¿Y la salud del Papa Francisco?

Cortesía

¿Y la salud del Papa Francisco?

9 de septiembre del 2017

A sus 80 años, el sumo pontífice debe cumplir muchas tareas con el fin de gobernar, enseñar y dirigir a los católicos. Además de celebrar misas, bendecir y orar, el Santo Padre tiene reuniones y visitas a varios países. Igualmente, está atento a la actualidad mundial y así enviar un mensaje a sus fieles sobre esos sucesos.

Tras la renuncia de Benedicto XVI al pontificado, los cardenales se reunieron para asignar un nuevo Papa, luego dos días de cónclave, con las palabras en latín “Habemus Papam”, anunciaron la llegada de Francisco, y de allí crecieron decenas de historias y mitos.

Jorge Mario Bergoglio, con 21 años de edad, sufrió una pulmonía severa, por lo que los médicos tuvieron que extirparle parte del pulmón derecho. Solamente le quitaron el lóbulo superior y no todo el pulmón como inicialmente se creyó.

El hoy máximo jerarca de la Iglesia Católica, ha presentado problemas respiratorios que no pasan de una gripe y tos. En ocasiones ha cancelado actos en Roma pero el Vaticano oportunamente ha salido al paso indicando cansancio y ligera indisposición. Por control médico, Francisco lleva una dieta especial para prevenir inflamación, indigestión y controlar el peso.

Pese a todo ello nada ha impedido que el Santo Padre, en cuatro años de pontificado, según especialistas esté recuperando la influencia global a la Iglesia Católica. 

Francisco impacta por su cercanía con la gente, acostumbra a romper el protocolo en sus apariciones públicas; sorprende al mundo con sus votos de humildad; rompió la tradición papal de usar los escarpines rojos y usa calzado normal de color negro y su papado se ha caracterizado por su devoción hacia los pobres.