¿Qué explica la crueldad de los tuits sobre Fundación?

22 de mayo del 2014

Un especialista dice que no ve arrepentimiento en los trinos de disculpa de Pérez.

Jorge Alejandro Perez, Fundación

Jorge Alejandro Pérez, de 18 años y estudiante de derecho de la Universidad Cooperativa de Ibagué, publicó en su cuenta de Twitter (@_alejandrop1) varios mensajes en los que se burlaba del accidente que dejó a 32 niños calcinados en Fundación (Magdalena).

KienyKe.com consultó a Diego Castrillón, presidente de la Asociación Psicólogos con Dignidad, para conocer el origen de estas conductas que cada vez son más frecuentes y generan una ola de reacciones.

El especialista Castrillón se refiera a este fenómeno como: “La normalización de lo anormal”. Explica que este tipo de conductas suceden cuando algunas personas empiezan a entender de manera distinta los valores de una cultura. “El problema es cuando una persona tiene actos que afectan la estabilidad emocional, psicológica, la integridad física o la vida de las personas”.

Diego Castrillon

Diego Castrillón, presidente de la Asociación Psicólogos con Dignidad.

Sobre el caso de Jorge Alejandro Pérez, quien a través de su cuenta envió mensajes como “De cara que está la gasolina y desperdiciarla con 32 costeños”, Castrillón asegura que sus comentarios afectaron a cerca de siete valores fundamentales que hacen parte de la cultural colombiana y universal.

Por ejemplo, valores como la solidaridad, el altruismo, el amor natural entre los seres humanos, el respeto al dolor, acompañamiento en el duelo, apoyo, respeto a la niñez y el respeto a la vida.

Según el especialista, Pérez padece de sociopatía (trastorno de personalidad antisocial). Que ocurre cuando una persona, gracias a la influencia de un medio cultural, toma los valores y los convierte en un antivalor. Esas conductas empiezan a ser nocivas para la comunidad porque la persona no acepta normas y valores culturalmente aprobados.

Jorge-Alejandro-Perez

“Demuestra que por la sociopatía que sufre este muchacho normalizó la crueldad. Ese es el pecado más grande. Eso es lo que le están cobrando la gente”, enfatiza. La reacción de las personas en contra de Pérez, quien estuvo a punto de ser linchado por una multitud, fue el resultado de la molestia por la violación de estos valores.

Castrillón pudo leer los mensajes de arrepentimiento de Pérez y considera: “No veo solidaridad con las víctimas, veo una estrategia de apaciguamiento. No vi arrepentimiento real en sus palabras Esto lo digo como ser humano, no como profesional”.

Finalmente, el especialista Diego Castrillón asegura que la conducta de Jorge Alejandro Pérez irrumpe, destruye y genera malestar en otros. Opina que Pérez, siendo estudiante de derecho, debería tener un mayor compromiso moral con la comunidad.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO