Costa Atlántica, la región donde más ponen a trabajar a los niños

Costa Atlántica, la región donde más ponen a trabajar a los niños

10 de Noviembre del 2015

Actualmente en el país hay 1’039.000 niños trabajando, el 99 por ciento de manera informal y la mayoría de forma ilegal, por razones sociales, culturales y económicas. Esta es la conclusión a la que llegó el Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, quien hizo un estudio sobre el trabajo infantil en Colombia.

También lea, En estas regiones debería pensarlo dos veces antes de tomar agua del grifo.

KienyKe.com habló con Iván Daniel Jaramillo, uno de los investigadores del observatorio, quien reveló además que más del 60 por ciento del trabajo infantil se concentra en la Costa Atlántica, especialmente en los departamentos de Córdoba, con el 40%; César, con el 20% y Bolívar, con el 6,7%. Le siguen en su orden Norte de Santander, Tolima, Atlántico, Bogotá, Antioquia, Valle del Cauca, Caldas, Nariño y Boyacá.

Jaramillo explicó que este fenómeno se debe a razones culturales, sociales y económicas. “El problema de fondo es económico, social y cultural, lo que quiere decir que en determinadas regiones el tema del trabajo infantil hace parte de la formación del niño. Esto deriva en pobreza estructural, porque si los niños no tienen acceso al proceso educativo, no van a tener formación superior, por lo que competitivamente no van a poder acceder a los trabajos mejor remunerados, lo que va consolidar la pobreza.

(…) Si en Colombia el 85 por ciento de la población gana menos de dos salarios mínimos, hay familias que involucran a los niños en el proceso productivo de aportar al hogar un ingreso. A nivel cultural existe la percepción que vale la pena que los niños empiecen a trabajar como parte de su formación y es una práctica que se ha transmitido por varias generaciones”.

Trabajo infantil info 1-13

Según el informe de la Universidad del Rosario, “del total de niños que actualmente son obligados a trabajar, 577 mil trabajan en centros urbanos, y 462 mil en zonas rurales.  “Los niños son más visibles en cuanto a trabajo infantil se trata frente a las niñas. Esto puede obedecer a que las niñas podrán también ser explotadas pero desde su propio hogar, obligándolas a ejercer cualquier tipo de labores domésticas y, por tanto, gozar de menos visibilidad”.

Jaramillo explicó que el trabajo infantil femenino se concentra en el servicio doméstico y le sigue las confecciones en maquila y manufactura, mientras que los niños varones los ponen a trabajar principalmente en la construcción y en las minas, que están abiertamente prohibidas para ellos por la ley.

“La mayoría de estos niños trabajan en la informalidad, porque para poder trabajar en la formalidad los menores requieren una autorización del inspector de trabajo, siempre que supere los quince años, por lo que en la actualidad ninguno de los niños que trabaja tiene las prestaciones laborales exigidas por la ley. Los menores de quince años sólo pueden realizar actividades lúdicas y culturales”.

El investigador resaltó que “del total de los menores que trabajan actualmente en el país, de enero a julio de este año, hay 1.921 niños trabajando con la autorización del Ministerio de Trabajo, entidad que debe hacer un acompañamiento para vigilar que ellos tengan una jornada limitada para garantizar su proceso educativo.”

Otro de los datos reveladores es que los niños empiezan a trabajar desde los cinco años. Sin embargo, Iván Daniel afirmó que en octubre, noviembre y diciembre del 2014 se redujo en tres puntos la estadística del trabajo infantil respecto al mismo período del 2013, lo que equivale a 52 niños menos.

Trabajo-Infantil-1

Iván Daniel Jaramillo, investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario.

No obstante, dudó de las encuestas e informes estadísticos sobre el trabajo infantil en el país que ha revelado el Gobierno. “Tengo bastantes reparos por incoherencias, pues por ejemplo una de las preguntas frecuentes hecha es si usted la última semana ha buscado trabajo, y si responde que no, la encuesta deduce que usted no está interesado en buscar trabajo, por lo que está enfocada en mostrar resultados no tan alarmantes”.

Frente a las medidas que ha tomado el Gobierno para acabar con la explotación infantil, Iván Daniel Jaramillo aseguró que el Ministerio de Trabajo y el Icbf han promovido la vigilancia y control de las regiones que se han declarado como prioritarias para restringir el trabajo infantil. “Además están aumentando el número de inspectores de trabajo para que haya más vigilancia y control, aunque las amonestaciones se ha demostrado que no tienen un efecto correctivo, por lo que hay que hacer todo un ejercicio de promoción de los derechos de los niños”.