¿Reconoce a este hombre? Esta es su historia

9 de septiembre del 2015

Sueña con ser famoso, a la brava lo ha logrado, aunque camarógrafos y fotógrafos lo odian.

¿Reconoce a este hombre? Esta es su historia

Por: @jcmentefacto 

Como toda celebridad, Frady tiene sus exigencias.

“Cuando vaya a escribir mi nombre en el periódico escríbalo con ‘A’: Frady. Ese es mi verdadero nombre, es que hay gente que me llama Fredy y así no es”.

“Me dejo tomar fotos pero sin reírme porque me hace falta un diente y me da pena”. Apenas sonríe.

“Tome la foto mejor desde este lado para que se vea esto”, trata de acercarse más a la cámara.

“A veces me dan plata por la entrevista, mi tarifa es de 20 mil”, dice medio en broma y medio enserio.

Lea también: ‘El Fuicioso’, el meme que desplazó la violencia

Jhon Frady Gómez Zulaga es quizá el colombiano que más cámara ha robado en la historia de la televisión.

Donde esté el camarógrafo de un noticiero, ahí estará este hombre nacido en Cocorná, Antioquia, hace 42 o 46 años, “no me acuerdo bien hace cuánto nací”. También le puede interesar: La historia del meme más famoso de internet

Hombre-bandera-colombia-1

De lo que sí se acuerda es de la primera vez que apareció en televisión. Fue cuando tenía 15 años en un magazín llamado ‘Ellas y Ellos’, durante unos minutos pudo contarle al mundo su sueño. “Fue algo muy bonito porque pude decir que quería ser famoso, muy famoso”.

Lea también: Él es la voz de ‘Tal Cual’

Desde ese día se levanta siempre con la idea de hacer ese sueño realidad.

Por problemas de aprendizaje tuvo que abandonar el colegio. Cursó hasta quinto de primaria. Permanecer encerrado entre cuatro paredes le producía desespero y decidió, sin el consentimiento de sus  padres, “permanecer en la calle vendiendo dulces”.

Vea también: Los mejores videos de “Hola soy German”

“Muchos me dicen que estoy loco pero no, no es eso,  lo que pasa es que me gusta más estar en la calle”, dice, mientras mueve su cabeza, una y otra vez, al lado derecho.

Su jornada empieza a las tres de la mañana, a las cuatro, dice, “ya estoy bañado y cambiado para salir”.

Desde esa hora tiene los audífonos puestos y un pequeño radio de pilas colgando alrededor del cuello, escucha las noticias para identificar el punto exacto en el que van a estar los noticieros de televisión. No falla. Muchos envidian ese infalible olfato periodístico que ha desarrollado con el paso de los años.

Mientras algún funcionario público explica cualquier cosa, él aparece allá, al fondo, ondeando la pequeña bandera que coloca cuidadosamente en la visera de su gorra.

“Me hice famoso por sapo, hay algunos que me tratan mal. Me dicen ‘sapo hp deje de salir en televisión’ y entonces me reboto y les echo el madrazo”.

Pese a que ha protagonizado varias notas periodísticas, muchos camarógrafos y fotógrafos lo odian.

Hombre-bandera-colombia-2

“Hay unos que me tratan mal porque me les atravieso mucho, dicen que les daño el plano, pero a mí no me importa”.

Frady no escucha noticias para estar enterado de la actualidad informativa o por cultura general, lo hace para robar cámara. “Voy a hacer eso hasta que me muera”.

Con cierta frecuencia cambia sus banderitas, tiene diez guardadas en la casa en la que vive en compañía de sus padres en el barrio Roma de la localidad de Kennedy.

“Debajo de la cama tengo como diez grabadoras viejas y un montón de casetes que ya pasaron de moda”, él los escucha. A veces canta, “aunque tengo voz te tarro”, lo que sí hace bien, dice, es bailar.

“Ojalá algún canal me contrate como extra para aparecer bailando. No me gustaría salir en televisión diciendo algo porque para aprenderme un libreto, para eso sí soy malo, a eso no le halo”.

Son tantas las veces que ha aparecido en televisión que se ha vuelto un poco exigente para salir en las cámaras.

“Les dije a los camarógrafos que no iba volver a aparecer ahí porque es el canal que casi nadie ve. Me preguntaron que entonces para qué me atravesaba, les dije que ahí…para no perder el tiempo”. Frady se refería a Canal Capital.

Como si se tratara de una entrevista de trabajo en la que el entrevistado cuenta su trayectoria laboral, Frady hace una lista de los medios en los que ha salido.

“Caracol, City Tv, RCN, Noticias Uno, Canal Capital, CNN y Telesur”.

Frady, el hijo mayor de un pensionado de la policía y una abnegada ama de casa, recicla periódicos “aunque no lo necesito”.

“Mis papás me dan lo necesario: vestido, comida y vivienda, pero yo reciclo periódicos para comprar mis cositas como las pilas para el radiecito, unos cds que me gustan, o para comprar más banderitas”.

La idea de ganar fama a costa de una banderita puesta sobre una gorra se la copió a los vendedores que en época de fútbol o fiestas patrias abundan.

A su ya conocida pinta, Frady le ha agregado un par de elementos imperceptibles para la televisión. Usa dos relojes, uno en cada mano, que tienen los colores de la bandera de Colombia.

“Esos me los regaló un vendedor del centro que había traído mercancía nueva”.

El reloj que tiene en la mano izquierda está media hora adelantado, cuando se le pregunta por qué, dice que no se había dado cuenta, pone las dos bolsas que lleva en las manos en el piso –una con fruta picada y la otra con periódicos viejos- y cuadra la hora.

Así, vendiendo periódicos viejos- por los que le dan 10 mil pesos mensuales- y haciendo mandados a vendedores y personas de la tercera edad que lo conocen, Frady pasa sus días.

“Gano muy poquitas monedas, pero bueno, tengo amigos coteros que me llevan y me traen gratis”.

La única motivación de Frady es salir en televisión. No quiere salir del país porque le da miedo. “Que por ahí me utilicen para cosas malas, como esas viejas que se las llevan y las obligan a ser prostitutas, no quiero ser rico porque de pronto me secuestran”.

Aunque casi siempre está de buen humor, hay algo que lo pone triste. Cuando se refiere a eso, se queda mirando el movimiento de las palomas que abundan en la plaza de Bolívar de Bogotá.

“Me pongo muy triste cuando no dejan trabajar a los vendedores ambulantes. He visto que les quitan los carritos y me molesta que hagan eso con la gente”.

Aunque muchos le digan loco, tiene cosas claras: “De Petro no hablo mal porque he hablado muchas veces con él, a Mockus lo admiro porque es todo pacifico, con Santos no he hablado porque sus escoltas me empujaron la vez pasada y Uribe…de lejitos”.

Frady presume de su fama, dice que son varios los famosos que le piden a él que se tomen fotos, “algunos me dan 20 mil pesos”.

“Yo le digo a mis papás que se sientan orgullosos de su hijo. Mire, ya salgo en televisión y en muchos periódicos”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO