El agujero negro más grande del universo

El agujero negro más grande del universo

17 de mayo del 2018

Un enorme agujero negro ha sido encontrado por la Australian National University (ANU). El agujero negro supermasivo ha sido descrito como un “monstruo que devora una masa del tamaño del Sol cada dos días”.

Se estima que este agujero negro es del tamaño de unos 20 mil millones de soles con una tasa de crecimiento del uno por ciento cada millón de años y que tiene una gran capacidad de expansión.

Los agujeros negros se forman tras la colisión de dos galaxias, según se ha podido comprobar anteriormente con el telescopio espacial Hubble.

“Este agujero negro está creciendo tan rápidamente que es miles de veces más brillante que una galaxia entera, debido a todos los gases que absorbe continuamente, que causan mucha fricción y calor”, dijo Christian Wolf, de la Escuela de Astronomía de Investigación y Astrofísica de la ANU.

“Si tuviéramos este monstruo asentado en el centro de nuestra Vía Láctea, parecería 10 veces más brillante que una luna llena. Parecería una estrella increíblemente brillante que casi eliminaría a todas las estrellas en el cielo”, explicó.

El agujero negro súper masivo llamado cuásar -el astro más luminoso del Universo- emite energía, principalmente luz ultravioleta, pero también rayos X. “De nuevo: si este monstruo estuviera en el centro de la Vía Láctea, probablemente haría imposible la vida en la Tierra con las enormes cantidades de rayos X que emanan de ella”, señala.

El agujero negro fue detectado por el telescopio SkyMapper en el observatorio de resorte de SUN de ANU, por medio de una luz en el infrarrojo cercano, porque las ondas de luz se habían desplazado hacia el rojo durante los miles de millones de años luz que la separan de la Tierra.

Después el satélite Gaia de la Agencia Espacial Europea confirmó que se trataba de un cuásar. Todavía es un misterio para los astrónomos saber cómo este agujero negro creció tanto y tan rápido, pero Wolf cree que estos fenómenos pueden usarse como balizas para ver y estudiar las primeras galaxias que se formaron en el cosmos.

Estos agujeros negros grandes y de rápido crecimiento son extremadamente raros, pero lo que nunca se había observado antes es que se expandieran tan rápido.