‘Sentineleses’, la tribu caníbal que sigue en vilo

‘Sentineleses’, la tribu caníbal que sigue en vilo

4 de agosto del 2018

La región india es particular por sus configuraciones culturales y la diversidad que allí puede encontrarse. Sin embargo, en el océano índico, en el archipiélago de las Islas Andamán, hay una ínsula donde habitan los ‘sentineleses’, una tribu caníbal que sigue en vilo y en posición de ataque.

Al parecer, la comunidad primitiva practica el canibalismo y no permite el ingreso de extranjeros a su territorio. Custodian su soberanía con arcos y flechas, tal como en los tiempos de colonización. Se dice que los navíos americanos guiados por Cristobal Colón en su travesía por el caribe, fueron participes del canibalismo entre pueblos nativos que raptaban a sus enemigos y los alimentaban para comérselos como un  botín.

Para los expertos, el canibalismo es un fenómeno social extendido por todo el mundo que corresponde a un conjunto de creencias y rituales cotidianos que se realizan en situaciones de supervivencia. Esta manera de alimentación en la actualidad causa horror en el hombre contemporáneo, pero hace parte de un imaginario fantástico que subyace en las mitologías y se representa en la literatura, el cine y hasta en el lenguaje al hacer inferencia en el deseo sexual.

Para la humanidad,  la antropofagia es parte de su desarrollo y se convierte en un hito simbólico que exige una revisión en su concepción moderna.

Los sentineleses sobrevivieron al poder del agua

Los ‘sentineleses’ quieren ser anónimos, retirados y dejar la presunción del mundo globalizado a un lado. Su provincia es rica en especies acuáticas y en plantas silvestres, de ahí que los tachen de cazadores – recolectores que protegen sus ecosistemas de foráneos que se acercan a pescar, pero jamás salen con vida.

Se cree que su origen fue hace más de 60.000 años cuando pueblos africanos se radicaron en terrenos aislados, huyendo de los indios y sobrellevaron su existencia de manera abrupta. Aún viven sin fuego y sin técnicas agrícolas básicas para la supervivencia.

En los años 90 el gobierno indio trató de acercarse y mediar un posible contacto con sus líderes, pero han sido recibidos de manera violenta, lo que los obliga a retirarse inmediatamente. Cuando intentaron espiarlos desde un helicóptero salían una finitud de flechas desde los arbustos; cuando anclaban algún pequeño barco, salían corriendo inesperadamente con lanzas afiladas en busca de carne humana.

En el 2004, su isla tuvo que afrontar un tsunami que los dejó inmunes a muchas situaciones de riesgo que hasta el momento nadie sabe como superaron. La población Sentinelense es de aproximadamente 500 individuos y aunque parezca increíble, un pequeño porcentaje del mundo desea cuidar su identidad y, no registrar su última conexión en las redes.

“Si falla el capitalismo, podemos probar con el canibalismo.”Andrés Rábago García

Quizá los ‘sentineleses’ creen, como en la mitología griega, que permitir el ingreso de sus congéneres es destronar y causar la extinción de su especie, tal como les pasó a los onge y los granandamaneses, quienes permitieron la colaboración del gobierno y dependen totalmente de él para sobrevivir.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO