‘Trompetas del Apocalipsis’: esto dice la ciencia

‘Trompetas del Apocalipsis’: esto dice la ciencia

5 de Abril del 2017

Eran como los sonidos de un motor, como un avión sobrevolando su casa a una mínima distancia. Un ruido estrepitoso en el cielo que se prolongó por alrededor de 15 minutos en los oídos de él. No era una aeronave ni un vehículo. Afuera no había nada más que la oscuridad de esa noche.

“Estoy bastante desesperado. Llevo varias semanas sin poder dormir. Oigo un ruido que no me deja pegar ni un ojo (…) por la noche suele reinar la calma, hasta que comienzo a oír un molesto ruido –similar al ronroneo de un coche delante de una venta y con un tono extremadamente grave-. Durante algún tiempo pensé que era invención mía pero también está descartada esa posibilidad; mi mujer también lo escucha. He probado dormir con tapones de goma pero me provocan justo el efecto contrario, es decir, lo oigo todavía con mayor intensidad”, relata el hombre en un blog.

El de él es uno de los cientos de testimonios que existen sobre un supuesto fenómeno que ha sido reportado desde hace años alrededor del mundo. Desde México, Chile, Inglaterra, Estados Unidos, Canadá, Argentina, Escocia y otros países se reporta lo que para muchos es un hecho paranormal.

‘Trompetas del Apocalipsis’ y ‘The Hum’ en el cielo

En Colombia la situación se ha presentado en varias regiones. Uno de los casos más recientes ocurrió a mediados de 2016, en el Valle del Cauca. Ese día, varios pobladores usaron sus celulares para captar los crujidos que aparentemente provenían del cielo. Las supuestas razones aparecieron de inmediato: visitas de Ovnis y el comienzo del Apocalipsis. 

¿Especulaciones? Para los creyentes, no es nada paranormal, son sucesos escritos en las páginas de la Biblia que relatan las catástrofes que pasan en la Tierra y que son anunciadas por las “siete trompetas”.

“Los siete ángeles que tenían las siete trompetas se dispusieron a tocarlas. El primer ángel tocó la trompeta, y hubo granizo y fuego mezclados con sangre, que fueron lanzados sobre la tierra; y la tercera parte de los árboles se quemó, y se quemó toda la hierba verde”, Apocalipsis 8:6-12.

Así lo cree el parapsicólogo y clarividente Xavier Piñeros, quien explica a este medio que de esta manera los ángeles podrían anunciar un cambio. “La muerte, algo a nivel físico o cierto punto en el que uno está fallando”, precisa.

Aunque sostiene que ha conocido de casos, en especial en Europa, afirma que puede ser el anuncio de una catástrofe, aclara que ni la ciencia ni lo paranormal han logrado comprobarlo.

Hay quienes lo toman por otra vía y se refieren a ‘The Hum’ (el zumbido, como se conoce en español), que perturba la mente y que según un estudio adelantado en 2003 por el especialista en acústica Geoff Leventhall de Inglaterra, es escuchado solo por el 2% de la población.

Lo que dice la física sobre los misteriosos sonidos

Pero más allá de los “miedos apocalípticos”, puede existir una explicación relacionada con la física. Los científicos dicen que esos sonidos que aparentemente provienen del cielo se deben a las ondas acústico-gravitacionales, producidas por las enormes llamaradas solares, que por la gravedad, se dirigen a la tierra, y al chocar con la atmósfera producen ese particular sonido que usted puede haber escuchado alguna vez.

Elchin Khalilov, experto en geofísica, explicó que “hemos analizado los registros de estos sonidos y descubrimos que la mayor parte de su espectro se encuentra dentro del rango del infrasonido, es decir, que no es audible para los seres humanos. Lo que la gente escucha es sólo una pequeña fracción de la potencia real de estos sonidos. En geofísica, se les llama ondas de gravedad acústica; se forman en la atmósfera superior, en el límite entre la atmósfera y la ionosfera, en particular”.

A pesar de las grabaciones difundidas en la red y de las motivaciones religiosas y físicas, en la actualidad no existen explicaciones certeras de las razones y los efectos de este fenómeno en el firmamento.

“Se dice que son las puertas del cielo o del infierno. A nivel científico no está comprobado que tenga que ver exactamente con un sonido. Afortunado quien tiene la oportunidad de grabarlo, porque tiene la claridad del asunto”, añade el parapsicólogo Piñeros.

En ese orden de ideas, el profesor Mario Armando Higuera, miembro del Observatorio Astronómico de la Universidad Nacional, indica que para dar explicaciones sobre este asunto, primero habría que revisar las condiciones en las que se presenta.

“Pueden ser muchas cosas, habría que ir a la fuente para ver de qué se trata. Es necesario saber dónde se registra, a qué hora y cómo sucede antes de decir algo coherente”.

A su turno, Piñeros concluye: “Esa es la tarea del ser humano, tratar de verificarlo.  Cada quien toma la información y saca sus propias concluisiones”.