Del Spinner y otros ‘inventos del Diablo’

Del Spinner y otros ‘inventos del Diablo’

23 de junio del 2017

El Fidget Spinner es un juguete que está haciendo furor. Por la popularidad que ha tenido, muchos han salido a decir, quizás con argumentos, quizás para llamar la atención, que no es tan bueno como parece. Un pastor cristiano afirmó que era un invento del diablo.

El pastor Juan Mariano Ávalos, de una congregación paraguaya ha dicho que cuando los niños juegan con el Spinner, haciéndolo rodar,  forman con sus dedos un “símbolo satánico”. Al símbolo que se refiere es al cuerno, el mismo que cualquier rockero hace en un concierto. Nada del otro mundo. También dijo que en otra posición, con tres dedos juntos, se formaría el ‘666’. Y ya sabemos qué significa ese número.

Dicen que cura el estrés. Se vende como el pan caliente. Su invención se le atribuye a Catherin Hettinger. Ella tenía una hija con una enfermedad llamada Miastenia Gravis, que no le permitía mover bien sus músculos. Inicialmente el Spinner nació para eso. Y para nada más. No parece un invento del diablo.

Así como todo el tiempo hay tendencias, el Spinner ahora, Pokémon Go, o ese gato molesto al que la gente ponía a decir pendejadas, también ha estado de moda –siempre–, decir que lo que es diferente se lo ha inventado Satán.

Además de dedicarse a corromper a la especie humana y a hacer el mal, el Diablo también ha tenido el tiempo preciso para inventar cosas. Una de esas  aberraciones, nacida de su mente perversa es el Rock. Desde que el Rock existe, se ha dicho que es música satánica. Quizás, el único crimen del Rock es haber sido diferente y haber revolucionado la música. Y ya.

El internet, parece, también es otra maquinación diabólica. Hay quienes asocian las tres ‘w’ que hay en las direcciones de todas las páginas web con el número de la bestia. De acuerdo con ellos, en el alfabeto hebreo, arameo, y fenicio, la letra ‘wow’ –w en al alfabeto latino– es la número 6 de la lista. Lo demás sale por lógica.

“Por otra parte, la letra [waw] en arameo se dibuja como un 6 invertido (), y la inversión de símbolos, como la cruz, tradicionalmente ha sido un recurso utilizado por el satanismo, razón adicional que ha llevado a identificar dicha letra con este número. Debe recordarse, por otra parte, que el arameo era supuestamente la lengua que empleó Jesús en sus predicaciones”, escribió un bloggero.

Del anime también se ha dicho insistentemente que es satánico. Dragon Ball, Pokémon, Yu-Gi-Oh!, Naruto, y otros tantos no se han salvado de los señalamientos. De Pokémon, por ejemplo, se afirma que “ha estado presente en prácticamente todos los niños de la generación de los 90 (y otros no tan niños), el caso es que abre una puerta a algo mucho más profundo. Lo más preocupante es el concepto de que los niños están siendo entrenados para “capturar” entidades demoníacas, para formarlos, controlarlos y utilizarlos contra otros. Algunas personas creen que esto es el reflejo de muchos ocultistas de alto nivel como Aleister Crowley, quienes lo intentaron con demonios reales”.

Digimon,-pokemon,-dragon-ball-yu-gi-oh

El portal Paraloscuriosos.com, dice,  que “la mega exitosa tira animada Dragon Ball Z creado por Akira Toriyama en Bik Studio Shueisma Animation tiene su lado perverso, oscuro, y con un contenido cargado de mensaje subliminal. Esta serie se cree que está ligada al satanismo, ya que sus creadores, entre ellos la cabeza de este producto, Akira Toriyama,según algunas fuentes, hizo un pacto con el Diablo en una colonia llamada Milk situada en el sur de China. Esta colonia es conocida por su fama de albergar a habitantes dedicados a la brujería, hechicería,y espiritismo. Los habitantes de la región circundante dicen de ella que está gobernada por el mismo Satanás, y es por ello que los creadores de Dragon Ball Z pidieron la “bendición” de este a cambio de entregarles sus almas”.

El satanismo y sus derivados implican una reflexión más profunda. La Maldad simplemente está en casi todas partes. Por eso el mundo está como está. Sin embargo, hay una delgadísima línea entre el fanatismo y la verdad, que se cruza constantemente, lo que no quiere decir que quienes jueguen con el Spinner, escuchen rock, o disfruten de algunas series, sean seres consagrados al culto al señor de las tinieblas. Puede que eso sea simplemente entretenimiento. Generaciones enteras han crecido con el problema del satanismo ligado a todo, y aun así, muchos de ellos, jóvenes sobretodo, han sido y son buenas personas. Lo son porque han decidido serlo. Y por nada más.