Lunay, un artista que no le gusta que lo traten como artista

Kevin Narvaez / KienyKe.com

Lunay, un artista que no le gusta que lo traten como artista

7 de junio del 2019

En un abrir y cerrar de ojos su vida dio un giro de 180 grados. Pasó de jugar a ser cantante y entonar canciones para miles de personas, a hacerlo realidad. Con apenas 18 años no se amilana ante los excesos de la fama. Tiene claro de dónde viene y para dónde va.

Desde hace un año los días de Jefnier Osorio, conocido en el mundo de la música como ‘Lunay’, no son iguales. Disfruta del cariño y respeto del público. Si bien a cada lugar que va decenas de personas lo reconocen, a diferencia de otros artistas, es feliz con cada saludo de su gente, los mismos que en redes sociales lo defienden de forma enérgica ante cualquier comentario malintencionado.

“Me gusta verme cara a cara con mis fanáticos. Me gusta compartir mucho con ellos y sacarle el lado divertido a todo”, confiesa, de forma tímida, el artista que cuenta con más de tres millones de seguidores en Instagram.

Andrés Lozano /KienyKe.com

Se expresa como si llevara décadas en el mundo de la música. Mientras con la mano derecha sostiene el micrófono, la izquierda la mueve con fuerza, acompañando cada respuesta que da. Una vez termina sus intervenciones, con las dos manos toma el micrófono y espera una nueva pregunta. Eso sí, nunca deja de sonreír. Cuando alguien se acerca a saludarlo, estrecha su mano y procede a dar un abrazo. Así es Jefnier, el artista que no le gusta que lo traten como artista.

“Me considero una persona de corazón puro. Siempre digo que no soy artista y que me traten como persona. Yo soy tu hermano, tu primo o como tu quieras llamarme”.

Nació en Corozal, Puerto Rico, el 4 de octubre de 2001. El fútbol fue su primer gran amor. Soñaba con correr detrás de un balón y marcar goles, pero con el paso del tiempo se vio seducido por los ritmos boricuas.

A los 15 años, de la mano de su familia, se propuso ser cantante. Y comenzó a subir videos en redes sociales, cantando e improvisando. Estos clips tuvieron tal aceptación que además de hacerse virales, hicieron que en ‘la isla del encanto’ se comenzara a hablar de “un chamaquito que le mete cabrón”.

En ese proceso de subir videos a redes sociales y de encontrarse como artista, empezó a trabajar en una agencia de modelaje, además se inscribió en una compañía castings, lo que le permitió conocer más sobre todo lo relacionado al mundo digital.

“Le debo mucho a las redes sociales. Mis inicios fueron allí, lanzando videos improvisando, cantando, rapeando, y a la gente le fue llamando la atención eso de mí. Quisieron conocer un poco lo que era Jefnier en ese entonces y me llevaron a firmar ese contrato que me abrió tantas puertas en la música”.

Los sueños que se alcanzan

Una de las anécdotas que más recuerda de su aventura musical, es haberse encontrado con Daddy Yankee, con apenas 15 años. A pesar de su timidez, que no se ha ido con el pasar de los años, se atrevió a decirle al ‘Big Boss’ que no iba a descansar hasta realizar un sencillo con él.

“El artista que más me ha influenciado es Daddy Yankee. Es un gran ejemplo para mí. Hace cuatro años lo conocí y le dije que no iba a parar de trabajar hasta grabar con él, estar en un escenario, trabajar con los tuyos”.

Cuatro años después esas palabras se hicieron realidad. El artista que empezó en el mundo de la música usando su nombre de pila (Jefnier), subiendo videos a sus redes sociales y SoundCloud, no solo grabó con su máximo ídolo, también lo hizo con Bad Bunny, el cantante que más admira en la actualidad, debido a que sus inicios en la música son bastante similares.

Kevin Narvaez / KienyKe.com

“Los dos son unas leyendas. Son artistas dignos de admirar. Ambos están llevando la bandera de Puerto Rico a lo más alto, donde sea y donde quieran. Estoy muy contento y orgulloso de ser parte de este trío”.

Sus más reciente sencillo: “Soltera”, Remix que grabó junto a Daddy Yankee y Bad Bunny, ha logrado posicionar a este joven artista en el Top #1 de las listas musicales en países como; España, México, Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Perú, República Dominicana, entre otros.

Más allá de palabras y frases celebres, el amor por Colombia y el cariño que recibe por parte del público lo hacen sentir como en casa. Sus conciertos en Cali, Medellín y Bogotá, además de generar gran expectativa, fueron todo un éxito. Sus seguidores corearon sus canciones de forma enérgica, lo que lo llevó a prometerse a seguir trabajando como artista y regresar a Colombia, donde muy seguramente volverá a ser recibido con más brazos abiertos.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO