Se asustaron los Nule

Se asustaron los Nule

28 de marzo del 2011

El llamado de la Fiscalía agarró a Miguel y Manuel de descanso en Miami y a Guido en Milán, Italia, donde se encuentra escondido. Acaban de decirle a personas cercanas que estarán de vuelta en el país porque quieren evitar una orden de captura internacional en su contra.

Los Nule no se van a limitar a responder a las acusaciones de la Fiscalía ni a ampliar las denuncias contra los funcionarios del Distrito que participaron en el “carrusel” de la contratación. Se sabe que hablarán contra políticos del Partido de la U, Cambio Radical y el liberalismo, que al parecer les ayudaron a conseguir contratos por todo el país.

La experiencia muestra que cuando los Nule hablan y presentan pruebas y grabaciones, lo hacen en serio. Sus acusaciones hicieron destituir al ex congresista Germán Olano y al contralor de Bogotá Miguel Ángel Moralesrussi. Además, tienen a varios altos funcionarios del distrito con un pie en la cárcel y en serias dificultades a los hermanos Samuel e Iván Moreno Rojas.

Los delitos por los que deberán responder son peculado por apropiación, fraude procesal, falsedad en documento privado, cohecho y concierto para delinquir. Según las cuentas de las autoridades, se perdieron más de 2,2 billones de pesos destinados para cincuenta obras de infraestructura en todo el territorio nacional.
Miguel, Guido y Manuel tienen claro que no escaparán a condenas por sus desafueros con los dineros del Estado. Y en esa convicción esperan que ocurra lo mismo con los servidores públicos que los ayudaron.

Un mes después de que la fiscal general Vivianne Morales anunció que le metería el acelerador a este proceso, se ven los resultados. La semana pasada aseguró que los contratistas no podían seguir pasando como víctimas ausentes. Su expediente estuvo a pasos de tortuga durante un año y tres meses en la administración del fiscal Guillermo Mendoza Diago. La causa de la demora se debió, al parecer, a la amistad que tienen el ex magistrado Carlos Isaac Nader, asesor de los tres contratistas, y Mendoza Diago. Menos mal, la trinidad de la Contraloría, Fiscalía y Procuraduría están dedicados a sacar la verdad en tiempo récord.