Abdul Waked y la demanda millonaria a Panamá

6 de junio del 2018

El empresario pide una indemnización por 1.268 millones de dólares.

Abdul Waked y la demanda millonaria a Panamá

Abdul Mohamed Waked Fares, conocido como Abdul Waked, famoso empresario de perfumería, cosméticos y joyería, y cabeza de la firma La Riviera, es noticia hoy porque demandó al estado de Panamá, y exige 1.268 millones de dólares en compensación por los daños y perjuicios que dice haber sufrido tras ser incluido en la Lista Clinton.

Waked, de 69 años, emigró con su familia libanesa a la isla de San Andrés, en Colombia, desde que tenía 10 años de edad, y en la actualidad es el líder del grupo Wisa, propietario de los reconocidos diarios panameños La Estrella y El Siglo, Vida Panamá (zona libre) S.A., Banco Balboa Bank & Trust y los almacenes La Riviera, que operan en 14 países, entre ellos Costa Rica, El Salvador, Uruguay, Bélice, México, Guatemala, Colombia, Nicaragua y Panamá.

Los líos de Waked empezaron en 2016, cuando fue incluido en la lista negra estadounidense. Un año antes, de hecho, fue reconocido como el Empresario del Año por la revista El Economista.

El emporio del Duty Free

La página de Waked en los negocios empezó con su padre, Mohamed Waked, en un almacén llamado El Paisa, donde se encargaba de cargar cajas y otras tareas junto con sus seis hermanos.

A los 19 años de edad, el comerciante impulsó el crecimiento del negocio expandiéndose a la Zona Libre de Colón, una zona franca en la costa caribeña de Panamá. Allí se fundó Waked internacional, empresa que inicialmente vendía productos electrónicos pero fue incorporando perfumería, cosméticos, joyería, licores, tabaco, relojería y otros productos en tiendas Duty Free de los aeropuertos, un mercado que apenas estaba dando sus primeros pasos.

Los viajes a Panamá para la compra de productos que luego vendía en San Andrés eran mensuales. Con el rápido crecimiento de sus negocios, y radicado en el país considerado “el puente del mundo” (Panamá) junto con su familia, se fue convirtiendo en uno de los empresarios más influyentes. Waked internacional cambió su nombre a Wisa S.A en 2005.

La Lista Clinton

Sin embargo, en mayo de 2016, Abdul Waked fue incluido en la Lista Clinton, junto con su sobrino Nidal Waked, por presunto lavado de dinero mediante facturación falsa y contrabando con nexos al narcotráfico y dinero de organizaciones criminales internacionales.

Según lo expresó Abdul a un medio colombiano, el conglomerado empresarial “se dividió en el año 80”. Sin embargo, él y su sobrino han tenido diferentes investigaciones por las imputaciones hechas por el Departamento del Tesoro de Estado Unidos, en Colombia y Panamá, pese a que ambos aseguraron que no tenían sociedad.

El mismo día de la inclusión de varios miembros de la familia y socios en la lista negra, fue arrestado su sobrino Nidal en el aeropuerto El Dorado. Su captura se presentó luego de salir de migración y ser notificado de la orden de extradición de la Corte del Distrito Sur de La Florida.

Tras la captura de Nidal y las investigaciones a 68 empresas del grupo Wisa, Abdul Waked se deslindó de varias de sus empresas para que pudieran seguir operando con normalidad dentro de Estados Unidos, debido a que este país prohíbe relaciones comerciales entre sus ciudadanos o compañías con personas que hagan parte de la Lista Clinton.

En agosto del mismo año, el empresario instauró una demanda ante la Corte del Distrito de Columbia para conocer la evidencia que se tenían en su contra y por la cual había sido incluido en la Lista Clinton, inclusión que apelaron ante el Departamento del Tesoro pero fue rechazada.

Sus abogados pidieron la entrega por parte de la Ofac (Oficina de Control de Activos Extranjeros) de los documentos administrativos que fueron recogidos por la DEA durante más de una década y luego de conocer los expedientes de la investigación, aseguraron que no se reveló evidencia alguna.

La demanda fue fundamentada como “violación al debido proceso y a la asistencia legal de conocer las causas de su designación”. También aportaron la decisión de la Fiscalía 39 Especializada de Colombia que inhibió a Abdul Waked de “cualquier hecho punible contra el orden económico y social”.

En noviembre de 2016, el Ministerio Público de Panamá (MP) suspendió el caso de investigación en contra de Wisa y Waked luego de que se le señalara como uno de los cabecillas de una red criminal dedicada al lavado de dinero, siendo él el dueño de la cadena de almacenes La Riviera, interceptada e inscrita en la lista.

La millonaria demanda

Actualmente se lleva a cabo un proceso de demanda contra el Estado de Panamá ante la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia acusando al Gobierno Nacional por la inacción frente a intereses de un ciudadano panameño y su “complicidad con un estado extranjero”. Waked está pidieron que el Banco Nacional de Panamá (BNP) le compense con 1.268 millones de balboas o dólares como indemnización por daños y perjuicios, incluyendo intereses.

El empresario exige estas suma aduciendo que durante el proceso de investigación sus negocios se vieron afectados con bloqueos económicos, venta de acciones del Grupo Editorial El Siglo y La Estrella, lo que provocó la disminución de contenido, periodicidad y anunciantes, cobranzas en efectivo y recorte de personal.

El grupo propietario de La Riviera, ya había procedido legalmente contra el Estado panameño y el BNP en julio de 2017 pero la Sala Tercera no admitió la demanda de indemnización por 165 millones de dólares.

El empresario con nacionalidad libanés y panameña, está a la espera de este nuevo proceso que inició, según expertos del Colegio Nacional de Abogados de Panamá, como un abuso ilegal al no haber pasado por el proceso jurídico del derecho a la defensa. Sin embargo, Waked ni sus empresas han salido de la Lista Clinton.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO