Separación de Panamá y Colombia un “Sincero Pesar”

3 de noviembre del 2018

La separación de Panamá, canal interoceánico de magnificencia comercial y cultural envidiable, representó para Colombia un “Sincero Pesar” que aún reposa en la tercera franja de su escudo junto a dos embarcaciones de vela. Todo sucedió al cese de la ‘Guerra de los Mil Días’, aquel enfrentamiento que comenzó en 1899 y terminó en 1902, […]

Separación de Panamá y Colombia un “Sincero Pesar”

La separación de Panamá, canal interoceánico de magnificencia comercial y cultural envidiable, representó para Colombia un “Sincero Pesar” que aún reposa en la tercera franja de su escudo junto a dos embarcaciones de vela.

Todo sucedió al cese de la ‘Guerra de los Mil Días’, aquel enfrentamiento que comenzó en 1899 y terminó en 1902, entre el conservadurismo imperante en cabeza del presidente José Manuel Marroquí del Partido Nacional y la legión liberal con respaldo de Ecuador y Venezuela, que quedó en ascuas ante la intervención de Estados Unidos.

Dicha mediación del gigante americano fue estratégica, su procedimiento fue solicitado tras la promesa de entrega del canal por parte del bando conservador, quien imploró a tropas estadounidenses detener las fuerzas liberales triunfantes en Panamá.

El tratado de paz se firmó en el buque ‘Wisconsin’ del general liberal Benjamín Herrera el 24 de octubre de 1902. Sin embrago, el conflicto nacional entre ambos seguidores políticos continuaba, disminuyó paulatinamente pero llevó al cuartel de fusilamiento a quienes no aceptaron sus términos.

¿Qué pasó con el territorio istmeño?

Panamá fue hecha ambición para los gobernantes colombianos quienes la mantenía aislada en el cubrimiento de las necesidades básicas. De ahí que, un territorio geopolíticamente clave se anexó a los intereses imperialistas de una potencia.

“Macondo era entonces una aldea de 20 casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos.” Gabriel García Márquez.

La creación del canal panameño que divide las costas atlántica y pacífica estaba a cargo de franceses, pero la apabullante presión americana y el terreno inhóspito encontrado que generó sobrecostos hizo que la concesión fracasara.

Entonces, el secretario de estado americano, John Milton y el ministro colombiano Thomas Herrán, firmaron el “Tratado Herrán – Hay” donde se cedió todos los derechos y se otorgaban diez millones de dólares para un siglo de arrendamiento renovable en el canal.

“Puedo decir lo que muy pocos estadistas: recibí un país y le devolví dos al mundo”. José Manuel Marroquí

Sin embargo, el tratado fue negado en el congreso colombiano ante un posible ofrecimiento mayor. Hecho que resulto fatal porque en conversaciones sigilosas para una revolución planeada por José Agustín Arango, Manuel Amador Guerrero, Nicolás de Obarrio, entre otros, se declaró el 3 de noviembre de 1903 a Panamá, estado independiente y soberano.

Estados Unidos reconoció oficialmente la decisión de Panamá el 19 de noviembre y procedió a negociar con la nueva nación el trato “Hay-Buneau-Varilla” la Zona del Canal.

“Sincero pesar” de EEUU a Colombia por separación

Ante tal situación, Colombia perpleja e indignada, no rompió sus relaciones bilaterales con la casa blanca, pero tuvo que aceptar el “Sincero Pesar” que promulgaba Estados Unidos en el tratado de conciliación “Urrutia Tompson”.

Biblioteca Digital Mundial- UNESCO

La clausula fue polémica en Colombia, aunque se resaltó la importancia en la relaciones con los “gringos”, se denegó la exigencia para crear estaciones de carbón y militarización en el archipiélago de San Andrés.

Tras moficiación, el tratado “Urrutia Tompson” se firmó el 6 de abril de 1914. En dicho consenso se eliminó el estatuto de “sincero pesar” y Colombia reconoció a Panamá como región independiente, recibiendo 25 millones de dólares, destinados en gran parte, a la creación del Banco de la República.

Actualmente, la extensión territorial es reconocida por los demás países centroamericanos y el canal fue extendido. La separación de Panamá y Colombia es tildada como el mejor ejemplo de modelos gubernamentales que promueven el intervencionismo y la corrupción.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO