El sueño musical de los hermanos Montaner

2 de febrero del 2019

Los artistas hablaron con KienyKe.com

El sueño musical de los hermanos Montaner

Andrés Lozano / KienyKe.com

No es fácil abrirse un espacio en el mundo del espectáculo. Menos cuando se tiene como padre a uno de los referentes del pop en Latinoamérica. Toda esa carga emocional y personal no amilanó a Mauricio Alberto y Ricardo Andrés Montaner de perseguir su sueño musical.

Los artistas nacidos en Caracas, Venezuela, desde temprana edad forjaron su carrera musical. En principio lo tomaban como un juego o hobby, con el paso de los años, dejaron otros proyectos atrás con el fin de dedicarse tiempo completo a la música.

“En principio lo hacíamos jugando, pero después lo tomamos muy en serio. Nos preparamos, estudiamos y demás. Llegó un momento en el que tomamos la decisión de dedicarnos de tiempo completo a la música, eso fue a mis 12 años y a los 15 de Ricky”, confesó Mau Montaner a KienyKe.com.

A pesar de que en principio el sueño musical de estos dos hermanos no fue nada sencillo, poco a poco se fue haciendo realidad. La fe y confianza en Dios les decía que estaban para grandes cosas. Soñaban con ser Servando y Florentino, incluso pasaban horas y horas imitando a sus ídolos.

“Desde chiquitos nosotros siempre jugábamos a ser un dúo, jugábamos a ser Servando y Florentino… Nos encantaba jugar a que eramos cantantes y que tocábamos instrumentos, aunque no nos sonara muy bien”, expresó entre risas Mau.

Más allá de vanidades, éxitos y estar en el papel de súper estrellas, Mau y Ricky continúan con los pies en la tierra. Sonríen cuando alguien les expresa su admiración. No le niegan una fotografía a nadie y conversan sin ego alguno con sus fanáticos. Además Ricardo no duda en presumir su buena memoria al recordar a uno de los periodistas que simplemente lo había saludado en Cartagena durante sus vacaciones.

Un sueño hecho realidad

Los hermanos que desde niños soñaron con ser Sevando y Florentino se encuentran en su mejor momento. El 2018 fue el año de la consolidación, en el que además de tener la oportunidad de grabar con varios artistas a los que consideran grandes amigos, el mundo los conoció. Sus canciones y colaboraciones lograron posicionarse en los primeros lugares, algo por lo que estaban trabajando, pero que llegó de forma inesperada.

“Estamos viviendo un sueño hecho realidad. Estar aquí en Colombia siempre será motivo de celebración porque ‘Desconocidos’ es una canción que ha conectado muchísimo en este país y en Latinoamérica en general. Cada vez es más fuerte la cantidad de views que tiene y si Dios quiere la canción irá subiendo”, comentó Ricky visiblemente orgulloso por lo que han logrado.

Los éxitos no los desvelan. Buscan que su música suene en la mayor parte del mundo y mantener la esencia. Sin importar las ocupaciones, siempre sacan tiempo para su familia, consideran que es el núcleo que les ha permitido ser lo que son hoy.

No les gusta encasillarse en un género. A pesar de que crecieron en Miami, sus raíces venezolanas siempre los inspiraron a crear música latina. Sienten un cariño especial por el público colombiano. Además, las letras románticas de su padre, también son una gran inspiración, ese energizante que les ha permitido mantenerse enfocados sin importar la fama.

“El público colombiano es maravilloso. La verdad es que cada vez que llegamos a Colombia sentimos que nos recibe una avalancha de cariño y puros piropos, sentimos que es como nuestra casa”.

En 2019 esperan triplicar los éxitos alcanzados el año anterior. Quieren presentarse en la mayor cantidad de países posibles. Además, confirmaron a KienyKe.com que vienen colaboraciones con grandes artistas con el fin de deleitar a su público.

“Es muy fácil que cuando uno está creciendo olvidarse de muchas cosas o dejarse llevar de otras. Queremos mantener los pies centrados en el piso, mantener la vida espiritual bien alineada”, concluyeron los artistas.

Por: Andrés Romero Cuesta

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO