El único hombre del mundo que es inmune al veneno mortal de las serpientes

El único hombre del mundo que es inmune al veneno mortal de las serpientes

23 de febrero del 2016

Tim Friede no tiene ningún tipo de formación o educación científica pero sabe que su sistema inmunológico es diferente al del resto de los habitantes del planeta Tierra.

“En este momento soy la única persona en el mundo que puede hacer lo que acaban de ver.  No lo digo con arrogancia. Lo digo con confianza”, dice este hombre de 37 años de edad en un video de Barcroft TV, una compañía que se especializa en videos de todo tipo de cosas locas y extremas.

Lea también: El hombre que no se baña baña hace 60 años

En ese video se ve cómo Friede se deja morder de una mamba negra y luego una taipán (u oxyuranus), dos de las serpientes más mortíferas del planeta.

Pero Tim no lleva al límite su cuerpo para demostrar hombría o algo parecido, lo hace para tratar de encontrar una vacuna contra las picaduras mortales de las serpientes. “No voy a dejar de hacer esto hasta que la vacuna esté en desarrollo, o moriré”, dice.

Friede trabaja de la mano del microbiólogo, Brian Hanley de la Universidad de California en Davis. “Discutir con Tim los resultados es como discutir con el cielo sobre si está azul”, dice Hanley en el video. “Aún requiere de trabajo, pero esto es real y se ajusta con lo que sabemos acerca de la inmunología. No hay conflicto alguno aquí”, dice el científico.

Si su trabajo llega a tener éxito, Tim Friede quedará en la historia. Sin embargo, estar comprometido con la ciencia le ha traído problemas familiares.  Su esposa se divorció de él en octubre después de haber estado casados 20 años. “Los niños y yo nunca fuimos su prioridad. A veces ni siquiera estuvimos en segundo lugar. Tiene una historia de amor con sus animales”.

El trabajo de este científico empírico es cuestionado por la comunidad científica. “Su actitud despreocupada lleva a muchos por el camino equivocado”, dicen. Él hace caso omiso de los ‘enemigos’, reseña Discover Magazine.

Sus críticos, según reseña el portal especializado, consideran que “los beneficios potenciales de la auto inmunización son muy inferiores a los riesgos, que incluyen alergia, infección, daño tisular, insuficiencia orgánica y, por supuesto, la muerte”.