Revelaciones sobre la lesión de Petro

10 de agosto del 2012

No se trató de una reincidencia sino de un nuevo coágulo en el costado izquierdo del cerebro que le ocasionó dificultades en el habla y le fue extraído de urgencias.

Gustavo Petro

Distinto a lo que se ha dicho, la nueva cirugía a la que sometieron al alcalde Bogotá, Gustavo Petro, duró exactamente 45 minutos. A las 6 de la tarde del pasado jueves, los neurocirujanos le extrajeron un coágulo del lado izquierdo del cerebro, distinto a los dos que le sacaron en junio pasado.

Al llegar a urgencias de la Fundación Santa Fe, los médicos detectaron “el pequeño coágulo”, como lo llamaron, y prefirieron intervenirlo. “No podíamos darle más tiempo y por eso se procedió a la cirugía”. Horas antes, Petro había presentado deficiencias al hablar y había olvidado algunas frases, lo que llevó a sus asesores a concluir que podría haberse presentado una nueva lesión en su cerebro. No estaban equivocados.

Esta lesión no tiene nada que ver, como se ha dicho, con el hecho de que el alcalde haya regresado a su frenética actividad después de la primera cirugía. Tampoco con que se haya incorporado a su cargo antes de los 15 días de incapacidad que le dieron luego de esa intervención.

Ahora Petro estará cuatro días en observación en la Fundación Santa Fe. Los especialistas le dijeron que debía estar 10 días más en reposo en su residencia.

Lea también

El excéntrico médico que salvó a Petro

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO