y, es que el sujeto sea consciente de las palabras alrededor del problema y del suceso. No es lo mismo decir ‘esos hijos de la madre’, todo en términos negativos, a que yo vaya entendiendo que esas formas de expresión refuerzan la negatividad en la historia.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO