Los tentáculos mexicanos detrás del ‘narcojet’

28 de marzo del 2018

Hasta el momento 11 personas han sido capturadas por este hecho.

Los tentáculos mexicanos detrás del ‘narcojet’

A la historia sobre el ‘narcojet’ que partió desde Colombia hacia Inglatarra con droga en su interior le siguen saliendo tentáculos. Las autoridades continúan con las capturas y la investigación permitió establecer que además de narcotraficantes colombianos, en esta modalidad de transporte de cocaína también estarían implicados criminales mexicanos que hacen parte del Carte de Sinaloa.

La primera noticia sobre este caso recorrió el mundo el pasado mes de enero, cuando las autoridades británicas detectaron un vuelo chárter que había despegado desde el aeropuerto El Dorado de Bogotá con destino a Farnborough, una vez en tierra y luego de las rutinas de seguridad necesarias por parte de las autoridades aeroportuarias, estas notaron que algo no estaba bien.

Al proceder con las pesquisas descubrieron una nueva modalidad utilizada para el narotráfico, la contratación de vuelos privados y de esta manera evitar los rigurosos controles en los aeropuertos.

Al interior de este vuelo se transportaban más de 500 kilogramos de cocaína, la cual logró ser embarcada y pudo salir sin ninguna clase de control por parte de las autoridades colombianas, desde entonces se han adelantado una serie de investigaciones para poder desarticular a esta organización.

Este cargamento era transportado en 15 maletas de diseñador con una capacidad para 37 paquetes de cocaína, con un valor estimado de 50 millones de libras esterlinas (unos 200.000 millones de pesos colombianos).

Las primeras capturas por el caso ‘narcojet’

Los primeros en ser capturados fueron los cinco tripulantes del vuelos, los cuales se hicieron pasar por empresarios extranjeros que llegaron al país con el fin de realizar una serie de inversiones. Entre ellos había dos hermanos: Martin, de 48 años, y Stephen Neil, de 53, quienes se desempeñan como albañiles; un chef italiano, Alessandro Iembo, de 28 años, y los españoles Víctor Franco-Lorenzo, de 40 años, y José Ramón Miguelez-Botas, de 45, que están relacionados con labores de peluquería.

Al descubrir esta inusual modalidad, las autoridades colombianas iniciaron un gigantescos operativos que hasta el momento ha permitido detectar que detrás de este hecho estaría una red criminal internacional y uno de los líderes sería Jaime Hernán Velásquez Hernández, alias ‘Jaime López Chávez’, un señalado narco que ya había sido detenido en México en el año 2003, y Carlos Arturo Muñoz Garavito, que en la actualidad se encuentra preso por este hecho.

El pasado miércoles 22 de febrero las autoridades capturaron a cinco personas que podrían estar involucradas en el hecho, entre los que están policías y civiles y quienes habrían sido cómplices en esta nueva modalidad de tráfico de drogas.

Las autoridades, entonces, han podido desmantelar parte de esta organización, luego de las capturas de los tripulantes, mientras operativos de inteligencia permitieron la captura de Jesús María Hurtado Ríos, quien mediante el alquiler de lujosos vehículos brindados movilizó la droga por varios sectores de la capital colombiana, Luz Dary Espitia, funcionaria de Central Chárter, el subteniente Nelson Enrique Robles Munévar, quien por pertenecer a la unidad de estupefacientes, facilitó la operación, y ‘Ricardo Gómez’ un falso de Policía, quien hace parte de esta red dedicada al tráfico de estupefacientes.

Narcojet y socios mexicanos

El último gran golpe a esta estructura fue la captura de Jorge Jimmy Panchalo Calderón, un controlador aéreo de la Aeronáutica Civil, detenido en el aeropuerto Internacional Alfonso Bonilla Aragón de Palmira, quien además tendría vínculos con el Cartel de Sinaloa de Mexico.

Según indicaron las autoridades, esta persona hace parte de una red conectada al poderoso cartel mexicano, que saca cocaína a través de vuelos chárter desde los aeropuertos de Cartago, Palmira, Cali y Bogotá.

Además las autoridades abrieron una investigación contra otros tres controladores aéreos del mismo aeropuerto de Palmira, por impedir que un avión de la Fuerza Aérea de Colombia persiguiera a una aeronave sospechosa de movilizar droga.

Aunque esta modalidad de traficar con drogas no es tan usual, lo que sí tienen claro las autoridades es que desde mediados del año 2015 ya se tenía conocimiento de este modo de operación de vuelos chárter que llegaban desde Europa a territorio colombiano.

Aunque hasta el momento once personas han sido capturadas por el célebre caso del ‘narcojet’, para las autoridades estas son solo un pequeño eslabón de una gigantesca cadena en la que estarían vinculados ciudadanos incluso de países del Caribe y Centro América.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO