Satanás entró a la iglesia

Satanás entró a la iglesia

14 de Abril del 2014

Un enorme Lucifer hecho de cera flota ante la mirada de los vitrales de santos que observan cómo el ángel caído se enreda y se retuerce de dolor entre una maraña de cables de telégrafo. Tiene el cuerpo negro y unas enormes aladas mustias y percudidas. La macabra escena tuvo lugar hace un tiempo en la iglesia de la Santísima Trinidad en el barrio de Marylebone, en Londres. El templo, construido en 1828 para celebrar la derrota de Napoleón, dejó de ser un lugar de culto y ha sido utilizado, entre otras cosas, para el almacenamiento de libros de la editorial Penguin Books y como sede de una organización de misioneros. Allí, justo bajo su cúpula, en el centro de la iglesia el artista inglés Paul Fryer halló el lugar perfecto para exhibir su macabra instalación del demonio, una obra que lleva bajo título Lucifer (Morningstar).

Dentro del extenso trabajo artístico de Fryer, nacido en 1963, sobresalen los temas religiosos, que ha abordado con crudeza y, al mismo tiempo, con una estética cuidadosa: un mono crucificado, Jesucristo sentado en una silla eléctrica, varias coronas de espinas. Uno de sus trabajos más famosos es Lilith, una escultura de cera de una hermosa mujer alada, muerta y presa en medio de varios hilos. Su última obra es Redacted, en la que muestra un libro antiguo con todas las palabras subrayadas. Esto dijo Fryer a Kienyke.com sobre su trabajo.

Paul Fryer

¿Cuándo comenzó a trabajar con elementos propios del catolicismo?

Yo me crie católico. Mi madre era irlandesa, por eso mis experiencias formativas y mis primeras referencias tienen que ver con la religión católica.

¿Es usted religioso?

Me considero cristiano gnóstico. Se trata de una religión inusual porque no estamos de acuerdo con el dogma y nuestra iglesia está en cada hombre y en cada mujer. Somos más igualitarios que dogmáticos o autoritarios Esta es la razón de mi trabajo libro Redacted; es una declaración acerca de que la verdad equivale a silencio. El gnosticismo es el eslabón perdido entre las religiones orientales y el canon occidental. Donde la Iglesia ve pecado y la redención, los gnósticos ven ignorancia y la iluminación.

¿Alguna vez ha sido censurado por su trabajo?

 Yo mismo soy el peor censor. Pero eso es sólo porque no puedo hacer todo lo que pienso. No tengo ni el tiempo ni el presupuesto.

Paul Fryer Lilith

¿Cómo obtuvo el permiso de exponer a Lucifer dentro de una iglesia?

 La iglesia fue desacralizada. Es un edificio como cualquier otro.

¿Qué piensa de los recientes escándalos en los que la iglesia católica se ha visto envuelta?

Es una vergüenza, pero la Iglesia tiene un corazón oscuro. Como dicen los sicilianos: “El pescado siempre empieza a apestar por la cabeza”.

Paul Fryer