Adrián Molina y sus raíces en la película Coco

24 de octubre del 2018

Adrián Molina no olvida sus raíces mexicanas y fueron esas mismas las que le permitieron alcanzar el más grande éxito de su carrera hasta el momento. Inspirado en su ascendencia, fue codirector y guionista de la película ganadora del Óscar a mejor película animada 2018: Coco. Molina nació en Estados Unidos, pero es hijo de una […]

Adrián Molina Coco

Adrián Molina no olvida sus raíces mexicanas y fueron esas mismas las que le permitieron alcanzar el más grande éxito de su carrera hasta el momento. Inspirado en su ascendencia, fue codirector y guionista de la película ganadora del Óscar a mejor película animada 2018: Coco.

Molina nació en Estados Unidos, pero es hijo de una mujer migrante de México, quien le transmitió parte de sus arraigadas creencias y cultura. El día que él decidió dejar su casa para ir a estudiar animación digital en el Instituto de Artes de California, su madre detuvo el auto para darle la bendición y encargarle a los santos acompañarlo en ese nuevo camino, según reconstruye el portal Remezcla.

Su cercanía con la cultura suramericana. Su pareja, Ryan Dooley, también tiene vínculos con este continente, él es un profesor latino en Estados Unidos. Ellos apoyaron y fueron de los primeros en estrenar la aprobación del matrimonio entre parejas del mismo sexo en California, a mediados de 2011.

Tras graduarse de esta carrera, Molina llegó como practicante de narrativa visual a los estudios de animación de Pixar a mediados de 2006, fue contratado al siguiente año y ha contribuido en algunos de los grandes éxitos de esta compañía de Disney como Toy Story 3, en la que hizo parte del departamento de arte como artista de guión gráfico.

Poco a poco fue avanzando en su carrera al alcanzar mayores cargos en las producciones. Estuvo en el departamento de animación de Ratatouile, luego hizo parte del equipo que escribió el guión de la película Monster University y Un gran dinosaurio.

Desde su experiencia por la industria audiovisual, Adrián Molina habló con KienyKe.com y envió un mensaje para todos los que se dedican y se quieren dedicar a la animación. Según él hay que aferrarse al talento para demostrar lo que se es capaz de hacer.

“Creo que los jóvenes son muy creativos y todos tenemos mucha energía creativa y talento y creo que lo más importante es aferrarse a él”, asegura el codirector de Coco. “Muchas veces los artistas jóvenes se desaniman porque creen que alguien es mejor que ellos se autocritican demasiado fuerte, pero lo que realmente se necesita es mantenerse enfocado en las cosas que amas crear y si lo haces por la pasión y las habilidades que ganes en el camino, vas a mejorar cada vez más y a crear todas las herramientas que necesitas para ser un gran artista”.

“Lo más importante es perseverar, no juzgarte a ti mismo demasiado fuerte, divertirte mucho en el proceso y eso te llevará a fortalecer tus habilidades, si trabajas duro y realmente te apasiona. Hay muchas personas buscando artistas, nosotros siempre estamos buscando gente que tengan las habilidades y la energía y si inviertes todo tu tiempo en esto entonces vas a ser esa valiosa persona que pueda proveernos sus habilidades. Así que sigan trabajando y asegúrense de demostrar lo que puedan hacer”, puntualizó Molina.

Ese fue el camino que él siguió para luego ser recompensado con el Óscar de la academia. Cuando conoció el proyecto que Lee Unkrich estaba planteando y que tenía como lugar México, Molina se interesó y ayudó a investigarlo como una forma de conocer más sus propias raíces en este país centroamericano. Una investigación que lo llevó, desde escuchar a los clásicos mariachis como Pedro Infante, hasta pasar largas temporadas en el país natal de su madre.

Como reconoció Adrián Molina en la conferencia inaugural de Colombia 4.0 en Bogotá, la historia de Coco y su investigación le permitió acercarse a su madre para preguntarle por sus tradiciones, por su cultura. Adrián contó durante la conferencia que la película le permitió: “Reconectarse con su herencia y aprender acerca de mi familia”.

Molina, junto a Darla K. Anderson, ayudó a Unkrich a resolver muchos de los problemas de la historia, tantos que este decidió nombrarlo codirector y coguionista. Recordó que mientras se planteaban la música de la película, él salió a tomarse un café y escuchó una canción en el radio, se paró de inmediato, ansioso por el ritmo y le pidió al mesero que le dijera cómo se llamaba y con ella empezó a imaginarse la combinación de canciones de diversas voces de Jorge Negrete, Lola Beltrán y Javier Solís para implementar en la película.

Finalmente Coco tuvo canciones originales producidas por un gran despliegue de artistas. Por eso obtuvo la estatuilla del Oscar a mejor canción original por Recuérdame, la canción principal, que fue producida por Kristen y Robert Lopez. Luego fue interpretada por numerosos artistas como Natalia Lafourcade y Marco Antonio Solis.

Coco también recibió el premio a mejor película animada, un galardón indudable desde su estreno, y que se convirtió en el mayor éxito de Andrián Molina durante su carrera hasta el momento. Algunos medios lo catalogaron como uno de los tres directores latinos que conquistaron los premios más importantes del cine mundial, junto a Alfonso Cuarón y Alejandro G. Iñárritu.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO