La raqueta inquieta de María Camila Osorio

9 de septiembre del 2019

Ella es el primer trofeo de Grand Slam en sencillos para Colombia.

María Camila Osorio

@_camilaosorio_

En diciembre de 2008 participó en el VI torneo Master kids, en la ciudad de Medellín, y se coronó campeona en la categoría 8 años femenino. Tenía 6.

Desde que María Camila Osorio agarró una raqueta en sus manos se le vio la buena técnica. Así lo dijo su primer entrenador, Édgar Muñoz, el mismo que formó en sus inicios a Fabiola Zuluaga, la mejor raqueta femenina que ha tenido Colombia.

Los padres de María Camila buscaban que su pequeña hija de apena seis años practicara alguna disciplina deportiva y por eso a comienzos de 2008 buscaron opciones. Los tres optaron por el tenis de campo. Tan solo 10 meses después ya levantaba un trofeo nacional en sus pequeñas manos.

El más reciente lo levantó este domingo en Estados Unidos, al coronarse campeona de US Open Junior 2019. Ella es el primer trofeo de Grand Slam en sencillos para Colombia.

El ídolo en el tenis de María Camila, que actualmente tiene 17 años, no es una mujer es el suizo Roger Federer. De las mujeres en el tenis dice que le gusta mucho el estilo de Serena Williams pero que no es su ídolo en este deporte, porque a Selena, como a tantas otras a quien admira, las ve como rivales.

A los 7 años, por indicaciones de Muñoz, sus padres la inscribieron en el Ranking Nacional de Ascenso. Ese mismo año fue subcampeona en la categoría 12 años femenino y solo tenía 7.

Ser campeona ya lo sabe. Desde muy pequeña, dentro del país ha ganado en cuanto torneo participa. También con 7 años se llevó el primer lugar en el Festival Juvenil Seguros Bolívar en su natal Cúcuta, donde nació el 22 de diciembre de 2001.

Cuando María Camila tenía 9 años, fue inscrita para jugar en el primer Festival Infantil Colsánitas. Fue subcampeona en la categoría 10 años y en reconocimiento a su gran juego también recibió una beca para recibir clases y entrenar en la academia de alto rendimiento del tenista Mauricio Haddad, en Bogotá, donde estuvo por una semana.

@_camilaosorio_

María Camila tiene sangre de deportista. Es nieta del exfutbolista Rolando Serrano, quien jugó con la Selección Colombia en la década de los 60. Su papá, Juan Carlos Osorio, también jugo fútbol en la capital de Norte de Santander y formó parte de la segunda división del Cúcuta Deportivo.

La madre de actual campeona junior también fue gran deportista en su juventud. Jugó baloncesto a nivel profesional e hizo parte de la selección departamental y de la Selección Colombia en esta disciplina a finales de los años 80.

Desde muy niña María Camila mostró talento y capacidades para el deporte blanco. En el segundo torneo infantil Colsánitas, en Bogotá, a los 10 años, cobró la revancha y se llevó para Cúcuta el campeonato.

Hoy, 7 años después, María Camila es la raqueta N0. 1 de Colombia, tras el retiro del tenis profesional de la bogotana Mariana Duque.

Su carrera ha estado marcada por triunfos. Los últimos de ellos son medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018, competencia que se celebró en Buenos Aires, Argentina, donde también fue merecedora de medalla de plata en categoría dobles junto a el también colombiano Nicolás Mejía.

María Camila, de quien dicen es extrovertida, jovial y risueña, ganó sus dos primeros partidos WTA (Women’s Tennis Association) en abril de 2019, jugando en el cuadro principal de Open de Bogotá.

Hace menos de un mes esta gran raqueta se coronó campeona del W25 de Guayaquil, en Ecuador, al dejar atrás a Katerina Stewart por 7-5 y 7-6.

Cuando María Camila tenia 11 años se fue para Estados Unidos, junto a su compañero de aventuras y otra gran promesa del tenis Nicolás Mejía. Fueron recibidos por Gabriela, hermana de Nicolás, entrenadora de una de las academias más reconocidas a nivel mundial. Juan Mateus, esposo de Gabriela, fue su entrenador.

Hoy en día su entrenador es el extenista profesional Alejandro Falla, de quien dice María Camila, la ha ayudado a ser más ordenada y táctica.

La carrera de María Camila, aunque ha tenido decenas de títulos y medallas y reconocimientos, apenas comienza. Ya, sin pasar a la categoría mayores, es la raqueta No. 1 del país y dice que quiere ser la mejor tenista de historia de Colombia y la número uno en el mundo. Raqueta hay para lograrlo.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO