Huila recuerda a Liliana, que bailaba como las  diosas, brutalmente asesinada a sus 30 años

Huila recuerda a Liliana, que bailaba como las diosas, brutalmente asesinada a sus 30 años

26 de junio del 2016

Esa noche de 1996 no había otra posibilidad que coronar como Reina nacional del Bambuco a Liliana Andrea Lozano Garzón, por su carisma, por su baile magistral, por el apoyo apabullante, atronador y emocionado de sus seguidores del Caquetá y el resto del estadio que suele plegarse a la mejor.

Lea también: “Me arrepiento de haber conocido colombianos”, dice la ‘Reina del Pacífico’, poderosa narcotraficante mexicana

Si el jurado escogido por las autoridades (generalmente para hacer relaciones públicas) sabía o no sabía del tema, si tenía una decisión distinta, el grito atronador del público exigía su nombre.

El éxito le sonrió siempre: presentadora, modelo, actriz de RCN, exuberante, impactante, asediada por hombres ricos y jóvenes muy apuestos. Los huilenses la recuerdan hoy con cariño, no obstante a las múltiples especulaciones sobre las circunstancias que condujeron a su muerte.

Además: Los caprichos de la hija de Pablo Escobar

La prensa de la época (14 de enero de 2009) registra que “fue asesinada junto a su novio Fabio Vargas, cuyos cuerpos fueron encontrados en un cañaduzal entre las poblaciones de Pradera y Palmira en el Valle del Cauca, según revelaron las autoridades”.

liliana andrea lozano garzon-ok

-“De acuerdo con la Policía Valle, varias llamadas registradas horas después del hallazgo de los cuerpos alertaron de que se trataría del hermano del confeso narcotraficante, asesinado el jueves de la semana anterior (baleado en una clínica de Madrid).

Su familia la recuerda como “la niña de las monerías”, siempre haciendo reír, siempre sonriendo.

El secretario de Cultura del Huila –en el momento de los hechos, Douglas Romero- expidió un decreto en el que exaltó la vida y obra de la exreina del Bambuco.

La alcaldesa de El Paujil, Ludibia Hernández Calderón, expidió un decreto para exaltar la reina. “Fue una persona muy importante del municipio. Era la embajadora de nuestro departamento, nos sentíamos muy orgullosos de ella porque fue una muchacha que siempre tuvo esa tenacidad, ese espíritu de cultura y alegría”.

Dora Guzmán, la madre de Liliana, dijo dos años después del asesinato que su hija estaba enamorada, no de un mafioso sino de un buen muchacho que también la quería.

Al margen con los pormenores de la historia tan dolorosa, el Huila –hoy en plenas fiestas- revisa el baile ejecutado por la reina y hasta los especialistas lo consideran como uno de los mejores en la historia del reinado.