Sobrevivieron a cinco bombazos del extremismo islámico

Sobrevivieron a cinco bombazos del extremismo islámico

23 de marzo del 2016

El joven de 19 años estadounidense, Mason Wells, y el futbolista del Galatasaray de Turquía, Jason Denayer, sobrevivieron a los atentados terroristas de este martes en Bruselas, los terceros de los que salen vivos, respectivamente.

Un informe divulgado por la cadena ABC indica que Wells estaba a pocos metros del lugar donde detonaron uno de los artefactos explosivos activados por células vinculadas con Al Qaeda durante una maratón en Boston, el 15 de abril de 2013. Aunque él y su padre se estremecieron con la onda explosiva, no sufrieron daños.

Lea también: Atentados terroristas enlutan Bruselas.

Dos años más tarde, el 13 de noviembre de 2015, el adolescente estaba en París el día que el Estado Islámico (EI) perpetró varios ataques en la capital de Francia, pero él no salió herido.

Finalmente, este 22 de marzo, Mason se encontraba en el Aeropuerto de Bruselas, cerca del lugar donde estalló una de las cargas explosivas, por lo que tiene quemaduras en su cara y brazos y se rompió el talón de aquiles. No obstante, su vida no corre peligro y podrá regresar, como lo tenía previsto hacer momentos después del ataque, a Estados Unidos.

Por otro lado, Jason Denayer, futbolista del Manchester City que se encuentra cedido en el Galatasaray de Turquía, también ha estado cerca de los lugares donde se han presentado tres acciones terroristas durante los últimos días.

El 17 de febrero, una explosión acabó con la vida de 29 personas y dejó heridas a 61 más en Ankara, Turquía. Ese día, Denayer se hallaba en la capital política turca. El movimiento Libertad de Kurdistan (TAK) se adjudicó este hecho.

Posteriormente, el 19 de marzo, Jason estaba en Estambul para disputar un partido con su club cuando un suicida se inmoló en esa ciudad y causó el fallecimiento de cinco sujetos. Las autoridades le atribuyen este crimen al EI.

La tercera coincidencia del lugar donde se encontraba el deportista y el epicentro de un atentado se dio este martes. Denayer llegaba a Bruselas para integrarse a los trabajos de su selección nacional cuando dos explosiones estremecieron el aeropuerto de la capital belga y una más se dio en el centro de ésta causando la muerte de 34 personas. Nuevamente, miembros del EI se adjudicaron la acción.

Foto: MCFC.co.uk