Angela Guzmán, la colombiana que inventó los Emojis

13 de enero del 2019

¿Cómo logró esta gran hazaña?

Angela Guzmán, la colombiana que inventó los Emojis

Para nadie es un secreto que el uso de las redes sociales hoy en día se ha convertido en una actividad indispensable para todo ser humano y el uso de emojis para expresar nuestros sentimientos ha roto con la monotonía de las conversaciones, agregándole un plus a cada frase o palabra enviada.

Estos símbolos se han convertido en infinidad de cosas: almohadas, forros para celulares, etc. Pero, ¿quién es la persona detrás de este éxito mundial? Su nombre es Angela Guzmán, una colombiana ‘echada’ para adelante, que desde muy pequeña se estableció en Estados Unidos.

Angela nació y vivió en Bogotá, y a los ocho años se trasladó junto con su familia a los Estados Unidos. Recuerda con nostalgia que separarse de sus amigos fue la parte más difícil de abandonar el país. Además, asegura que las fiestas de navidad es lo que más extraña. Una vez en Estados Unidos todo cambió, para ella el idioma se convirtió en una barrera importante y fue como empezar desde cero.

Ingresó a la escuela y tuvo que ingeniarse la forma para comunicarse, encontrando en el arte del dibujo la manera más fácil. De esta forma, los profesores se dieron cuenta de su destreza para plasmar situaciones. Este gusto por el arte empezó con una de sus hermanas que estudiaba arquitectura, que a su vez le despertó el gusto por esta profesión. Sin embargo, cuando fue a ingresar a la universidad una de sus docentes le recomendó observar el resto de carreras existentes, haciéndole cambiar de parecer y apostándolo todo por el diseño industrial. Al final de su carrera le llamó la atención el diseño gráfico, llevándola a realizar una maestría.

Las posibilidades crecieron. Apple y varios gigantes de la tecnología acudieron a su universidad para iniciar un reclutamiento para la realización de las prácticas de los estudiantes de último semestre. Sus amigos le dieron un impulso para que ella fuera y se presentara. Al principio tenía un poco de miedo, pero decidió pasar su hoja de vida como diseñadora gráfica. Al siguiente día se comunicaron con ella y sin pensarlo dos veces les dijo que sí.

El miedo es una de las barreras más grandes a la hora de afrontar un nuevo reto. “Desde mi punto de vista, los colombianos tienen gran pasión por las cosas que hacen y ellos pueden lograr cualquier cosa si se lo proponen”, afirmó.

Los emojis nacieron en Japón en la década de los 90 e intentaron demostrar una emoción por medio de un dibujo muy básico. Su trabajo durante las pasantías fue potenciar y crear estas ilustraciones originales de Apple junto a su mentor en esa época. “Una vez que aprendí más sobre la historia de estos diseños en Japón, tuve que aprender la técnica y estética que manejaba la empresa para comenzarlos a desarrollar”, contó a KienyKe.com.

La pasión traspasó su nerviosismo. Comenzó a disfrutar el desarrollo de cada icono: “Teníamos muchas flexibilidades con los detalles. Aquí comenzaron a surgir varias preguntas: ¿qué tipo de zapato íbamos a utilizar? ¿qué tipo de ropa?, nosotros intentamos captar los sentimientos humanos para expresarlos de la mejor forma”.

La simplicidad de los dibujos se convirtió en un reto para este par de empleados. Siempre intentaron realizar los emojis de la manera más simple y natural para que sus significado no se pudiera perder o se entendiera de mala manera.

480 emojis fue el trabajo que le encargaron a ella y a su compañero, de los cuales ella realizó alrededor de 180. Además, en un inicio realizaba uno por día pero una vez cogió ritmo le alcanzaba hasta para tres, dependiendo de la complejidad. “El que más recuerdo es la realización del anillo de compromiso, fue todo un reto aprender a realizar un diamante”.

Este proyecto se convirtió en una experiencia que jamás olvidará, es lo más divertido que ha realizado a lo largo de su carrera. Su pasión por el diseño la llevó a gastar muchas horas diarias de su vida, pero asegura que para ella lo valió todo. Cuenta que en los primeros días pudo hablar con la persona que creó el primer Iphone, cerca del año 2008 y que para ella era muy importante observar a Steve Jobs en los pasillos, una manera imposible de describir.

A pesar de sus innumerables logros, extraña mucho a Colombia. Como muchos colombianos en el exterior, la comida y la unión es muy difícil de encontrar en otros países. La última vez que vino fue en octubre del año pasado, realizando un recorrido por universidades de Bogotá, Medellín y Bucaramanga, contando su historia de vida, dando concejos en cuanto al diseño gráfico y tips.

“Yo quiero inspirar al resto de personas y demostrarles que sí es posible hacer cualquier cosa en la vida, todo está en intentarlo”.

Angela ha tenido la oportunidad de viajar y conocer muchos lugares en el mundo. Argentina fue un sitio en el que también pudo motivar a los estudiantes a intentarlo con las grandes compañías a nivel mundial.

Actualmente, esta colombiana hace parte de el equipo del asistente virtual de Google. “Esta compañía también me parece muy divertida, el trato con sus empleados es genial”, afirmó entre risas. La motivación que recibe Angela por redes sociales la impulsan a seguir en la innovación del mundo tecnológico.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO