¿Están llegando señales de vida de otros planetas?

¿Están llegando señales de vida de otros planetas?

6 de abril del 2017

¿Llegan mensajes de otros planetas?

Las únicas señales que llegaban eran las del radio. Sin embargo una noche, la música se interrumpía por una interferencia que no repetía como un código. Y así había sido durante varias oportunidades. Quizás no era casualidad que esas señales se recibieran en un observatorio astronómico.

Al principio no se les dio importancia a las señales. Podría ser estática. Sin embargo, se repetían tanto, y con un patrón casi matemático, que los científicos empezaron a interesarse por eso. Luego de estudiar el fenómeno, llegaron a una conclusión contundente: las señales eran extraterrestres. O así lo determinaron los expertos de la Universidad Swinburne, en Melburne, Australia.

¿Algún mensaje? ¿Una advertencia? ¿Un llamado? ¿Una petición de contacto? En realidad no se podría explicar con claridad si habría o no “intención”, porque lo único que los científicos tenían era el diagrama de una señal que se repetía con los mismos microsegundos de diferencia, con exacta amplitud y frecuencia.

“Quizás la explicación más extraña para las FRB es que eran transmisiones extraterrestres. Descubrir de dónde vienen esas ráfagas es la clave para entender qué las origina. Tan solo una de las ráfagas han sido vinculada con una galaxia específica”, dijo Matthew Bailes, coautor del estudio.

Lo que descubrieron en Australia se conoce como FRB (Ráfagas rápidas de radio, por sus siglas en inglés). Son “intensas señales de radio que duran pocos segundos y que seguramente vienen de más allá, incluso, de nuestro sistema solar”.  El misterio: ¿quién o qué está enviando esas señales?

No es la primera vez que los astrofísicos se encuentran con esta clase de fenómenos. Desde 2007 la ciencia los ha estado estudiando, pero hasta ahora no ha podido dar con la respuesta sobre origen y condición de las señales, que a veces también se acompañan por rayos de luz que son captados por telescopios de alta precisión. Llama la atención la sincronía entre la onda de radio y el haz de luz. Así, no sería arriesgado decir que, y en ello están de acuerdo algunos expertos, que los que se intenta enviar, en realidad es un mensaje. Pero la inteligencia humana aún no está en la capacidad de descifrar ese mensaje.

Otra teoría, un poco más aterrizada que la del “mensaje extraterrestre”, es la que explica que las señales serían el producto de explosiones de micro galaxias, supernovas, o estrellas que son absorbidas por agujeros negros. Hasta 2012, los astrónomos pudieron rastrear el origen de las señales: una galaxia a 3 mil años luz de la tierra.

El universo es insondable, inmenso. No hay. Aun, pruebas de que estemos solos, como planeta, en medio de tal inmensidad. No resultaría descabellado pensar que allá, en ese allá sin descubrir, negro e infinito,  podría haber algo. ¿Qué es ese algo? ¿Qué intenta decir? Al paso que vamos, esta generación no verá esa respuesta.