Los colombianos se suicidan por amor

Los colombianos se suicidan por amor

10 de septiembre del 2014

Los suicidas prefieren los domingos y los lunes. Así como los meses de enero y julio. Los solteros se suicidan tres veces más que los casados y los hombres utilizan métodos más letales para quitarse la vida que las mujeres. Las cartas póstumas son un patrón universal que busca despertar culpa, dar instrucciones o generar reflexiones filosóficas.

Según el Instituto Nacional de Medicina Legal se presentaron 1.810 casos de suicidios en el país durante el año 2013. La mayoría de los colombianos se mataron por amor. Los celos, la desconfianza e infidelidad son las razones que predominan en el país.

Infografia Suicidio

Diego Castrillón, presidente de la Asociación Psicólogos con Dignidad, asegura que una relación amorosa mal manejada conduce a un duelo complicado y a la depresión que, a su vez, puede terminar en la muerte.

“Los colombianos queremos que la realidad sea como nosotros queremos y eso, por ejemplo, en las relaciones de pareja es absurdo. Somos muy intolerantes a una ruptura emocional. No la aceptamos y como no lo hacemos entonces actuamos en consecuencia. Las rupturas emocionales mal manejadas hacen que las personas vivan situaciones extremas y tomen decisiones extremas”, dice el especialista.

Infografia Suicidio

Otro argumento es que las relaciones sentimentales despiertan los impulsos. Cuando se combina la depresión con las dificultades de pareja es posible caer en la agresión hacia el otro o a sí mismo. Nacen las ideas de morir para desquitarse de la pareja y que ésta quede con sentimiento de culpa por el resto de su vida.

La depresión es el camino seguro al suicidio. Éste estado de ánimo puede surgir por la muerte de personas cercanas, de crisis económicas, pérdida de un trabajo, una ruptura amorosa o simplemente resultado de la química cerebral. Cifras de Medicina Legal indican que para el año 2013, la tasa de suicidio en Colombia fue de 3,8 casos por cada 100.000 habitantes. Es la cuarta forma de violencia más común en nuestro país y  por cada mujer se suicidan cuatro hombres. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada 40 segundos una persona de quita la vida.

Infografia Suicidio

Según explica el psicólogo Castrillón en la actualidad hay una especie de detonantes para que la gente busque con más frecuencia quitarse la vida. En los últimos años se ha incrementado la depresión y la ansiedad por causas como el exceso de trabajo y la soledad. Además, las personas dedican mucho tiempo a estar fuera de la casa y no lejos de la familia, pasan mucho tiempo en transporte público y los trabajadores son cada vez más exigentes.

Las maneras para evitar una tragedia de este tipo son la ayuda profesional y que la familia de quien está deprimido preste atención a sus mensajes. “Una persona muy deprimida y que sin intervención del psicólogo o psiquiatra se encuentra mejor de manera espontanea quiere decir que esa persona tiene un alto riesgo de suicidio. Indica que ya tomó la decisión de matarse y liberarse del yugo que le genera la depresión. Encontró una la salida a la depresión y eso le genera bienestar”, dice el especialista.

Infografia Suicidio

A través de la cultura y la historia, el suicidio ha sido un acto para elogiar o reprochar. En China se distinguían dos tipos de suicidas, aquellos que buscaban la perfección y quienes huían del enemigo.

En la era posterior al nacimiento de Cristo, en Grecia, matarse era permitido si había sido autorizado por magistrados públicos, pero era castigado si se hacía sin consentimiento y por evadir una condena. Se les privaba de ser enterrados en un cementerio o se les amputaba la mano derecha.

Infografia Suicidio

En Roma, el suicidio fue un privilegio que no podía permitirse a los esclavos o a los soldados. Para el cristianismo, solo hasta San Agustín en el siglo IV, se adoptó la postura de que el cristiano debe aceptar la vida y la muerte como una decisión que no le corresponde al hombre sino a Dios. En algunas regiones de Oriente es considerado como un acto para admirar o la manera más rápida de llegar al reino de los cielos.

Infografia Suicidio