“La bendición estuvo incluso el día de su muerte”

“La bendición estuvo incluso el día de su muerte”

30 de diciembre del 2017

Doña Nubia Gómez recuerda con nostalgia a la señora Isabel Chico, su suegra, que hace cinco años y cercana a los 98 de edad murió por los “achaques de la vejez”, pero que rememora con una tímida sonrisa por lo que significó para su vida y la de su familia.

Con plena certeza –dice doña Nubia- “sé que mi suegra está con Dios” –porque Isabel, la madre de su esposo, fue una persona creyente en el Todo Poderoso; siempre le oraba al Altísimo hasta por los alimentos que iba a comer, y esa “bendición de Dios estuvo incluso hasta el día de su muerte”, relata la humilde mujer que cuenta que de la nada le apareció “alguien” que pagó todos los gastos fúnebres.  

Doña Nubia vive en un pequeño apartamento de unos 50 metros cuadrados en el barrio Villa María, en Suba, en el noroccidente de Bogotá, con su esposo, que es mecánico de ocupación, dos hijas y tres pequeños nietos. En medio de todas las dificultades económicas que han enfrentado en su vida, sus sonrisas no se desprenden de sus rostros; sobre todo cuando testifican de las bendiciones que han podido recibir. “Cuando ella (Isabel) murió no sabíamos cómo íbamos a hacer, no sabíamos qué hacer con ella. Pero en el cementerio nos dijeron que podíamos acceder a un servicio funerario entregado por el Distrito de manera gratuito”, hecho que en ese momento les cambió la vida.

Doña Nubia accedió a uno de los cuatro servicios que presta la Alcaldía de Bogotá a través de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp), que otorga el 90% del valor de los servicios fúnebres.

Sobre este tema, Angie Hernández, Subdirectora de Servicios Funerarios y Alumbrado Público de la UAESP, aseguró en diálogo con Kienyke.com que “hemos entregado 3.744 subsidios funerarios de destino final a población vulnerable. Para acceder a estos programas de servicios funerarios solo es necesario diligenciar un formato básico de solicitud en el que se especifica el tipo de servicio que desea adquirir; adjuntar el registro civil de defunción de la persona fallecida, copia de la cédula, copia de un recibo de servicio público y acreditar su condición de vulnerabilidad”.

La Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos también ha puesto al servicio de la ciudadanía todo un programa para ayudarlas a superar los retos que causa la muerte de uno de sus integrantes.

El segundo servicio que ofrece es el de acompañamiento psicológico de duelo, en el cual se da una orientación psicosocial a los usuarios de los cementerios distritales con el objetivo de ayudar en este proceso; además de brindar acompañamiento en los momentos de inhumación, exhumación y cremación. Se pretende crear un ambiente apropiado para que las personas afectadas expresen sus emociones libremente a través de talleres grupales mensuales sobre el manejo del duelo.

La Uaesp ofrece un tercer beneficio: Servicio legal en cementerios distritales. En este se ofrece una atención integral y de forma accesible para todo aquel que requiera información, asesoría y orientación legal relacionada con el destino final y la documentación necesaria para acceder a los servicios funerarios.

También se brinda una orientación en temas relacionados con bienes e inmuebles de carácter privado público, tales como la protocolización de la compra y venta de bóvedas o mausoleos privados; y arrendamientos de bóvedas, osarios o cenízaros de propiedad distrital.

El distrito es propietario de cuatro cementerios distritales: Cementerio Central, Cementerio del Norte, Cementerio del Sur y Cementerio Parque Serafín. En estos se presta el cuarto servicio, que es el de destino final, que incluye la inhumación, exhumación y cremación.

La Subdirectora de Servicios Funerarios afirmó a KienyKe.com: “Nosotros queremos que los cementerios distritales sean la primera opción de cualquier ciudadano para ese servicio tan crítico. Queremos mejorar todos los estándares de calidad y de eficiencia en servicio, por eso hemos hecho una interventoría y una supervisión muy rigurosa de todos los aspectos operativos, de infraestructura y  calidad”.

Todos estos proyectos van de la mano con el mejoramiento de la infraestructura de los cementerios distritales. Se han realizado planes de seguimiento en el mantenimiento de dichos establecimientos y de los hornos crematorios. Además el Distrito ha hecho una gran inversión en la compra de inmobiliario y capillas de velación; lo que ayuda a que los beneficiarios de estos servicios puedan sobrellevar los momentos críticos producto de la pérdida de un ser querido.